Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Triptófano Plus Arkorelax... ¡Arriba ese ánimo!

¿Te apuntas a un estado de ánimo positivo? Según los expertos, el periodo de adaptación al trabajo después de la vuelta de vacaciones puede durar varias semanas. Apatía, mal humor, sueño ligero e irritabilidad. ¿Por qué no lo acortamos? Descubre Triptófano Plus Arkorelax un complemento alimenticio a base de triptófano, extractos de azafrán y grifonia, vitaminas del grupo B, magnesio y zinc, que contribuye al balance emocional y ayuda a mantener un estado de ánimo positivo.

Desintoxícate con sopas

La sopa constituye la comida ideal para desintoxicar tu organismo y favorecer tu salud. Rica en vitaminas, hidratante, saciante… Solo necesitas una condición importante: elegir los mejores ingredientes. Y puedes hacerlo todo el año o en curas de 3 a 7 días, sea cual sea la estación, incluso ahora en verano, te irán perfectas. En "Desintoxícate con sopas" encontrarás la receta que necesitas y descubrirás:

  • 12 buenas razones para “vestir” tu organismo de verde: luchar contra la fatiga y el estreñimiento, fortalecer tus huesos, embellecer tu piel…
  • Los mejores ingredientes y sus puntos fuertes para mantener la línea y la salud: frutas, verduras, hierbas aromáticas.
  • 100 sabrosas recetas de temporada, con sus beneficios saludables: antioxidante, diurética, adelgazante, revitalizadora.
  • Programa detox con menús completos.
  • Cuáles son las frutas y verduras de temporada para aprovechar al máximo su poder terapeútico y desintoxicante.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

La obesidad y la grasa abdominal pueden llegar a duplicar el riesgo de mortalidad

  • Según los investigadores, la grasa abdominal es un elemento predictor muy importante del riesgo de mortalidad, siendo el riesgo más alto en los individuos con una gran obesidad abdominal y bajo IMC.

El medico interactivo, 14 Noviembre de 2008

La obesidad y la acumulación de grasa abdominal aumentan significativamente el riesgo de muerte prematura en la población europea. Así lo concluye un trabajo de la red EPIC en el que han participado científicos del Instituto Catalán de Oncología y que se publica en The New England Journal of Medicine.

El trabajo se ha basado en el seguimiento durante cerca de 10 años de 359.387 personas de nueve países europeos, entre ellos 39.242 ciudadanos (14.787 hombres y 24.455 mujeres) de Asturias, Guipúzcoa, Navarra, Granada y Múrcia. Es el estudio europeo con un mayor número de participantes y el más amplio del mundo en disponer de datos antropométricos completos.

Los resultados han sido presentados en la sede del ICO, en L’Hospitalet de Llobregat, por Carlos A. González Svatetz, responsable de la Unidad de Nutrición, Ambiente y Cáncer del Programa de Epidemiología del Cáncer del ICO y coordinador en España del proyecto EPIC; y Antonio Agudo, de la misma Unidad y coautor del artículo.

Los resultados recogen que durante los 9,7 años que duró el estudio murieron 14.723 de los 359.387 participantes en el estudio.

Además, las mujeres con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 24,3 y los hombres con un IMC de 25,3 son los que presentan un menor riesgo de mortalidad. Las personas con un IMC por encima o debajo tienen un riesgo superior. Sin embargo, a un determinado IMC, un perímetro de cintura superior indica un mayor riesgo de mortalidad.

El estudio recoge, en hombres, que aquellos con un IMC superior a 35 tienen un 90 por ciento más de riesgo de muerte que los que tienen un IMC de 25,3; y los que tienen un IMC inferior a 18,5 más que duplican el riesgo de mortalidad. Si se analiza por el perímetro de cintura, los hombres con un perímetro de más de 102 centímetros duplican la probabilidad de morir por cualquier causa que los que tienen un perímetro menor de 86 centímetros.

Por su parte, en mujeres destaca que las mujeres con un IMC superior a 35 tienen un 65 por ciento más de riesgo que las que tienen un IMC de 24,3. Las que tienen un IMC inferior a 18,4 tienen un riesgo de morir un 71 por ciento más elevado que las de IMC 24,3. En referencia al perímetro de cintura, las mujeres con un perímetro superior a 89 centímetros tienen un 78 por ciento más de riesgo que las que tienen un perímetro menor de 70,1 centímetros.

Las personas con un IMC elevado mueren más por problemas cardiovasculares y cáncer; mientras que las que tienen un IMC muy bajo mueren más por problemas respiratorios, continua el estudio.

En todos los casos, a un determinado IMC, un perímetro de cintura superior indica un mayor riesgo de mortalidad. Si se compara a sujetos con el mismo IMC, muestra un aumento lineal del riesgo de muerte prematura respecto al aumento de la circunferencia de cintura. Este riesgo era de alrededor del doble para aquellos con una cintura más grande, de más de 120 centímetros en hombres y de 100 centímetros en mujeres, en comparación con aquellos con una circunferencia menor, de menos de 80 centímetros en hombres y menos de 65 centímetros en mujeres. Cada 5 centímetros de aumento en la circunferencia de cintura aumentaba el riesgo de mortalidad en un 17 por ciento en los hombres y un 13 por ciento en las mujeres.

La proporción entre cintura y caderas también era un indicador importante de la salud. Las proporciones de cintura-cadera más bajas indican que la cintura es comparativamente pequeña en relación a las caderas.

Esta proporción varió en gran medida en las poblaciones europeas del estudio. En el 98 por ciento de la población, la tasa estaba entre 0,78 y 1,10 en hombres y 0,66 y 0,98 en mujeres. Dentro de estos rangos, cada incremento de 0,1 se relacionaba con un riesgo de mortalidad un 34 por ciento mayor en hombres y un 24 por ciento en mujeres.

Según los investigadores, el mayor riesgo de mortalidad podría estar asociado con el almacenamiento de grasa alrededor de la cintura debido a que el tejido graso en esta área segrega citoquinas, hormonas y componentes metabólicamente activos que pueden contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas, en concreto enfermedad cardiovascular y cáncer.

" Según los autores, la conclusión más importante es que el sobrepeso y la obesidad, pero también la distribución de la grasa en el organismo, influyen en el riesgo de muerte de cada individuo. Esto explicaría porqué personas con un IMC similar pero con mayor perímetro de cintura tienen más riesgo de muerte.

El hecho que a bajos IMC también aumente la mortalidad se explica por la pérdida de masa muscular, que pesa más que la grasa. Esta pérdida puede deberse a la edad o a enfermedades no diagnosticadas.

Estos resultados muestran la importancia de introducir en la práctica médica habitual la medida del peso y del perímetro de cintura porque son muy buenos indicadores del riesgo de muerte. La medida de la relación cintura-cadera también es un buen elemento predictor del riesgo de mortalidad; mientras que la circunferencia de la cadera no lo es, señalan.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.