Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La Cúrcuma disminuye la inflamación y mejora el dolor

Los cambios de temperatura afectan a las articulaciones que sufren más cuando llega el frío ya que, al producir la contracción de los vasos sanguíneos, impide que la sangre llegue correctamente a músculos y también articulaciones. Además, el frio disminuye la flexibilidad de los ligamentos por lo que las probabilidades de sufrir molestias al practicar deporte aumentan.

La planta medicinal más estudiada en los últimos años por sus propiedades antiinflamatorias es la Cúrcuma. Un estudio que acaba de publicarse confirma su efecto a diferentes dosis sobre las articulaciones. Se estudiaron 150 pacientes durante 90 días y se confirmó la disminución de la inflamación (por análisis en sangre de los marcadores de la inflamación) y la mejoría del dolor.

¡Nombramos a la Cúrcuma la planta del mes!

Nutriguia, Noviembre 2019

Libros

En la mesa con Leonardo Da Vinci

Comprar el libro Comprar el libro

La biografía gastronómica y las recetas de un genio “vegetariano”, escrita por Eva Celada, con fotografías de Javier Peñas.

Leonardo Da Vinci ha sido el punto de partida y el destino de infinidad de obras y estudios de todo tipo que se han ocupado de otorgarle la perenne popularidad que hoy sigue alimentando a todas las artes. ¿Por qué la cocina iba a ser menos? Es hora de descubrir su lado más humano: alrededor de la mesa.

Nutriguia, Noviembre 2019

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

La Tercera - Chile

Guía de alimentación para personas delgadas que desean subir de peso

Una dieta ideal para subir de peso debe incluir todo tipo de alimentos. Pero como requieren más de 2.000 calorías diarias, éstas pueden ser alcanzadas a través de aliños, frutos secos, preparaciones más calóricas o con suplementos alimenticios.

Es frecuente que los medios de comunicación y la publicidad apuesten más por el mensaje "baje de peso" que "aumente rápidamente uno kilos". Esto se debe a que en las últimas décadas la población obesa ha superado a aquella con problemas de bajo peso. Sin embargo, al igual que una personas con sobrepeso que lucha por ser más esbelta, para quienes sufren de delgadez extrema ganar unos kilos puede ser una tarea titánica. De hecho, los efectos de este falta de kilos pueden ser igual o más devastadores que la obesidad, ya que generan también una baja autoestima y una relación problemática con su cuerpo.

Aunque los especialistas coinciden en que no existe una dieta estándar para todas las personas delgadas, ya que las necesidades calóricas dependen de su estado nutricional y de la actividad física que realicen, sí entregan algunas recomendaciones para facilitar el aumento de peso. Anabella Rebolledo, nutricionista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, sugiere, por ejemplo, un cambio de los hábitos en general y en especial de los alimentarios.

"Es necesario respetar las cuatro comidas diarias e incluir dos colaciones, para la media mañana y en la tarde. Para eso, debe levantarse media hora más temprano para tomar un buen desayuno y cenar bien", advierte la profesional.

La doctora Ada Cuevas, médico especialista en nutrición y diabetes del Departamento de Nutrición de la Universidad Católica, agrega que un régimen ideal para subir de peso debe incluir algo de todos los grupos de alimentos.

Alimentos balanceados

La especialista sostiene que las personas muy delgadas, al igual que los individuos con peso adecuado, deben incluir en su dieta todo tipo de productos para lograr un aporte apropiado de nutrientes: "Una alimentación saludable incluye el consumo de verduras, frutas, leguminosas, leche y sus derivados, carnes con bajo contenido de colesterol (pescado, pollo, pavo), ingerir preferentemente aceites vegetales".

La especialista agrega que, como se requiere aumentar el aporte calórico, simplemente a estas mismas comidas se les agrega aliños, salsas u otros alimentos que actúan como complementos calóricos", dice la doctora Cuevas.

Según Paula Rojas, endocrinóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, las personas delgadas -para aumentar de peso- deben tener un régimen alimenticio programado y fraccionado durante el día de manera de asegurar un aporte calórico sobre las 2.000 calorías, con un aumento de peso deseado de entre dos a tres kilos mensuales. Anabella Rebolledo especifica que el aporte nutricional debería ser: "50% a 60% de hidratos de carbono (arroz, cereales y pastas), 30% de aceites y grasas, y entre un 10% y 20% de proteínas que aportan el pescado, las carnes y los quesos".

Con respecto a los hábitos que son perjudiciales para el aumento de peso, la doctora Ada Cuevas destaca la sobrecarga de trabajo, el estrés y saltarse comidas: "No almorzar, por ejemplo, para una persona delgada significa que le está restando a su dieta alrededor de 300 calorías que sumadas al consumo de productos light o edulcorantes dietéticos disminuyen drásticamente la necesidad nutricional requerida para engordar. Además, el consumo de mucho café y el cigarrillo inhiben el apetito, por lo que deberían ser restringidos".

Si la dieta de aumento calórico no da buenos resultados, la especialista recomienda el uso de suplementos alimenticios, que son latas de proteínas concentradas -generalmente son leches con sabores-, que pueden aportan alrededor de 250 calorías por cada 250 cc. Finalmente, las expertas concluyen que para subir de peso sanamente se requiere mezclar una dieta calórica con una rutina de ejercicio, ya que la actividad física, aunque quema más grasas, contribuye a aumentar y tonificar apropiadamente la masa muscular.

Las causas de un bajo peso

De acuerdo con la endocrinóloga Paula Rojas, cuando una persona es muy delgada lo primero que se debe descartar es la existencia de una enfermedad metabólica, como un trastorno en la tiroides, diabetes o patologías relacionadas con las grándulas suprarrenales. "Problemas digestivos, como síndromes de mala absorción de nutrientes, diarreas crónicas o parasitosis, enfermedades tumorales e infecciosas, más algunos medicamentos y el exceso de cigarrillo, también pueden estar causando el bajo peso", dice la experta.

Pero, por otro lado, Rojas sostiene que existe un importante grupo de personas que por características genéticas son más delgadas que el promedio y, generalmente, provienen de familias de bajo peso donde unos de los padres es también muy flaco. "Este grupo de individuos, a pesar de comer igual o más que una personas normal, mantienen un bajo peso. Pueden tener un mejor metabolismo, por tanto parte de la energía que consumen la procesan rápidamente o tienen un nivel de saciedad precoz", comenta la endocrinóloga.

Autor: Debora Gutierrez A.