Falta de apetito en verano: por qué se produce y cómo solucionarlo


  • Más tiempo libre, cambios en la rutina, días más largos y desordenes en la dieta influyen en la falta de hambre
  • En verano, la leche está entre una de las mejores fuentes de hidratación, compuesta en un 90% por agua
  • “Los lácteos, al ser alimentos de elevado valor nutricional, tienen especial valor en individuos con poco apetito, pues son fáciles de consumir y aportan cantidades elevadas de nutrientes, con poco esfuerzo y con un aporte de nutrientes valioso en ancianos, niños, enfermos…. “, destaca Rosa María Ortega, Doctora en Farmacia

Cuando llega el verano y las temperaturas aprietan, el cuerpo deja de necesitar más energía para regular su temperatura y las ganas de comer algo sólido disminuyen, por eso muchos recurren a los líquidos para refrescarse y nutrirse. Factores como la temperatura ambiental, días más largos, más tiempo de ocio y desordenes en la dieta afectan a nuestro apetito. En ese contexto, cuando la demanda de alimentos disminuye, la leche y los productos lácteos pueden convertirse en nuestros aliados ayudándonos a cubrir las necesidades nutricionales y de hidratación que exige una época tan exigente como la estival.

En verano, la leche, compuesta en un 90% por agua, está entre una de las mejores fuentes de hidratación y facilita la absorción de agua y electrolitos de forma constante en el tiempo. La leche desnatada y la leche entera ocupan la segunda y tercera posición de bebidas con mejor índice de hidratación (BHI).

‘El consumir lácteos forma parte de las pautas aconsejadas para lograr una buena situación nutricional, que permite mantener y mejorar la salud, esto es aplicable a todas las épocas del año, también al verano. El consumo aconsejado es tomar 2-4 raciones de lácteos (en función de la edad, actividad y situación fisiológica) y esta pauta de carácter general se mantiene en verano”, destaca Rosa María Ortega, integrante del Comité Científico.

La Doctora en Farmacia también apunta que algunos lácteos como la leche o el yogur pueden ser fuente de líquido y ayudar en la rehidratación. “La leche es fuente de proteínas, de calcio, vitaminas B2, C, zinc, fósforo, potasio…. por lo que ayudan en la rehidratación y en la mejora nutricional”, añade Ortega.

Smoothies para combatir la falta de apetito

Los smoothies son una forma perfecta de hidratarnos y refrescarnos cuando llega el calor. Estos batidos de frutas son una inyección de energía y vitaminas gracias a las bases de todo buen batido: la leche, que es fuente de riboflavina y aporta a la dieta otras vitaminas como la A y C, y el yogur que también contribuye a la hidratación, aportando proteínas, calcio y un aporte moderado de hidratos de carbono.

Estas deliciosas y saludables recetas, cargadas de nutrientes, te ayudarán a consumir las proteínas que necesitas en el periodo estival, y así contribuir a aumentar y conservar la masa muscular.

abstract://rec/smoothie-de-platano

<más>

abstract://rec/smoothie-de-aguacate

<más>

abstract://rec/smoothie-de-sandia-y-yogur

<más>

Puedes consultar otras recetas con lácteos en Generación láctea


Información ofrecida por INLAC

INLAC es la organización interprofesional que engloba a todo el sector lácteo de España (FENIL, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España) y su principal función es velar por la sostenibilidad de la cadena de valor del sector lácteo de vaca, oveja y cabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *