El roux: Un buen espesante de salsas


Econsumer.es

En cocina es habitual que las salsas no lleguen a adquirir la textura deseada, quedando demasiado líquidas, por lo que es necesario añadir algún elemento espesante o de ligazón.

¿Cómo espesar una salsa?

Existen diversas formas de espesar o ligar las salsas. La más habitual consiste en añadir harinas, es decir, elementos de ligazón ricos en almidón -un hidrato de carbono complejo-. Las salsas se espesan gracias a la transformación que sufre el almidón -gelificación- al entrar en contacto con un líquido hirviendo.

¿Qué es el roux?

El roux es una combinación de harina y grasa -mantequilla, aceite, margarina, o sus mezclas-. Para ligar salsas, la proporción de harina y grasa suele ser de 40 gramos de cada elemento.

¿Cómo se prepara?

  1. En primer lugar se pone la grasa a calentar y después se le añade la harina.
  2. Se rehoga unos instantes la mezcla con ayuda de una varilla para evitar grumos y eliminar el sabor de la harina cruda.
  3. A continuación se aparta la mezcla del fuego y se le añade el líquido o salsa que sea. En caso de que el líquido seleccionado se añada frío o templado, deberá de hacerse muy poco a poco y sin dejar de remover, de modo que la temperatura de la mezcla no se enfríe bruscamente. Por el contrario, si el líquido se añade ya caliente, se puede echar todo de una sola vez.
  4. Posteriormente la mezcla se vuelve a poner sobre el fuego para que hierva un rato y se rectifica el punto de sal, sin dejar de remover en ningún momento.

Tipos de roux

Roux blanco

Se obtiene al rehogar la mezcla de harina y grasa durante tan solo unos instantes.

Roux Rubio

Es similar al roux blanco, sólo que la harina se rehoga durante más tiempo, por lo que adquiere un tono más oscuro.

Roux oscuro

Se obtiene si previamente se tuesta la harina en el horno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *