Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Centollo relleno

Ingredientes: 1 pieza según sea el gusto, 1 huevo cocido picado fino, vino blanco, perejil picado, dal marina gruesa, laurel.

Preparación

TIEMPOS DE COCION

1,500 Kg. 20 Minutos

1,000 Kg. 15 Minutos

0,500 Kg. 8 Minutos

  1. Cocción: En un recipiente adecuado al tamaño de la pieza, llenar con la suficiente cantidad de agua para que esta quede totalmente cubierta, añadir sal marina gruesa, remover para disolverla en el agua y probar hasta que el sabor sea ligeramente salado, añadir también una hoja de laurel. Conviene que el agua esté un poco salada para que tome más sabor en el momento de la coción.
  2. A continuación si la pieza está viva, introducir en el recipiente con el agua fría, y en cuanto ampiece a hervir, aplicar los tiempos arriba aconsejados según la cantidad.
  3. Si la pieza está mueerta, meterla en el recipiente cuando el agua rompa a hervir aplicando los tiempos indicados.
  4. Terminada la coción, dejar en reposo dentro del agua otros cinco minutos más. Sacar a una fuente y empapar un paño de cocina limpio con el agua de la coción, enolver y reservar hasta el momento de la preparación.
  5. Separar el caparazón del resto del cuerpo, retirar todo aquello que no sea comestible (filamentos, telillas que hay dentro y alrededor del caparazón), limpiar bien por dentro bajo el grifo y reservar.
  6. A continuación, retirar a un plato, tanto el coral como las huevas si las hay en caso de que la pieza sea hembra. Añadir aquellos trocitos de carne que se hayan desprendido del despiece del propio centollo (o buey en su caso).
  7. Seguidamente, desmenuzar con los dedos esta mezcla de carne, retirar aquellos restos de cáscara que se pudieran encontrar, a continuación, aplastar todo hasta lograr una mezcla homogénea.
  8. Una vez hecho esto, en un bol echar la mezcla y añadir el huevo cocido muy picado y sin dejar de remover, añadir poco a poco vino blanco, probar el punto de sazón y rectificar si es necesario. No conviene excedernos con el vino, ya que sino se disipa el sabor a marisco.
  9. Una vez finalizado, rellenar el caparazón con la mezcla obtenida. Se puede decorar con un poco de perejil fresco muy picado.

Nuestro consejo

A la hora de elegir un centollo ( o un buey de mar en su caso), hay que observar las puntas de las uñas, si tienen pelo son de arena, si no lo tienen son de roca, siendo estos los más sabrosos y por tanto mejores.

Relacionados

Comentarios de los visitantes