Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Nueva línea Cetaphil facial: hidratación y limpieza para todo tipo de pieles/pieles sensibles

Cetaphil, una de las marcas de cuidado de la piel más recomendadas a nivel internacional por dermatólogos1, lanza su gama de hidratación y limpieza facial dirigida a todo tipo de pieles, sobre todo, a pieles sensibles y secas. Compuesta por dos cremas hidratantes, de día y noche, y un limpiador, la nueva línea facial de la marca será la mejor aliada para una rutina de cuidado completa, ayudando a mantener nuestra piel en las mejores condiciones: hidratada, nutrida y luminosa. En Nutriguia.com conocemos bien Cetaphil, y estamos encantados con los nuevos productos que se añaden a esta línea. De ese modo cerramos el círculo de los cuidados diarios.

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

Los expertos aconsejan el balón intragástrico para reducir el riesgo de la cirugía de la obesidad

Bayer Informa, 8 de Marzo de 2006

El balón intragástrico (BIG) es el tratamiento idóneo tanto para pacientes obesos moderados que no responden a una dieta hipocalórica equilibrada, con o sin medicación y también para aquellos con obesidad mórbida, con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40. Según el doctor Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del Hospital Madrid Montepríncipe, "en los pacientes con obesidad mórbida y superobesidad es aconsejable la instalación del balón intragástrico como medida previa a la cirugía, con el fin de reducir riesgos de la intervención quirúrgica, ya que una pérdida de peso de un 10-20% puede reducir las complicaciones postoperatorias".

El doctor López-Nava explica que el balón es el único tratamiento indicado en pacientes obesos con problemas cardiorrespiratorios severos, que no pueden ser operados y que necesitan una pérdida de peso rápida e importante. "De hecho-continúa-, una pérdida de peso de un 10% reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 20%. Por el contrario, un exceso de peso del 40% aumenta dos veces las tasas de mortalidad por enfermedad coronaria y por ictus. La pérdida de peso también se acompaña de una reducción de la mortalidad por cáncer. En cualquier caso, el resultado de esta técnica va a depender en gran medida de las características de cada paciente".

Sensación de saciedad

El BIG es un dispositivo que se introduce en el estómago a través de la endoscopia digestiva y que sirve como coadyuvante a una dieta hipocalórica en el tratamiento de la obesidad como parte de un programa de modificación de la conducta alimentaria. "El balón", explica este experto del Hospital Montepríncipe, "ocupa parcialmente el estómago y los pacientes tienen la sensación de estar saciados cuando van a comer. Además, entre horas y en ayunas ayuda a controlar el impulso de picar porque sienten el estómago lleno. Este sistema está diseñado para facilitar el cumplimiento de una dieta supervisada y un programa de modificación de la alimentación. La ventaja de esta técnica es que se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía ni de anestesia general, por lo que el paciente tras la intervención puede marcharse a su casa sin tener que permanecer ingresado".

Los pacientes que solicitan esta técnica normalmente son personas que ya han intentado antes diferentes métodos para adelgazar, tanto dietéticos como farmacológicos. "Por lo que resulta un tratamiento idóneo para ayudar a aquellos pacientes con dificultad para cumplir una dieta hipocalórica equilibrada", subraya el doctor López-Nava.

Objetivo del tratamiento de la obesidad

El objetivo del tratamiento para la obesidad es conseguir reducir el peso de una forma mantenida entre un 10-15% para disminuir el riesgo cardiovascular y otras enfermedades relacionadas con la obesidad. El primer paso en cualquier tratamiento debe ser una combinación entre dieta hipocalórica, actividad física y modificación de conducta. "Los pacientes seriamente motivados", indica el doctor López-Nava, "que no consiguen perder más de un 5-10% en 3-6 meses, se les recomienda un tratamiento farmacológico. Los obesos mórbidos precisan un enfoque quirúrgico. Sin embargo, existe un grupo intermedio de pacientes que no responden al tratamiento motivacional, ni médico-farmacológico y que todavía no son candidatos a cirugía. Este dispositivo estaría indicado en este grupo de pacientes".

Candidato ideal

Para el doctor López-Nava, si hablamos de candidato ideal para instalar este dispositivo sería sobre todo un paciente motivado, mayor de 18 años, con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30 y 40 o que esté en lista de espera de cirugía; con enfermedades asociadas como pueden ser las articulares, la diabetes, las cardiovasculares, la apnea del sueño y, sobre todo, concienciados para llevar a cabo una serie de cambios en sus hábitos dietéticos y estilo de vida.

En España, más de la mitad de la población (53%) tiene exceso de peso; un 39% tiene sobrepeso (45% de los varones y un 32% de las mujeres) y un 14,5% es obeso (13.3% en varones y 15.7% en mujeres).