Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La Cúrcuma disminuye la inflamación y mejora el dolor

Los cambios de temperatura afectan a las articulaciones que sufren más cuando llega el frío ya que, al producir la contracción de los vasos sanguíneos, impide que la sangre llegue correctamente a músculos y también articulaciones. Además, el frio disminuye la flexibilidad de los ligamentos por lo que las probabilidades de sufrir molestias al practicar deporte aumentan.

La planta medicinal más estudiada en los últimos años por sus propiedades antiinflamatorias es la Cúrcuma. Un estudio que acaba de publicarse confirma su efecto a diferentes dosis sobre las articulaciones. Se estudiaron 150 pacientes durante 90 días y se confirmó la disminución de la inflamación (por análisis en sangre de los marcadores de la inflamación) y la mejoría del dolor.

¡Nombramos a la Cúrcuma la planta del mes!

Nutriguia, Noviembre 2019

Libros

Vuelve la Agenda Gourmet Solidaria

La editorial Oberon y el blog gastronómico Gourmet Like Me publican la ‘Agenda Gourmet 2020’ en colaboración con grandes chefs.

Estrellas Michelin como Martín Berasategui, Elena Arzak, Diego Guerrero, Susi Díaz, Mario Sandoval o Paco Roncero dan su apoyo a esta interesante iniciativa.

Sebastian Simon, autor del blog gastronómico Gourmet Like Me acaba de publicar un libro diferente y con algunas peculiaridades muy interesantes, la Agenda Gourmet 2020, editada por Oberon (Grupo Anaya). Esta agenda gastronómica para el año 2020 está repleta, a lo largo de sus páginas, de deliciosos contenidos y, además, con un fin solidario porque el 50% de los derechos será destinado a Acción Contra El Hambre, una organización sin ánimo de lucro que lucha contra las causas y los efectos del hambre.

“Con esta agenda vuelven las buenas costumbres y la conciencia social”, comenta la chef Begoña Rodrigo, quien ya apoyó la iniciativa en su anterior edición. Pero no solo ella, porque muchos otros chefs del país, han respaldado la iniciativa, como Martín Berasategui, Elena Arzak, Susi Díaz, Diego Guerrero, Mario Sandoval, Paco Roncero, Rodrigo de la Calle y Paco Morales.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

	

El consumo de ajo no reduce de forma significativa el colesterol "malo", según un estudio

Consumer.es, 27 de Febrero de 2007

El ajo, ni crudo ni en los suplementos alimenticios de venta en tiendas, reduce de manera significativa el colesterol conocido como malo (lipoproteínas de baja densidad, LDB), según un estudio de seis meses de duración dirigido por Christopher Gardner, de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford, en California, y que ahora se publica en la revista "Annals of Internal Medicine". Los fabricantes y vendedores de píldoras han estado promoviendo el ajo durante décadas como un método eficaz para la reducción del LDB.

"Las píldoras de ajo, muchas de las cuales buscan combinar los beneficios del ajo crudo con una presentación más suave para el paladar, se promueven como agentes que reducen el colesterol, y se cuentan entre los productos de herbolario más vendidos", según este trabajo. La trituración de los dientes de ajo inicia la formación de un compuesto llamado alicina, que en pruebas de laboratorio ha mostrado que impide la formación de colesterol. Sin embargo, las pruebas clínicas del ajo como agente reductor del colesterol en humanos no han dado los resultados que se publicitan.

La prueba se llevó a cabo con 192 adultos, de edades de 30 a 65 años, con niveles moderadamente altos de LDB (de 130 a 190 miligramos por decilitro). A 49 participantes se les asignó, al azar, una dosis de ajo crudo. Además, 47 tomaron ajo en polvo y 48 tomaron otro suplemento de ajo, mientras que los 48 restantes tomaron un placebo. La cantidad de ajo consumido en los tres grupos que recibieron ajo fue equivalente a un diente de ajo por día, seis días por semana. El artículo señala que en los análisis no se detectaron efectos estadísticamente significativos de las tres formas de ajo sobre las concentraciones de LDB.