Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven Ultrafrío, gel piernas ligeras, tras el confinamiento

Teletrabajo, falta de actividad física y dieta que favorece la retención de líquidos son las razones por las que después de casi dos meses de confinamiento nuestra circulación venosa se ralentiza y aparecen síntomas molestos como la pesadez de piernas, hinchazón, calambres y también dolores. Esto se debe a que la circulación en los miembros inferiores se ralentiza y aparece esta sintomatología que se va agudizando a lo largo del día y por la noche se hace más evidente.

En la medicina natural encontramos soluciones naturales que mejoran la circulación y, por tanto, alivian notablemente los síntomas. Te recomendamos Vitiven Ultrafrío, un gel de masaje no graso con extractos de Vid Roja, Rusco, Hamamelis y Castaño de Indias que aportan una sensación de frescor y bienestar inmediatos. ¡Funciona!

Relacionados

Libros

Monetizagram

  • Descubre cómo funciona el algoritmo de Instagram y #Monetizatucuenta

Comprar el libro

Instagram se ha convertido en un medio imprescindible para dar visibilidad a pequeños negocios y empresas en todos los sectores y también para los profesionales que ofrecen sus servicios. Pero ¿por qué a unos les funciona y a otros no? ¿Por qué algunas cuentas tienen más seguidores que otras? ¿Cómo puede alguien convertirse en influencer?

Nutriguia, Marzo 2020

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS 

Que Recetas

Manuel Zamora

Reducir la ingesta de carbohidratos no parece influir en la obesidad ni la pérdida de peso

Dos investigaciones internacionales han revelado que una mayor proporción de carbohidratos en la dieta no influye en los niveles de obesidad y reducir su ingesta tampoco influye en la pérdida de peso.

El Economista.es, Marzo 2018

El primero de los estudios, liderado por científicos de la Universidad de KwaZulu-Natal en Durban (Sudáfrica) y publicado en la revista 'BJM Open, pretendía analizar las dietas altas y bajas en carbohidratos con la obesidad, y comprobar la relación que hay entre la ingesta de este nutriente con el aumento de peso.

De este modo, y tras analizar 22 artículos publicados entre enero de 1990 y diciembre de 2016 vieron que las cantidades de carbohidratos ingeridas en las comidas apenas tienen relación con el riesgo de padecer obesidad.

Asimismo otro trabajo de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) ha revelado que tampoco hay un cambio significativo en el peso en función de la ingesta de carbohidratos.

Durante el ensayo clínico, un total de 609 adultos con sobrepeso siguieron dietas bajas en calorías, unas basadas en la reducción de grasas y otras en la reducción de la ingesta de hidratos de carbono, durante un año y no se hallaron diferencias entre ambos grupos.

Por tanto, en el contexto de estos dos enfoques no se pudo identificar qué dieta era la más adecuada para cada individuo en la pérdida de peso, y tampoco se identificaron grupos de personas concretos a los que un tipo de dieta les funcionara mejor que a otros.

Ante estos datos, el catedrático del Área de Tecnología de Alimentos de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, Manuel Gómez Pallarés, destaca que todavía no se ha demostrado que la reducción del porcentaje de energía que consumimos en forma de hidratos de carbono sea una herramienta efectiva para la pérdida de peso.

"En general los investigadores coinciden en que para reducir peso se debe reducir la ingesta calórica, y a ser posible incrementar el gasto de calorías, pero manteniendo la distribución de calorías que se recomienda para las dietas normales, donde los hidratos de carbono deben suponer entre un 50 y 60 por ciento de la ingesta calórica", ha destacado.

Para alcanzar esos porcentajes se recomienda tomar entre cinco y seis raciones diarias de hidratos de carbono y una buena alternativa es hacerlo en forma de pan y cereales, que son parte de la base de la pirámide alimentaria.

Comentarios de los visitantes