Virtudes del CBD ¿Las conoces?


De entre toda la maraña de productos con los que nos bombardean a diario, hay uno que asoma la cabeza y que genera una buena cantidad de beneficios en nuestro organismo. Se trata del CBD.

Aunque lo más acertado es decir que el CBD (cannabidiol) no es un producto en sí mismo, sino una sustancia a partir de la que se elaboran una serie de artículos que poseen ciertas cualidades terapéuticas.

Si buscas CBD comprar online es una buena opción; sin embargo, cada vez es más habitual encontrar tiendas físicas presentes en ciertas ciudades.

Las múltiples propiedades del CBD

El CBD tiene muchas virtudes que nos ayudan en nuestro día a día:

  • Analgésico: una de sus principales beneficios es la capacidad que tiene para reducir y eliminar el dolor producido por diferentes tipos de patologías y contusiones. Su efecto calmante es un gran alivio a aquellos que sufren dolores crónicos.
  • Anticonvulsionante: el CBD reduce las convulsiones propias de enfermedades tales como la epilepsia.
  • Ansiolítico: funciona a la perfección para levantar el ánimo de los consumidores. Alivia el estrés, que puede ser muy contraproducente para quien lo sufre. Ayuda a, por decirlo de alguna manera, ver la vida de otra forma, a aprender a vivir a otro ritmo y con otras preocupaciones.
  • Antiemético: neutraliza los efectos secundarios que provocan ciertos tratamientos muy agresivos como la quimioterapia o la radioterapia. Corta el malestar y la sensación de náusea provocada por dichos tratamientos.
  • Mejora la salud cardiovascular: el CBD contiene ácidos grasos omega-3 y omega-6, imprescindibles para nuestra vida. Gracias a ellos, reduce el riesgo de los consumidores de sufrir algún tipo de patología coronaria. Ayuda a tener un corazón fuerte y unas arterias en correcto funcionamiento.
  • Antioxidante: la piel es otro de los grandes beneficiados del consumo de CBD, ya que retrasa los efectos del envejecimiento y se ha manifestado como una gran solución a enfermedades relacionadas con la epidermis como, por ejemplo, la psoriasis.

A partir del CBD se crean diferentes productos. El más habitual de todos es el aceite de CBD, que se puede utilizar en la cocina, ya sea para cocinar o para aderezar ensaladas y otros platos. También puedes encontrar cremas de uso tópico, comprimidos como grageas y pastillas… Toda esta variedad de productos derivados del CBD los puedes encontrar en tiendas especializadas como Cibdol.es donde, además, podrán asesorarte y de darte información adicional.

El CBD y el THC no son la misma sustancia

El CBD poco o nada tiene que ver con el famoso THC. Lo único que tienen en común es que las dos sustancias están presentes en la planta del cannabis, aunque los efectos que provocan son muy diferentes.

El THC (tetrahidrocannabinol) es el culpable de que algunas personas vean con recelo una sustancia tan positiva como el CBD, ya que el THC es el fitocannabinoide con principios psicoactivos presente en la marihuana, es decir, es el que provoca el llamado «colocón» en quienes fuman marihuana o la ingieren por otras vías. De manera errónea, una gran parte de la población considera que el THC y el CBD son la misma cosa y generan los mismos efectos. Para nada. El CBD no produce efectos psicoactivos, pero, como ya hemos visto, sí que tiene la capacidad de generar muchos beneficios en nuestro sistema endocannabinoide y, por consiguiente, en nuestro cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *