Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Gripes y resfriados… otra vez: Arkofluido Echinacea Própolis y Arkocápsulas Echinacea

Según datos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el 80% de patologías como la gripe y los resfriados se contagian a través del contacto con las manos. Los virus pueden llegar a sobrevivir 18 horas en superficies inertes, como por ejemplo billetes y monedas, grifos, esponjas, etc. El problema es que estos objetos no se desinfectan y se comparten con otras personas, por lo que se propagan infecciones de forma fácil. ¿Entiendes por qué se contagian tanto?

Para evitar la transmisión hay que lavarse las manos regularmente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al toser o estornudar.

Curso de cocina para novatos

De principiante a aficionado sin complejos

Comprar el libro Comprar el libro

Nueva edición, revisada y actualizada de un manual de cocina imprescindible tanto para amantes de la gastronomía como para principiantes.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Pastel de puerros con bechamel

Ingredientes: 8 puerros, 2 láminas de hojaldre, 100 g de harina, 100 g de mantequilla light, 1 l de leche desnatada, 10 g de sal, 1 huevo batido.

Preparación:

  1. Trocear el puerro ya limpio (lavado y sin los extremos) y cocerlo en abundante agua con sal unos 15 minutos o bien trocear fino, una vez lavado ys seco, picar fino y rehogar en una sartén antiadherente con un poco de aceite. Escurrir el puerro y mezclarlo con una bechamel que habremos preparado previamente (también puede ser de brick) calentando la mantequilla en la sartén y dorando la harina; después se añade poco a poco la leche y se remueve con una cuchara de madera hasta que resulta fina y sin grumos.
  2. Cubrir la base del molde refractario con una lámina de hojaldre estirado. Seguidamente echar la mezcla de puerro y bechamel en el molde y finalmente cubrir con la otra lámina de hojaldre. Pintar el hojaldre con el huevo batido con ayuda de una brocha de cocina y hornear hasta que esté dorado. Pinchar antes de hornear para que el hojaldre no se suba, con un tenedor, por toda la superficie.
  3. Presentar el hojaldre sobre una base fina de nata líquida reducida al fuego con puerro picado muy fino y rehogado, batida con la batidora hasta que resulte muy fina.

Consejo final: Podemos hacerlo en un molde grande, o bien dividir el hojaldre y el relleno entre varios moldes individuales o de dos raciones, como en los de la fotografía.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.