Agregar huevo a la ensalada aumenta nuestra absorción de compuestos vegetales beneficiosos




Añadir huevos a las ensaladas de vegetales crudos es un método efectivo de mejorar en nuestro cuerpo la absorción de carotenoides, que son nutrientes, solubles en grasas, que ayudan a reducir la inflamación y el estrés oxidativo.

El lípido contenido en el huevo entero (yema y clara) mejora la absorción de carotenoides beneficiosos, como por ejemplo el betacaroteno, la luteína, la zeaxantina y el licopeno (licopina).

NC&T, Junio 2015

Esta es la conclusión a la que ha llegado el equipo de Wayne Campbell, profesor de nutrición en la Universidad Purdue en West Lafayette, Indiana, Estados Unidos.

La mayoría de las personas no comen suficiente verdura en sus dietas, y por ello es importante maximizar la absorción de sus compuestos beneficiosos, sobre todo cuando se opta por aliñar las ensaladas con condimentos pobres en grasas o del todo desprovistos de ella.

La investigación realizada por Campbell, Jung Eun Kim y sus colaboradores ha demostrado que los sujetos de estudio obtuvieron más carotenoides saludables a partir de verdura cuando la ensalada llevaba huevo entero cocido (huevo duro). Todo apunta pues a que el huevo, un alimento rico en nutrientes que contiene aminoácidos esenciales, ácidos grados insaturados y vitaminas B, podría ser utilizado para aumentar el valor nutritivo de los vegetales.

En el estudio, 16 participantes consumieron en momentos diferentes una ensalada de vegetales crudos mezclados y sin huevo, una ensalada con un huevo y medio, y una ensalada con tres huevos. Todas las ensaladas fueron servidas con tres gramos de aceite de canola. La segunda ensalada tenía 75 gramos de huevos completos revueltos. La tercera, 150 gramos. La absorción de carotenoides fue de 3 a 8 veces superior cuando la ensalada incluía tres huevos, en comparación con cuando no llevaba nada de huevo.

En el estudio se utilizaron huevos revueltos para asegurar que los participantes consumieran tanto la clara como la yema.

Fuente: American Journal of Clinical Nutrition

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *