Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Doris Rodríguez García

Roulada de espinacas con queso

Ingredientes: 1 sobre de salsa bechamel (o un brick), 3 dl de leche, 4 huevos, 50 g de espinacas congeladas y cocidas, escurridas, 1 tarrina de queso fresco para untar, tiritas de ahumados (salmón o palometa) o tronquitos de mar (surimi).

Preparación

  1. Calentar los 3 dl de leche a punto de ebullición, añadir el sobre de bechamel, batir (si utilizamos bechamel de brick nos saltamos lo anterior) y añadir las 4 yemas y a contiinuación las espinacas cocidas muy escurridas.
  2. Montar las claras a punto de nieve y añadirlas a la mezcla anterior, de forma suave y envolvente.
  3. Forrar una bandeja de horno con papel de aluminio engrasado o de horno. Extender la masa anterior y meter a horno precalentado a 180º C durante 12 o 15 minutos.
  4. Sacar, y en caliente, enrollarlo sobre sí mismo (como si fuera un brazo de gitano) y dejar enfriar. Una vez frío, desenrollar y untarlo con el queso junto con el relleno elegido y volver a enrollar.

Relacionados