Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Vitamina E Oil Eden´s Semilla, piel, pelo y uñas perfectos

¿Buscas un producto todoterrero, con el que nutrir tu piel y a la vez dar fuerza y vigor a tu cabello y uñas? Lo has encontrado ya, no busques más, se trata del nuevo Aceite con Vitamina E de Eden´s Semilla... Confía en lo natural, porque lograrás tus objetivos sin agresiones ni compuestos extraños.

Me encantan los aceites de belleza, son lo último... bueno vienen siendo lo último desde hace ya un tiempo. Sí lo confieso, a mi me gusta probarlos y en esta sección os he ido presentando muchos, algunos con ingredientes de la uva, otros con especiales propiedades cicatrizantes... El último que he comprado en Amazon.es es este, un producto 100 por cien natural, con vitamina E.

  • Protección antioxidante
  • No engrasa
  • Fácil absorción
  • Hidrata & Nutre

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Floridita, un pedazo de Cuba en Madrid

Floridita es el nombre del mítico local de la Habana Vieja que se convirtió en un auténtico centro de reunión de todos los visitantes que recalaban en Cuba desde finales del siglo XIX. Fruto de este ir y venir de intelectuales, músicos, actores y políticos se fue fraguando Floridita, un espacio único que han hecho mundialmente famoso personalidades como Ernest Hemingway, Spencer Tracy o Ava Gardner y que, en la actualidad se está implantando de forma selecta en contadas ciudades europeas (Londres, Dublín, Moscú y Madrid, de momento)

Desde el momento en el que uno entra por la puerta, se ve envuelto por una atmósfera única que invita a disfrutar, con todos los sentidos, de una Cuba idílica a través de sus cuatro pilares: la inimitable coctelería, el savoir faire de los maestros torcedores cubanos que surten de auténticos puros habanos a La Casa del Habano, la música cubana diaria en directo y, por supuesto, a través de su sofisticada gastronomía, que puede disfrutarse tanto a mediodía como por la noche.

Floridita representa un oasis en medio de la ciudad, un espacio en el que disfrutar, sin prisa, de los auténticos placeres de la vida y que tiene su máxima expresión en su restaurante, de cocina internacional de influencia caribeña dirigida por su reputado chef, René Brack.

Es especialmente llamativo el Menú Hemingway: que basándose en las comidas originales de esa época, pero con un twist moderno, este menú representa una oportunidad ideal para sumergirse en la Cuba de comienzos de siglo y degustar una selección de la cocina cubana más sofisticada.

Floridita Madrid

Floridita y Casa del Habano, que han abierto al público a principios de año, cuentan con capacidad para alrededor de 200 personas que podrán disfrutar de 300m2 distribuidos en varias áreas: el bar clásico, igual al del Floridita de La Habana, el restaurante Constantinos (nombrado así por Constante Rivailagua, el inventor del daiquiri en 1932), La Casa del Habano: tienda, boutique y bar de puros, un escenario con música en vivo y pista de baile. Todo ello con una decoración inspirada en el Floridita original de La Habana, aunque con un toque más moderno y cosmopolita similar al de la sede de Londres

Un poco de historia

Fundado a finales del siglo XIX, este mítico local tiene en su haber una rica y colorida historia que se remonta a la época en la que La Habana era una ciudad de poco más de 84.000 habitantes protegida por una muralla del constante asedio de piratas y corsarios. Esta muralla defensiva contaba con varios accesos principales por los que entraban las mercancías, entre los que destacaba la Puerta de Montserrat, con entrada por la calle del Obispo.

Fue en esa época en la que el hielo llegó por primera vez a La Habana. Aunque en un primer momento se tomó en consideración por sus beneficios médicos, pronto se comenzó a usar para la que, posteriormente, sería su principal aplicación: el enfriamiento de bebidas para combatir el calor húmedo del clima tropical.

En esa misma esquina por la que entraban las mercancías y por ende el hielo, se erigió un establecimiento que pretendía aplacar la sed de sus transeúntes con zumos de frutas, batidos y otras bebidas con alcohol, todas ellas bien refrigeradas. Poco a poco fueron combinándose hasta convertirse en los antecedentes de los clásicos cócteles internacionales, basados en las mezclas básicas de ron, ginebra, vermouth o coñac. Este establecimiento, bautizado en sus inicios como La Piña de Plata, pasó a llamarse Floridita, debido al cada vez mayor número de visitantes de Estados Unidos que atravesaban la península de Floridita.

De creciente éxito, hacia 1910 incorporó un área de restaurante liderada por el chef francés Lapont y poco después un inmigrante español conocido como “El Constante” llegó al establecimiento para hacerse cargo de su barra. Debido a su gran profesionalidad, dedicación y creatividad en la preparación de cócteles, pronto convirtió El Floridita en la catedral de estos combinados, especialmente del Daiquiri, y, con el paso del tiempo y el trabajo conjunto de todos sus encargados, en el local más famoso de La Habana y uno de los más célebres del mundo.

En 1953, Esquire Magazine lo eligió uno de los mejores siete bares del mundo y comenzó a ser visita obligada de los personajes más distinguidos que iban a La Habana, ya fueran artistas como políticos o invitados oficiales gubernamentales. En su barra se acodaron personajes tan célebres como el premio Nobel Ernest Hemingway, quien lo consideraba su rincón predilecto de la Isla. El Floridita y su Daiquiri han sido inmortalizados en la literatura en numerosas ocasiones, aunque quizás la mejor descripción de su alma fue realizada por el propio Hemingway en “Islands in the Stream”.

Su decoración de estilo British Regency, su cuidadosa carpintería, las fantásticas lámparas que iluminan su interior y las pinturas de sus paredes realizan un guiño a la mágica década de los 50 que, aún hoy, y a pesar de alguna remodelación, conservan el sabor de la verdadera Cuba cálida, culta, acogedora y más sofisticada.

Clientes Célebres

Tanto en su central de La Habana Vieja, como en su sede de Londres, El Floridita recibe habitualmente a personajes célebres de muy distintos ámbitos: la nobleza, la literatura, el cine, la moda o el espectáculo, de entre los que destacan: Los Duques de Windsor, Gene Tunney, Jean-Paul Sartre, Gary Cooper, Luis Miguel Dominguín, Tennessee Williams, Charles Scribner, Spencer Tracey, Rocky Marciano, Ava Gardner, Samuel Eliot Morison, Buck Lanham, Herber Matthews. Y más recientemente, Paco Rabanne, Joaquín Sabina, Pablo Milanés, Alicia Alonso, Silvio Rodríguez, Javier Sotomayor, Naomi Campbell, Kate Moss, Matt Dillon, Danny Glover, Jack Nicholson, Giorgio Armani, Gianni Mina, Jean Michel Jarre, Fito Páez, Will Young, Will Smith, Jay Kay, David Schwimmer, Bob Hoskins, George Clooney, Judi Dench, Patrick Swayze o Rachel Stevens.

Floridita Madrid

  • Dirección C/ Diego de León, 3 28006 – Madrid
  • Teléfono 91 5632518
  • Horarios
    • Floridita: De lunes a viernes de 13,00h a 02.00h, Viernes y Sábado de 19.00h a 03.30h, Domingo: cerrado
    • Casa del Habano: De lunes a jueves de 12.00h a 02,00h, Viernes y Sábado de 12.00h a 03.30h

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.