Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La Cúrcuma disminuye la inflamación y mejora el dolor

Los cambios de temperatura afectan a las articulaciones que sufren más cuando llega el frío ya que, al producir la contracción de los vasos sanguíneos, impide que la sangre llegue correctamente a músculos y también articulaciones. Además, el frio disminuye la flexibilidad de los ligamentos por lo que las probabilidades de sufrir molestias al practicar deporte aumentan.

La planta medicinal más estudiada en los últimos años por sus propiedades antiinflamatorias es la Cúrcuma. Un estudio que acaba de publicarse confirma su efecto a diferentes dosis sobre las articulaciones. Se estudiaron 150 pacientes durante 90 días y se confirmó la disminución de la inflamación (por análisis en sangre de los marcadores de la inflamación) y la mejoría del dolor.

¡Nombramos a la Cúrcuma la planta del mes!

Nutriguia, Noviembre 2019

Libros

En la mesa con Leonardo Da Vinci

Comprar el libro Comprar el libro

La biografía gastronómica y las recetas de un genio “vegetariano”, escrita por Eva Celada, con fotografías de Javier Peñas.

Leonardo Da Vinci ha sido el punto de partida y el destino de infinidad de obras y estudios de todo tipo que se han ocupado de otorgarle la perenne popularidad que hoy sigue alimentando a todas las artes. ¿Por qué la cocina iba a ser menos? Es hora de descubrir su lado más humano: alrededor de la mesa.

Nutriguia, Noviembre 2019

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

La exposición al gluten de recién nacidos de entre 4 y 6 meses disminuye los riesgos de enfermedad celiaca

E.P., 19 de Mayo de 2005

Los niños expuestos al gluten a través de cereales entre los 4 y 6 meses de edad tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedad celiaca que los niños expuestos antes o después de este periodo de tiempo, según un estudio de la Universidad de Colorado en Denver (Estados Unidos) que se publica en Journal of American Medical Association (JAMA. 2005;293:2343-2351.).

Según los autores del estudio, la forma clásica de la enfermedad se presenta en la infancia temprana con dolor abdominal y diarrea, mala absorción y deficiencias de nutrición. La mayoría de los pacientes celiacos son portadores del gen HLA-DR3 o HLA-DR4. Estas variaciones genéticas también confieren un riesgo de diabetes tipo 1.

Los individuos con diabetes tipo 1 y sus parientes de primer grado tienen un mayor riesgo de enfermedad celiaca. Sin embargo pocos individuos susceptibles desarrollan la enfermedad, incluso cuando prácticamente todos los individuos en las poblaciones que consumen trigo están expuestos al gluten.

Los científicos estudiaron entre los años 1.994 y 2.004 a 1.560 niños con riesgo elevado de desarrollar enfermedad celiaca o diabetes tipo 1, portadores de variaciones genéticas del HLA-DR3 o DR4 o con un pariente en primer grado con diabetes tipo 1. La media de seguimiento fue de 4,8 años. Los científicos querían investigar si existía asociación entre el momento de exposición a los cereales y el desarrollo posterior de autoinmunidad a la enfermedad celiaca.

Según los investigadores, 51 niños desarrollaron autoinmunidad a la enfermedad celiaca. Los investigadores descubrieron que los resultados se ajustaban a los niveles de HLA-DR3 indicando que la exposición de los niños a comidas con trigo, centeno o cebada en los tres primeros meses de vida tuvieron 5 veces más riesgo de desarrollar autoinmunidad a la enfermedad celiaca en comparación con los niños expuestos entre los 4 y 6 meses. Los niños no expuestos al gluten hasta los siete meses o más tarde tuvieron un mayor riesgo marginal de autoinmunidad a la enfermedad celiaca en comparación con los expuestos a los 4 y 6 meses.

Los científicos consideran que es necesario continuar el seguimiento en este grupo de niños así como realizar estudios similares en otras poblaciones infantiles de alto riesgo antes de que puedan implantarse intervenciones específicas.