La dieta mediterránea aspira a ser Patrimonio de la Humanidad


Los Tiempos.com, 1 de Octubre de 2006

Las consejerías de Salud y Agricultura, con el apoyo del Gobierno español, han iniciado el proceso de inclusión de la dieta mediterránea en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que ampara la Unesco, organismo que respalda la cultura y la educación en las Naciones Unidas.

El objetivo de esta iniciativa es preservar los valores nutricionales de dicho patrón dietético y frenar la tendencia hacia la obesidad y la malnutrición que se ha iniciado en los países del área mediterránea.

En junio, el director general de la Unesco, Koïchiro Matsuura, puso la primera piedra de esta idea, al afirmar que la dieta mediterránea «debería estar incluida» en el patrimonio inmaterial de la humanidad. Matsuura animó a las instituciones a impulsar esa petición.

De alcanzarse este objetivo, la Dieta Mediterránea pasaría a ser un objeto de protección intocable, tanto como lo son las pirámides de Egipto, el centro histórico de Viena (Austria) o el Parque Güell.

Este modelo dietético, renombrado en los cinco continentes y tradicional en la cocina española, es actualmente más un propósito que una realidad en la mayoría de mesas mediterráneas.

  • Abundancia: El modelo dietético del Mediterráneo defiende un patrón nutricional en el que se consumen a diario las frutas y verduras frescas y de temporada, las legumbres, el pescado poco graso y el aceite de oliva.
  • Restricciones: Recomienda que la carne roja se tome con menor frecuencia, al igual que los huevos, los quesos y la leche. Embutidos, pasteles, chocolates y dulces quedan relegados a un consumo esporádico. Abundan más los guisos que los fritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *