Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Bálsamo para después del champú al extracto esencial de olivo

¿Cabello sin densidad, sin cuerpo? Hoy en Nutriguia.com te presentamos la solución para regenerar tu cabello. Toma nota.

Los Laboratorios Klorane seleccionan el extracto esencial de olivo por sus propiedades anti-edad, principio activo patentado. Este extracto aumenta el grosor de la fibra capilar y revitaliza el cuero cabelludo y el cabello, gracias a su agua activa, extraída de la carne de la oliva y separada del aceite, que ofrece un concentrado de polifenoles, azúcares, vitaminas y minerales.

Relacionados

Cocina con Aina y conviértete en un superchef

Comprar el libro Comprar el libro

Un libro que te ayudará a perder el miedo a los fogones, escrito por la popular finalista del concurso MásterChef Junior Aina Roglan, con prólogo de Jordi Cruz.

Este libro va dirigido a todas aquellas personas, tanto niños como adultos, que no saben cocinar, aquellas que empiezan desde cero o bien que saben muy poquito. Con él perderán el miedo a los fogones y aprenderán a comprar un producto, manipularlo como es debido y sacar un plato para dejar a todo el mundo boquiabierto. Pasarán un buen rato con la familia y los amigos y desconectarán de todo.

Publicado por Now Books y lleno de fotografías, el libro va dirigido a principiantes de todas las edades. En sus páginas desvela las claves para dominar la cocina: cómo cortar el pollo, la carne y el pescado, hacer un buen caldo o un fumet, sofrito, salsas, majados, qué herramientas necesitamos, y recetas básicas y con su sello personal, como Gazpacho de remolacha, Ensalada de lentejas y cuscús, Lasaña de verduras, Mi puré de calabaza (con un toque de curry), Bacalao con samf-Aina, Suquet de rape, Fricandó de ternera (su plato favorito), Rossejat de fideos, Tartar de salmón, Lomo a la sal con puré de manzana... Y por último deliciosos postres como Coulant de chocolate, Torrijas, Mini magdalenas, Tarta de Santiago o el Bicocho a mi manera.

“En tus manos tienes un libro escrito con el corazón y cocinado desde la pasión y la tenacidad infinitas que caracterizan a esta joven cocinera. Un libro que puede hacer mucho por ti si tú pones el esfuerzo y la energía necesarios”

Jordi Cruz, Chef del restaurante ABaC, jurado de MasterChef

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

La dieta de los cavernícolas gana adeptos en EEUU

  • ¿Podría la dieta del Paleolítico solucionar los problemas de nutrición actuales? El menú de los cavernícolas, de mucha carne y pocos granos, gana cada vez más adeptos en Estados Unidos como posible remedio para la obesidad, la diabetes y muchos trastornos coronarios

Agencias, AFP-WASHINGTON, Septiembre 2011

La dieta de la Edad de Piedra cuenta con el respaldo de algunos académicos y gurús del buen estado físico y ha ganado algunos elogios entre investigadores médicos en Estados Unidos, a pesar de ir en contra de la mayoría de las recomendaciones nutricionales y de las directrices gubernamentales.

Loren Cordain, profesor de salud y ciencias del ejercicio en la universidad estatal de Colorado, cree que millones de personas en Estados Unidos y otros países siguen la dieta paleolítica, basado en las ventas de sus libros y de las tendencias en internet.

"Era una idea rara hace 10 años, y en los últimos dos o tres años se ha vuelto conocida en todo el mundo", dijo a la AFP Cordain, uno de los académicos destacados que la respaldan. "Hay por lo menos media docena de libros en la lista de 'bestsellers' que promueven esta dieta", agregó.

La base fundamental de esa forma de alimentarse es la creencia de que el 'homo sapiens' evolucionó hacia el humano moderno con una dieta de caza y recolección que promovió la función cerebral y la salud en general.

Los partidarios de este régimen afirman que el genoma humano se ha mantenido esencialmente inalterado desde el final de la era paleolítica, hace 10.000 años, después de haber evolucionado durante millones de años.

" Es obvio que uno no puede darle de comer carne de un caballo, no se puede alimentar con heno a un gato. La razón es que sus genes se formaron en diferentes nichos ecológicos", explicó Cordain.

El especialista dijo que las investigaciones de expertos probaron que la dieta paleolítica es mejor que la mediterránea, las recomendaciones oficiales y los regímenes destinados a controlar la diabetes del adulto (diabetes tipo 2).

Un estudio publicado en la revista Journal of Diabetes Science and Technology mostró que el menú paleolítico "mejoraba el control glicémico y varios factores de riesgo cardiovascular en comparación con la dieta para la diabetes".

Un estudio sueco divulgado por la revista Nutrition and Metabolism concluyó que el régimen alimenticio de la Edad de Piedra "es más saciante por caloría que la dieta de estilo mediterráneo", por lo cual podría ser considerada en la lucha contra la obesidad.

Alimentos altamente energéticos con el menor costo de energía

Algunos aspectos de la dieta paleolítica son ampliamente aceptados, como evitar almidones y azúcares refinados en favor de frutas frescas, frutos secos y verduras. La controversia surge de la eliminación de la mayoría de los cereales, las legumbres y los productos lácteos, basándose sobre todo en la carne, el pescado y los huevos.

La dieta de los cavernícolas tiene devotos seguidores, quienes aseguran que mejora el estado físico y la longevidad.

Uno de ellos es Arthur de Vany, un ex profesor de economía de 74 años autor del libro 'The new evolution diet: what our paleolithic ancestors can teach us about weight loss, fitness, and aging" ('La dieta de la Nueva Evolución: lo que nuestros antepasados del Paleolítico nos pueden enseñar sobre la pérdida de peso, el buen estado físico y el envejecimiento'), publicado en 2010.

"Nuestros ancestros prehistóricos recolectaban alimentos altamente energéticos (es decir, con muchas calorías y ricos en grasas) que se podían obtener con el menor costo de energía", señala de Vany en su libro.

"Empezamos a engordar y a desarrollar nuevas enfermedades una vez que dejamos de ser cazadores-recolectores y nos convertimos en agricultores, o más específicamente, una vez que comenzamos a comer los alimentos que cultivamos en lugar recolectar comida".

Sin embargo, una encuesta de nutricionistas de US News ubicó la dieta paleolítica en el último lugar entre 20 opciones posibles, muy por debajo de la dieta mediterránea, la vegetariana o la de la empresa para bajar de peso Weight Watchers.

Señaló que el régimen de la Edad de Piedra propone más proteínas y grasa de lo recomendado. "A pesar del admirable énfasis en las verduras y la carne magra, los expertos no pueden obviar el hecho de que la dieta paleolítica excluye grupos enteros de alimentos, como los lácteos y los granos", indicó US News.

Marion Nestle, profesora de nutrición, estudios alimentarios y salud pública en la Universidad de Nueva York, dijo a la AFP que la dieta paleolítica "no sería apropiada para el estilo de vida sedentario actual". Nestle y otros colegas tampoco están de acuerdo con algunas de las reclamaciones históricas de los defensores de la dieta de los cavernícolas. "La afirmación de que la mitad de las calorías en la dieta del Paleolítico proviene de la carne es difícil de confirmar", asegura.

En un trabajo de investigación, Nestle afirmó que la esperanza de vida de los hombres en la Edad de Piedra era de alrededor de 25 años "lo que sugiere que la dieta del Paleolítico, entre otras condiciones de vida, debe haber sido bastante menos que ideal".

Cordain sostiene, sin embargo, que existen sociedades modernas de cazadores-recolectores donde esta teoría puede ponerse a prueba. En estas sociedades, "las personas mayores han demostrado generalmente no tener señales o síntomas de enfermedades crónicas (obesidad, alta presión arterial, altos niveles de colesterol) que universalmente aquejan a los ancianos en las sociedades occidentales", manifestó en su blog. "Cuando estas personas adoptan la dieta occidental, su salud se deteriora y comienzan a presentar señales y síntomas de 'enfermedades de la civilización'", advirtió.

Cordain reconoció que, por la forma en que la sociedad ha evolucionado, no es práctico que el mundo se alimente con una dieta cavernícola, porque muchas sociedades se han vuelto dependientes de los cereales.

Pero aseguró que puede ser utilizada con éxito en muchos países occidentales y argumentó que, a pesar de las bromas sobre la Edad de Piedra, los nutricionistas terminarán llegando a sus mismas conclusiones. "Esto no es un capricho, esto no es Pedro Picapiedra, ésta es la onda del futuro", vaticinó.

Autor: Rob Lever

Comentarios de los visitantes