Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Los afrodisíacos naturales sí funcionan

  • Según el estudio que analizó cuáles son las sustancias naturales que mejoran la función y el deseo sexual, el azafrán y el ginseng son estimulantes sexuales
  • El alcohol 'libera' deseos inhibidos, pero dificulta el rendimiento

BBC Mundo, Marzo 2011

Hay muchos mitos, leyendas y creencias falsas en lo que se refiere a afrodisíacos y otras sustancias que ayuden al ser humano a mejorar su vida sexual.

Pero ahora una nueva investigación científica parece haber comprobado qué es falso y qué es cierto sobre los méritos de distintas sustancias naturales que, en el transcurso de la historia, se han presentado como afrodisíacos.

Según el profesor Massimo Marcone, de la Universidad de Guelph (Canadá), los verdaderos afrodisíacos son el azafrán y el ginseng.

El científico afirma en Food Research International, la revista del Instituto Canadiense de Ciencia y Tecnología de Alimentos, que se ha comprobado que ambas sustancias son "verdaderos estimulantes del rendimiento". Productos milenarios

"Los afrodisíacos se han utilizado durante miles de años en todo el mundo, pero la ciencia detrás de las afirmaciones nunca ha logrado entenderse o informarse muy bien", expresa el científico.

"Nuestro estudio es la revisión científica más amplia hasta ahora", agrega el profesor Marcone.

Pero agrega que todavía son necesarios más estudios para confirmar sus efectos en el ser humano.

Hay toda una lista de productos y sustancias que pretenden mejorar el deseo y el rendimiento sexual.

Por ejemplo, hay quienes informan de un mayor deseo sexual después de comer Muira puama (Ptychopetalum), una especie de árbol originario de Brasil. También se habla de los beneficios del consumo de raíz de la maca (Lepidium peruvianum), una planta herbácea de los Andes peruanos.

Y muchos afirman que el chocolate y el vino son estimulantes sexuales.

Pero hasta ahora no se habían logrado comprobar científicamente los beneficios de ninguno de estos compuestos.

El objetivo del profesor Marcone y su equipo era descubrir si existía alguna sustancia natural que pudiera ser utilizada como alternativa a los compuestos químicos como el sidenafil (Viagra) y tadalafil (Clialis).

Actualmente, los trastornos sexuales como la disfunción eréctil se tratan con este tipo de fármacos.

Pero tal como señalan los autores de la investigación, "estos fármacos pueden producir dolor de cabeza y muscular y visión borrosa, además de tener peligrosas interacciones con otros medicamentos".

"Y no suelen incrementar la líbido, así que no ayudan a la gente que experimenta bajos niveles de deseo sexual", agregan.

Alternativa natural

Los científicos canadienses analizaron cientos de estudios publicados sobre las sustancias naturales comúnmente utilizadas como afrodisíacos.

El objetivo era investigar las afirmaciones sobre la mejora en el rendimiento sexual, tanto psicológico como fisiológico, de estos compuestos.

Los expertos encontraron que las únicas sustancias que se ha comprobado que pueden mejorar la función sexual humana son el Panax ginseng, una planta cuya raíz se utiliza comúnmente en la medicina tradicional china, y el azafrán, una especia derivada de la flor Crocus sativus.

Esta especia, dicen los investigadores, fue uno de los ingredientes que demostraron tener "efectos sostenidos" en la estimulación del impulso y el rendimiento sexual.

También se observó que otras sustancias menos conocidas, en particular la yohimbina, un alcaloide que se encuentra en una planta psicoactiva africana llamada Yohimbe, parecen mejorar la función sexual humana.

Y en estudios llevados a cabo con animales se encontró que otros ingredientes, como el ajo, el clavo y el jengibre, también lograron estimular el impulso sexual.

A pesar de que el chocolate supuestamente tiene efectos afrodisíacos, los científicos no encontraron evidencia de que esté vinculado a la excitación o la satisfacción sexual.

"Quizás algunas personas sienten un efecto debido a determinados ingredientes del chocolate, principalmente la feniletilamina, un compuesto que -se cree- tiene un efecto en los niveles de serotonina y endorfinas en el cerebro", explica el investigador.

En cuanto al alcohol, que se utiliza comúnmente para "liberar" los deseos inhibidos, el estudio mostró que sí incrementa el deseo pero dificulta el rendimiento sexual.

Los investigadores creen que las sustancias naturales como el azafrán podrían ser una alternativa efectiva para tratar algunos trastornos sexuales.

Sin embargo, subrayan que debemos ser cautelosos, porque todavía hace falta confirmar en futuras investigaciones su efectividad y su seguridad.

"Actualmente no contamos con suficiente evidencia que apoye el uso extendido de estas sustancias como afrodisíacos", dice Massimo Marcone.

"Se necesitan más estudios clínicos para entender mejor sus efectos en el ser humano", completa.

Comentarios de los visitantes