Beber vino de forma moderada reduce el riesgo de un segundo ataque cardiaco tras un infarto, según un estudio


EUROPA PRESS, 02 de Septiembre de 2002

Los varones de mediana edad que beben dos o más vasos de vino regularmente después de un reciente ataque al corazón, tenían menos propensión a sufrir un segundo ataque u otro tipo de complicación cardiovascular en comparación con los no bebedores, según un estudio publicado en la última edición de «Circulation: Journal of the American Heart Association».

El estudio examinó los datos del ‘Lyon Diet Heart Study’, un experimento que evaluó si la dieta mediterránea puede prevenir afecciones cardiovasculares o la muerte después de un ataque cardíaco. Los autores del estudio, pertenecientes a la Universidad Joseph Fourier de Grenoble (Francia), evaluaron a 353 hombres de entre 40 y 60 años de edad y fueron clasificando las cantidades de alcohol que bebían rutinariamente. Al cabo de un seguimiento de cuatro años se observaron 104 complicaciones cardiovasculares (incluido el ataque cardiaco recurrente, el infarto y el fallo cardíaco).

De estas complicaciones, 36 se dieron en hombres abstemios; 34 entre hombres que bebían menos de dos vasos diarios de vino; 18 entre aquellos que bebían unos dos vasos de vino al día y 16 entre los que bebían entre cuatro y cinco vasos de vino al día. Los investigadores concluyen que, en contraste con los no bebedores, los hombres que bebían dos o más vasos de vino diariamente reducían su riesgo de sufrir un segundo ataque cardíaco en una proporción del 50 por ciento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *