Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La Cúrcuma disminuye la inflamación y mejora el dolor

Los cambios de temperatura afectan a las articulaciones que sufren más cuando llega el frío ya que, al producir la contracción de los vasos sanguíneos, impide que la sangre llegue correctamente a músculos y también articulaciones. Además, el frio disminuye la flexibilidad de los ligamentos por lo que las probabilidades de sufrir molestias al practicar deporte aumentan.

La planta medicinal más estudiada en los últimos años por sus propiedades antiinflamatorias es la Cúrcuma. Un estudio que acaba de publicarse confirma su efecto a diferentes dosis sobre las articulaciones. Se estudiaron 150 pacientes durante 90 días y se confirmó la disminución de la inflamación (por análisis en sangre de los marcadores de la inflamación) y la mejoría del dolor.

¡Nombramos a la Cúrcuma la planta del mes!

Nutriguia, Noviembre 2019

Libros

En la mesa con Leonardo Da Vinci

Comprar el libro Comprar el libro

La biografía gastronómica y las recetas de un genio “vegetariano”, escrita por Eva Celada, con fotografías de Javier Peñas.

Leonardo Da Vinci ha sido el punto de partida y el destino de infinidad de obras y estudios de todo tipo que se han ocupado de otorgarle la perenne popularidad que hoy sigue alimentando a todas las artes. ¿Por qué la cocina iba a ser menos? Es hora de descubrir su lado más humano: alrededor de la mesa.

Nutriguia, Noviembre 2019

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

La obesidad femenina podría acrecentar riesgo de padecer Alzheimer

CNN, 14 Julio de 2003

Las mujeres con exceso de peso corren un riesgo mayor de contraer el mal de Alzheimer, según un estudio publicado el lunes, el más reciente de una serie que vincula la enfermedad con hipertensión, diabetes y otros factores vasculares.

Los investigadores hallaron una "relación notable" entre el exceso de peso a los 70 años y la demencia que se produce entre 10 y 18 años después.

"Lo que esto significa es que el sobrepeso y la obesidad siguen siendo problemas de salud pública", y a medida que envejecen, "las mujeres deben pensar en esto en relación con su salud", dijo Deborah Gustafson, la autora principal del estudio.

Los investigadores sostuvieron que este estudio confirma otros en el sentido del papel de los factores vasculares como causa del Alzheimer. Pero la Asociación Alzheimer, con sede en Chicago, advirtió que se necesitan más investigaciones.

"Estos estudios suelen proporcionarnos indicios sobre áreas de investigación, pero no dan por sí solos pruebas contundentes sobre la veracidad de estas relaciones", dijo Zaven Khachaturian, asesor científico de la asociación.

El estudio, difundido en la publicación Archives of Internal Medicine, indagó en la relación entre la demencia y el índice de masa corporal (IMC), una relación entre la estatura y el peso. Participaron en él 392 hombres y mujeres suecos de entre 70 y 88 años como parte de una investigación de la población geriátrica en Suecia.

Las personas con IMC entre 25 y 30 son consideradas excedidas de peso. Si el índice es superior a 30, se las considera obesas.

La relación entre el sobrepeso y la demencia apareció solamente en las mujeres. El estudio se concentró en las mujeres debido al número escaso de hombres en la muestra.

Las mujeres diagnosticadas con demencia entre los 79 y 88 años estaban excedidas de peso, con un IMC mayor a los 70, 75 y 79 años, que aquellas que no padecían el mal.

Las mujeres sin demencia registraron un IMC apenas superior a 25 a los 70, 75 y 79 años, mientras que las que contrajeron Alzheimer entre los 79 y 88 años, tuvieron un IMC de 28,2 a 29,6 a esas edades.

El informe señala que otros estudios han encontrado un peso corporal o IMC menor en pacientes de Alzheimer, posiblemente porque pierden peso luego de contraer el mal.