Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Vitamina E Oil Eden´s Semilla, piel, pelo y uñas perfectos

¿Buscas un producto todoterrero, con el que nutrir tu piel y a la vez dar fuerza y vigor a tu cabello y uñas? Lo has encontrado ya, no busques más, se trata del nuevo Aceite con Vitamina E de Eden´s Semilla... Confía en lo natural, porque lograrás tus objetivos sin agresiones ni compuestos extraños.

Me encantan los aceites de belleza, son lo último... bueno vienen siendo lo último desde hace ya un tiempo. Sí lo confieso, a mi me gusta probarlos y en esta sección os he ido presentando muchos, algunos con ingredientes de la uva, otros con especiales propiedades cicatrizantes... El último que he comprado en Amazon.es es este, un producto 100 por cien natural, con vitamina E.

  • Protección antioxidante
  • No engrasa
  • Fácil absorción
  • Hidrata & Nutre

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Lo que comen los famosos…

La mayoría de ellos y ellas se cuidan y mucho. Suelen hacer dietas poco calóricas donde los protagonistas son las proteínas, cocinadas con poca grasa y abundantes frutas y verduras. Los menos confiesan que comen todo lo que quieren y no engordan. ¿Otro de sus secretos? Intentan llevar una vida activa: hacen gimnasia a diario, la mayoría cuenta con un entrenador personal, que les dice qué ejercicios deben hacer según su anatomía.

Eva Longoria

Esta chica nada “desesperada” pierde la cabeza por el chocolate, quizá por eso es imagen de un delicioso helado (Magnum). “Me encanta el chocolate” confiesa… Para contrarrestar este pequeño placer Eva hace mucho ejercicio, unas 4 o 5 veces por semana con su entrenador personal (no se puede ser famosa sin tener un entrenador personal… en estos tiempos): “hago pesas y ejercicio cardiovascular” (cinta rodante y bici estática). También hace yoga y kick boxing. De ese modo puede darse un capricho gastronómico de vez en cuando, por ejemplo un par de pizzas por semana, que la encantan. En su dieta hay muchas verduras y frutas frescas, que acompaña preferiblemente con pescados. Mide sólo 1, 55 m pero su anatomía es perfecta. Casada con el jugador de la NBA Tony Parker, ha abierto su propio restaurante llamado Beso.

Ana Rosa Quintana

La periodista está cada día más joven y guapa. Ella confiesa que le gustaría tener una talla menos, pero lo cierto es que está en un peso normal “el que no me cuesta mantener.” Eso sí intenta no subir ni un gramo. Pese a que no se pesa, sí nota que la ropa empieza a apretarla se pone a tener cuidado. Dice que su dieta básica es algo irregular, porque durante la semana intenta comer bien, tomar abundantes frutas y verduras… el fin de semana se desmelena un poco. A pesar de todo, entre semana tampoco renuncia a un buen cocido o a unas lentejas, de vez en cuando. Intenta comer siempre que puede en su casa. Para cenar a diario opta por verduras y pescado o carne a la plancha, con el mínimo de aceite. En el fin de semana es más anárquica, no renuncia a las cervecitas y los tentadores aperitivos. Siempre que puede cocina ella. En verano opta por las ensaladas de todo tipo: verduras, arroz, maíz, pasta… por el cuscús, el pescado al vapor o al horno y por su plato favorito: el gazpacho. En su nevera nunca falta. ¿Su bebida favorita? El champán frío.

Raffaella Carrá

Que publicó hace tiempo una dieta muy especial, que recomendaba levantarse muy temprano y desayunar opíparamente antes de las 8, porque así no se engorda. Ahora ya no madruga, ni debe seguir esta dieta. Actualmente recomienda un desayuno más frugal y repleto de antioxidantes. “Tomo un zumo de pomelo fresco y un batido de apio, zanahoria y kiwi, porque me da mucha energía”. Una propuesta muy ligera y vitamínica. Y mucho más sensata que el libro que publicó para adelgazar.

Lydia Bosch

Confiesa que no se cuida demasiado, pese a tener ese eterno aire juvenil. No obstante últimamente sí controla más el peso. De hecho hasta se ha comprado una báscula, para no descuidarse y se pesa a diario (algo que es bueno hacer si queremos adelgazar o mantenernos, al menos pesarse 1 vez cada 7 días). “Si veo que he ganado 1 kilo o 2, me controlo: dejo el pan y el chocolate, que me vuelve loca, y vuelvo a mi peso normal”. Muy buena disciplina.

Gwyneth Paltrow

Es hija adoptiva de Talavera de la Reina (Toledo), donde pasaba sus veranos de jovencita en casa de una familia. También es una enamorada de España. Por eso ha hecho una serie de televisión en la cadena PSB: “Spain… on the road again,” con 13 capítulos que pretenden acercar la gastronomía y geografía española o los norteamericanos. Por ello ha recorrido con un chef, Mario Batali, el territorio nacional. ¿Sus platos favoritos? Los berberechos, las anchoas y la paella. Confiesa que ahora prefiere no comer jamón ni morcilla (¡ella se lo pierde!). “Cuando tenía 15 años comía jamón todos los días.”

Demi Moore

La ex de Bruce Willis dosifica muy bien todo lo que come. Podríamos decir que sigue un poco los principios de la cronodieta, dado que recomienda que “a partir de las 7-8 de la tarde hay que evitar comer platos ricos en hidratos de carbono: arroces, pasta, pan… Tardan mucho en quemarse y si vamos pronto a la cama, se convierten directamente en grasas difíciles de eliminar. Demi que ha tenido tres hijos y se ha recuperado fenomenal de sus partos, come mucha fruta pero tiene en cuenta no comer en exceso las más calóricas (como el plátano, las uvas…).

Paula Echevarría

La mujer de Bustamante también ha recuperado muy bien su figura tras su reciente parto y lo ha hecho sin grandes sacrificios. Paula confiesa que le gusta comer y que no se priva de nada. Lo que más le gusta es la comida italiana.

Oprah Winfrey

Es algo así como la Ana Rosa Quintana de la TV de EE.UU, pero mucho más (con programa de televisión, revista, web y radio). La presentadora afro-americana, debido a un problema de tiroides, ha engordado mucho en los últimos meses (pesa 90 kilos). Oprah ya ha tenido que luchar contra la báscula en otras ocasiones. En 1988 hizo un show de su obesidad, poniéndose a dieta y contándolo en toda su plataforma multimedia. En esa ocasión consiguió perder 30 kilos de peso con ayuda de una “cuestionable” dieta de proteína líquida. ¿Recurrirá a ella a principios de enero? Como muchos otros, comenzará el nuevo año con un plan de adelgazamiento férreo, tras los excesos de estas fiestas. “¿Cómo he dejado que esto sucediera otra vez?” Se pregunta Oprah Winfrey (su patrimonio personal se cifra en más de mil millones de euros, es todo un fenómeno de masas).

Concha García Campoy

A sus 50 años (octubre 2008) la popular periodista luce una figura envidiable, a pesar de que confiesa que el ser una mujer madura la pesa un poco. Desde que cumplió los cuarenta se cuida de modo especial: tratamientos de piel, dieta más sana, ejercicio regular… Además cena poco (muy sano), no bebo, o lo procura, y toma mucha agua. Todo eso la ayuda a lucir como luce. Ella confiesa que “se cuida”.

Michelle Obama

La Primera Dama americana ha engordado un poco esta primavera, sobre todo si comparamos su figura con la que lucía en noviembre de 2008 cuando llegó con su esposo a la Casa Blanca. Michelle, cuyos diseñadores habituales son Azzedine Alaïa, Jason Wu o Michael Kors ahora disimula sus curvas con pliegues en la ropa y otros trucos visuales. En realidad la Primera Dama lo que tiene más sobresaliente son sus caderas y muslos, porque tiene cierta tendencia a acumular grasa en esas zonas. La ex abogada, de 45 años es muy alta, 1,80 metros, y eso la salva un poco. Durante la campaña electoral sus medidas eran 91-75-108 y pesaba 75 kilos. Para mantener esa silueta hacía mucho ejercicio y gimnasia a base de cinta corredora, abdominales, bicicleta fija, pesas y salto a la comba, unido a un estricto régimen alimenticio que mantenía toda la familia, incluídas sus hijas: Malia de 10 años y Sasha de 7 años. Ahora tiene más compromisos sociales y eso es lo que ha hecho que gane en volumen de caderas y algo de peso. Seguro que recupera la comida sana y por tanto su silueta. Sabemos que ella misma cuida y recoge los frutos de un huerto que ha instalado con un grupo de escolares en la Casa Blanca y que después cocina las hortalizas y verduras recogidas. ¡Ánimo!

Sienna Miller

Prefiere las comidas en casa a ir a restaurantes, ya que en estos últimos se ingieren más calorías y se controlan peor las dietas. A ella las ensaladas no le gustan nada (un fallo) y no le preocupa en exceso engordar. “Yo también tengo celulitis” (no es extraño si no toma verduras en abundancia). Sienna aconseja cocinar con poca grasa y sano, como por ejemplo en el wok (una sartén cónica) , que permite cocinar con menos grasa dado que escurre más al fondo del recipiente. Otro de sus trucos es no ir a la compra con el estómago vacío, dado que en ese caso se echan al carro un montón de snacks, dulces, bollos… con exceso de calorías.

Juan García (Mister Mundo)

Es el único español que ha logrado este título, desde que comenzó el certamen bienal hace ya una década. Estudió arte dramático y es sumiller (ha producido vino con su nombre, que es el mismo que una uva autóctona de Zamora: la juangarcia). El hecho de ser sumiller le trajo suerte en el certamen, dado que llamó la atención el hecho de que en las pruebas de habilidad él presentó un vino, los descorchó adecuadamente, lo decanto y comentó. Eso sorprendió al jurado y le hizo ganar puntos con relación al resto de sus compañeros, más convencionales. Su vino: Juan García es de color guinda, intenso, frutal, con cuerpo, de largo paso en boca. El recomienda tomarlo con carnes rojas como la del buey. Juan acompaña las comidas con Agua de Vichy y con zumos Lambda (de Canarias). Confiesa que es “carnívoro” y que por cuestiones de estética aparta la grasa visible (una sana costumbre). Le gusta mucho la carne poco asada, muy jugosa. Como buen malagueño también le apasiona el pescadito frito, “en especial los boquerones victorinos” que le prepara su hermano. Está claro que todo lo que come y bebe le sienta genial a este guapísimo Mister Mundo.

Victoria Beckham

Tiene una figura tan delgada que parece anoréxica (con unos brazos y piernas como alambres). Ha confesado que ella sólo toma pescados y verduras al vapor (por eso está tan, tan delgada). ¿Su tentación más grande? Un buen plato de patatas fritas, pero a juzgar por su silueta se debe dar muy pocos caprichos.

Hugh Jackman

La revista People lo ha elegido como el "El hombre más sexy del mundo" en 2008. El protagonista de X-Men Orígenes: Lobezno, australiano y de 40 años posee un físico espectacular, con 1,90 metros de altura y un cuerpo escultural. Para la última película de la saga, donde da vida a un Lobezno, Hugh ha tenido que tomar mucha lechuga y hacer mucho ejercicio. Solo tomaba filetes de pollo a la plancha, pescado, verduras al vapor... y se levantaba a diario a las tres de la mañana para tomar una tostada, pero sin aceite ni sal, porque retienen líquidos. Así ha conseguido la espectacular musculatura del superhéroe que le catapultó a la fama en el año 2000.

Mozah bint Nasser

Es la jequesa de Qatar, es decir la essposa de uno de los monarcas más ricos del mundo, con una fortuna personal estimada, según la revista Forbes, en unos mil quinientos millones de euros. Es famosa por los turbantes de diseño y su gran belleza. En 1977 se convirtió en la segunda esposa y también la favorita del en ese momento heredero de Qatar -situado en pleno desierto, sobre un mar de petróleo y gas natural-. Esta princesa árabe ha tenido 7 hijos, entre ellos el heredero. Estudió y se licenció en Sociología. Es la primera esposa de un jeque que ha aparecido a cara descubierta, por suerte en su país las mujeres ya no están obligadas a llevar velo. ¿El secreto de su belleza? Hace una dieta sana y de vez en cuando recurre a tratamientos específicos en famosas clínicas de belleza. Por ejemplo en la primavera de 2009 pasó 15 días en una clínica de la localidad alicantina de Altea, donde siguió el método Sha, de moda entre los miembros de la realeza y la más alta sociedad. En este centro siguen la doctrina del cuidado del cuerpo y la mente del naturalista japonés Michio Kushi, padre de la macrobiótica actual. La clínica se encuentra en lo alto de la playa del Albir, muy próxima a Altea. En ella se imparten tratamientos depurativos y antienvejecimiento, basados en la dieta y el descanso.

Heidi Klum

Sus tres hijos la ayudan a mantenerse en forma, dado que no la dejan parar. Tras su último alumbramiento (noviembre de 2007) ha recuperado la silueta comiendo de todo, pero en especial alimentos sanos y con poca grasa: fruta, verdura, pollo y pescado.” Cuando siente la llamada del hambre, entre horas, recurre al huevo duro o a una pieza de fruta. ¡Así mantiene el tipo la modelo!

Isabel Preysler

A sus 57 años (2008) su aspecto juvenil y la excelente figura que luce la convierten en una de las mujeres más envidiadas de España. ¿Cómo lo logra? Con una rigurosa dieta alimenticia de carácter permanente, que es el precio que tiene ella que pagar para conseguirlo. Es fan de la dieta mediterránea que fusiona con la cocina asiática, más ligera. Su secreto está en comer pocas cantidades, evitar las grasas animales, fritos, salsas… Por el contrario cuando tiene hambre recurre a la fruta. Un día a la semana lo emplea para depurarse, alimentándose durante toda la jornada con un único tipo de fruta, preparada de distintas formas: zumo, batido, sorbete… Le encantan los tés e infusiones de todo tipo, en lugar del café. Bebe mucha agua y zumos de fruta, no fuma, no bebe alcohol, salvo excepciones en los actos sociales… El chocolate es su punto débil (por eso anunciaba los Ferrero Roché, que ahora anuncia Paloma Cuevas).

Paulina Rubio

No lleva una dieta muy estricta, pero sí se cuida. A la mujer de Colate le encanta comer y suele seguir “una dieta baja en carbohidratos y con un alto porcentaje en proteínas y vegetales”. Además no olvida beber un mínimo de 2 litros de agua diarios. Lo que sí hace es mucho ejercicio, incluso cuando esta de gira: “hago mi rutina siempre y también practico yoga y tai-chi desde hace mucho tiempo”. Además para no tener arrugas y mantener un cutis sano duerme un mínimo de 8 horas diarias.

Catherine Zeta-Jones

A la actriz galesa no le gusta nada cocinar, y se le da fatal. Hasta tal punto que cuando su marido, el actor Michael Douglas prepara una barbacoa ni tan siquiera la deja acercarse. Hasta su papel en la película “Sin reservas”, en la que da vida a una chef famosa en Nueva York, no sabía lo que era coger una sartén. Su marido la sorprende los fines de semana llevándole el desayuno a la cama: huevos revueltos, tortitas… ¿Su restaurante favorito? El Bulli, en Roses, Gerona. “Me encanta lo creativa que es su comida”. Catherine cree que la comida une a la gente y ayuda al amor. Por eso las parejas suelen quedar a cenar, en las primeras citas. Su consejo es que en esas ocasiones no se debe pedir espagueti o nada verde que se quede entre los dientes. A ella le gusta preparar cosas sencillas, como pescado al horno, que le encanta. ¿Y lo que detesta? La casquería (hígado, riñones, sesos…). En su frigorífico no falta nunca el salmón ahumado escocés, agua Evian y champán… Suele beber agua, no suele beber cerveza aunque de vez en cuando tome una Guinness o vino. Una de las cosas que más le gustan es un simple sándwich de pan integral, con salmón ahumado y patatas fritas.

Para mantener su figura espectacular Catherine confía en la dieta de puntos o Weight Watchers, que la permite comer casi de todo. Tiene prohibido o restringido al mínimo las grasas, los fritos y los dulces. Y complementa la dieta con gimnasia diaria. Con la dieta y la gimnasia consiguió recupear la silueta al nacer su segunda hija, en 2003. En www.weightwatchers.es hay planes dietéticos que se ajustan a cada persona (según su altura, peso, estilo de vida…). Por ejemplo para una persona que deba llevar un plan de 18 puntos diarios (el máximo que se pueden llegar a tomar son 26), el más estricto, esto es lo que puede comer:

Desayuno
pan con una fina capa de margarina, una loncha de queso, un pomelo y 1 cucharada de miel.
Comida
unas brochetas de berenjena con tomate natural, un panecillo y un puñado de grosellas.
Merienda
1 pieza de fruta.
Cena
Espaguetis con tomate natural y aceitunas picadas. Y de postre un plátano pequeño o una manzana.

Shakira

La cantante que nos deja perplejos a todos con el vaivén de sus caderas es una fiel seguidora de la danza del vientre (que está de plena moda en los últimos años). Ese es su gran secreto para estar en forma y fortalecer el vientre. De ahí el dominio que tiene de sus músculos, de cintura para abajo. Para la célebre colombiana, la fruta y la miel son sus alimentos favoritos. Y es que sin la fruta Shakira no podría vivir, la incluye tanto en el desayuno, como en la comida y en la cena. Le encantan las macedonias y todo tipo de ensaladas de fruta y también tomarlas tal cual o en zumo.

Marcia Cross

La “desesperada” actriz, de 45 años tuvo gemelos y llegó a pesar 20 kilos más. ¿Cómo recuperó la figura? Pues quitándose de los dulces, bollos y galletas (lógico). Y confiando en una dieta rica en proteínas y vegetales (frutas y verduras). Tiene un entrenador personal y hace ejercicio a diario, con ayuda de un DVD que le indica los ejercicios que debe hacer para ponerse en forma.

Nicole Kidman

Una fiera a la hora de recuperarse después del embarazo. Dicen que volvió a tener su esbelta figura de siempre en tan sólo dos semanas. ¡Perdió 9 kilos! ¿Cómo lo hizo? A base de verduritas, pescados, yoga y de hacer 6 kilómetros diarios de cinta. Nos parece demasiado rápido y poco sana una pérdida de 9 kilos en dos semanas, cuando lo saludable es perder medio kilo o un kilo semanal. A no ser que lo que tuviese es una retención de líquidos…

Tori Spelling

Tras su último embarazo, la actriz que se hizo popular con la serie Sensación de vivir, tuvo que perder 18 kilos. ¿Cómo lo hizo? Poniéndose a dieta junto a su pareja. Hacer dieta en compañía le sirvió de mucho (puede ser un buen consejo). En su alimentación nunca falta el arroz y la pasta integral, porque le encantan.

Katie Holmes

La mujer de Tom Cruise, Katie Holmes, ha conseguido casi por arte de magia, recuperar su estupenda figura después de haber dado a luz a su primera hija, Suri. Pero no ha sido tarea sencilla bajar esos kilitos de más que toda mujer coge cuando se queda embarazada. La actriz hace mucha gimnasia y sigue una dieta estricta y equilibrada. Respeta las 5 comidas diarias, que aconsejan los nutricionistas. En el menú de Katie no faltan los cereales en el desayuno, las proteínas como la carne y el pescado (salmón, atún...), las ensaladas y de vez en cuando, se permite un plato de pasta. Tiene tendencia a la barriguita… de hecho se especula muchas veces en las revistas del corazón con que pueda estar embarazada.

Jaydy Mitchel

La modelo, actriz y ex del cantante Alejandro Sanz mantiene una figura envidiable, sin grandes sacrificios. ¿Su secreto? Comer chocolate (¡eso es suerte!), no maquillarse en exceso, estar muy activa y participar cada día en los juegos de su hija, así gasta las calorías que le sobran.

Mariah Carey

Tiene tendencia a engordar por eso tiene que vigilar todo lo que come. Si se descuida puede llegar a ganar 12-13 kilos. ¿Qué ha hecho cuando los ha ganado? Eliminar o restringir al máximo los hidratos de carbono y los dulces. De ese modo rápidamente recupera otra vez la cinturita de avispa. Además de la dieta Mariah contrató un entrenador personal (está de plena moda) que le puso un programa de ejercicios de aerobic, acuáticos y running.

Cameron Diaz

La actriz tiene un problema con el acné, por eso cuida mucho su alimentación evitando los alimentos con alto contenido de grasas. Además, bebe agua a todas horas. A Cameron le horrorizan los gimnasios, por eso, perp le encanta mantenerse en forma con el Surf y el snowboard, sus grandes pasiones. También quema calorías bailando, con lo que además se divierte mucho. A Cameron no le obsesionan las dietas, pero sí se cuida, también se da algún que otro capricho. En su menú nunca falta un buen zumo natural edulcorado con miel, unas crudités (palitos de apio, zahanoria…) con queso fresco a media mañana o para merendar, y como no, ensaladas, sopas de verdura, y pescado a la plancha o al horno. También le gusta mucho la carne. Además, ha confesado, su menú para ocasiones especiales: 'sopa de tomate, hamburguesa con queso muy hecha, patatas fritas con mucho aceite y mantequilla, y un buen batido de frutas'. Lo que se prohibe a sí misma es el azúcar y los dulces.

Melanie Griffith

A sus 50 años la mujer de Antonio Banderas se mantiene estupenda. Ella hace desayunos muy sanos como una tostada sin mantequilla y agua con limón (que es muy depurativo). De vez en cuando opta por un desayuno más energético como unos huevos fritos con bacon. Melanie aconseja comer despacio (se ha comprobado que así se engorda menos, porque también se come menos), de ese modo se siente la sensación de saciedad más rápido. Si lo haces andando o deprisa se toma mayor cantidad de alimentos, por lo tanto se engorda. A Melanie le encantan las macedonias de fruta y los batidos naturales a base de leche y fresa. Entre horas renuncia a las tentaciones (snacks, frutos secos, bollería…) y prefiere una pera, piña o cualquier otra fruta.

Kate Hudson

El truco de Kate para deshacerse de 4 o 5 kilos de más ha sido confiar en una dieta de proteínas de menos de 1.500 calorías diarias y una rutina de yoga y Pilates. Le encanta el deporte, lo que la ayuda a mantenerse en forma.

Scarlett Johansson

La actriz es delgada pero con curvas. Aunque no se priva de sus pasiones gastronómicas, para mantener ese cuerpo hay que cuidarse. A Scarlett le encanta dar largas caminatas por Nueva York, y también hace yoga. Aunque las pizzas vegetarianas, las hamburguesas y la comida china le encantan, su arma infalible para mantener el tipazo que tiene está en seguir una dieta equilibrada en la que no se olvida del pollo, del arroz, de las ensaladas y de la verdura.

Brad Pitt

El actor de 44 años luce una excelente figura que ha conseguido con gran disciplina en el ejercicio (2 horas diarias de gimnasio que no se salta por nada del mundo). Brat hace cuatro comidas al día basadas en las proteínas, algo de verduras y escasos hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, patatas…). Además le encantan los batidos.

Britney Spears

Para recuperar la línea Britney bebe mucha agua y además confía en una dieta poco calórica con desayunos a base de frutas y huevos, comidas a base de una sanísima ensalada César y cenas con pescado y una guarnición de arroz blanco o pechuga de pavo con espinacas o judías verdes rehogadas. Así perdió 5 kilos. Eso sí dejó el alcohol y las bebidas energéticas.

Mischa Barton

Come un mínimo de 5 comidas diarias, porque prefiere hacer muchas comidas de poca cantidad que pocas y copiosas. Cada tres horas Mischa come algo ligero. Sin olvidar que bebe un mínimo de 1 litro y medio o 2 litros de agua al día. ¡Y no descuida el ejercicio!

La reina Doña Sofía

No cocina (tampoco tiene necesidad de hacerlo), pero se encarga de supervisar todos los menús que se sirven en el palacio. ¿Sus preferencias? Le encanta la tortilla de patata (como a la duquesa de Alba), el gazpacho y en general podríamos decir que hace una dieta mediterránea. En 1964 tras el fallecimiento de su padre hizo la promesa de no volver a comer carne, por eso a veces se dice que es vegetariana, aunque no lo sea en realidad: si consume pescado, huevos, leche... Lo que sí es verdad es que le gustan mucho las verduras y la comida con poca grasa, por eso ha conseguido mantener la misma talla desde hace muchos años. Es muy golosa, le encanta el chocolate y también le gusta probar las comidas típicas de los países que visita en sus viajes oficiales. Como todo el mundo sabe no comparte la afición a cazar de su marido, el rey Don Juan Carlos, de hecho ni tan siquiera se pone abrigos de piel, desde hace muchos años. Dejó de fumar en 1998. Mide 1,75 metros y según su modista Margarita Nuez "mantiene la misma talla desde hace más de veinte años".

La infanta Elena

Siempre a dieta, ahora puede presumir de buen tipo. Es de buen comer y hasta llegar a su peso actual ha hecho todo tipo de dietas, aunque al final como tantos otros mortales termina por cansarse y abandonarlas. Cuando daba clases se llevaba la comida en el "tupper" para no saltarse la dieta o no pasarse con las calorías. Dicen que incluso cuando hacía ballet se ponía sudaderas de plástico, para perder más rápido... Le encanta el chocolate y en especial siente predilección por el brownie, que también hace de vez en cuando. Le gusta cocinar y cuando estaba en el cole hacía pastas y tartas para vender y recaudar fondos. Se la ha visto ir a comprar en una cadena de establecimientos tan española como Mercadona y en algún hipermercado de Ávila, donde de vez en cuando visita a unos grandes amigos. Cuentan que le gustan mucho las pechugas de pollo (sin duda porque a la plancha tienen poca grasa) y que elige productos de marca blanca. Es muy activa (algo que sin duda contribuye a que guarde la línea...) hace hípica, esquí, snowboard, tenis, squash, pádel, caza, vela, ballet y baila flamenco. Le gusta tanto bailar, tanto, tanto, que en su despedida de soltera pensó que no le iba a valer el traje por adelgazar tanto. Se ha criado como una princesa, que es lo que es, y cuenta Carmen Duarto en su biografía, "La infanta Elena. La reina que pudo ser", que cuando ya casada con Jaime de Marichalar le apetecía una comida por la noche y no la tenía en casa, la pedía al palacio..."

Y las que hacen dieta como…

Jennifer Aniston

Hace 1 hora de yoga diaria. La dieta de la Zona le ha cambiado el metabolismo, por eso la sigue a rajatabla. En cuanto al ejercicio, Jennifer fortalece brazos y piernas en el gimnasio y corre alternando trote con sprints tres veces por semana.

Madonna, Courtney Love, Cindy Crawford…

Siguen también la dieta de la Zona, que permite perder peso progresivamente y a largo plazo.

El objetivo de esta dieta es perder peso lentamente, pero previniendo las enfermedades y consiguiendo un máximo nivel físico. Con este programa nutricional, tu cuerpo transforma las grasas almacenadas en energía. La clave: hacer 5 comidas al día. Eso sí, antes de iniciar esta dieta, es recomendable que visites a tu nutricionista.

La dieta 'The Zone' consiste:

  • Es una dieta baja en carbohidratos y elimina prácticamente todo tipo de granos.
  • Limita las grasas y se ingieren solamente grasas saludables
  • Se consumen muchos vegetales y frutas y proteínas de origen animal bajas en grasa.

Vegetarianos célebres

Pese a que el vegetarianismo parezca una moda reciente y minoritaria, nos sorprenderá saber que personajes históricos como Sócrates, Pitágoras, Voltaire, Ovidio o Leonardo da Vinci eran vegetarianos. Y algo más cercanos en el tiempo como Darwin, Tolstoi o Vincent van Gogh. Este tipo de dieta si se sigue de forma correcta y equilibrada no afecta a la salud de sus seguidores. La reina Sofía, o actores como Brad Pitt, Pamela Anderson, Demi Moore, Dustin Hoffman, Richard Gere, Alec Baldwin y Kim Basinger también lo son. También encontramos grandes deportistas entre los vegetarianos, sin que les haya afectado en su rendimiento físico, como Martina Navratilova, Kathy Johnson o el ganador de 17 medallas de oro Carl Lewis, uno de los mejores deportistas de la historia.

Benedicto XVI

Según ha contado la periodista Paloma Gómez Borrero, el Santo Padre no bebe vino en las comidas, a no ser de manera excepcional y le gusta mucho el dulce. Ella había observado cuando coincidió con él en alguna comida cuando todavía era cardenal que nunca se saltaba el postre, en especial si era dulce. En su visita a España los días 6 (Santiago de Compostela) y 7 de noviembre 2010 (Barcelona) ha comido lo siguiente:
  • Santiago de Compostela: Almuerzo a base de productos típicos gallegos como queso de tetilla, empanada de bacalao y crema de grelos. De segundo plato: jarrete de ternera, un plato que le ha gustado mucho al Pontífice. Y de postre dulces típicos también como la Tarta de Santiago (de almendra), filloas y leche frita. En cuanto a los vinos: la comida estuvo regada por Ribeiro y Rioja. El Papa, como decíamos antes, no bebe vino en las comidas, pero sí probó el Pedro Ximénez.

  • Barcelona: Su Santidad tomó un menú compuesto de crema de verduras, cordero y de postre chocolate, la famosa réplica en chocolate de la Sagrada Familia, de 50 kilos de peso y 1,2 metros de altura.

  • Regreso a Roma: En el avión, tomó el menú que ha diseñado para la compañía el chef Sergi Arola compuesto por tartar de algas con langostinos, crema suave de mariscos de la Ría, pulpo a la gallega con algas y empanada de xoubas.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.