El exceso de grasa en la dieta puede favorecer la calvicie


  • Una dieta alta en grasas impide la regeneración de los folículos del cabello y acelera su pérdida
  • Un estudio publicado en la revista Nature encuentra relación entre la obesidad provocada por una dieta rica en grasas y la calvicie

La obesidad está considerada como una epidemia prevalente en el mundo desarrollado y se relaciona con la aparición de numerosos problemas de salud, así, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y otras muchas dolencias son bastante frecuentes en las personas obesas. Sin embargo, de momento no está totalmente claro cómo se deterioran y pierden su funcionalidad los órganos del cuerpo a consecuencia de la obesidad crónica.

Un equipo de científicos de la Tokyo Medical and Dental University (TMDU) ha realizado experimentos con un modelo de ratón para analizar cómo afectaba al debilitamiento y la pérdida del cabello la obesidad inducida por una dieta alta en grasas, o por factores genéticos, y ha descubierto que el exceso de peso puede provocar el agotamiento de las células madre del folículo piloso del cabello (CMFP) a través de la inducción de determinadas señales inflamatorias, bloqueando la regeneración de los folículos del cabello y, en última instancia, provoca su pérdida, según publican en Nature.

“Los ratones obesos alimentados con la dieta rica en grasa muestran una pérdida de cabello más rápida y folículos pilosos más pequeños, junto con el agotamiento de las CMFP”

las personas con sobrepeso tienen más riesgo de sufrir alopecia

Los mismos investigadores señalan que las células madre del folículo piloso del cabello (CMFP) se autorrenuevan en cada ciclo del folículo piloso, puesto que se trata de un proceso que permite a nuestro cabello crecer de forma contínua.

Sin embargo, a medida que envejecemos, estas células no consiguen autorrenovarseo que conlleva que cada vez haya menos y, por lo tanto, el cabello se debilite.

Los expertos señalan que las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de sufrir alopecia androgénica, aunque se desconoce en gran medida si la obesidad acelera el adelgazamiento del cabello, cómo se produce este efecto y cuales son los mecanismos moleculares que lo producen.

«La dieta rica en grasas aceleró el deterioro del cabello al agotar los depósitos de células madre foliculares responsables del crecimiento del pelo, especialmente en los ratones más mayores», explica el Dr. Hironobu Morinaga. autor principal del estudio. 

Los expertos compararon un grupo de ratones que fueron alimentados con una dieta alta en grasas, frente a otro grupo que fueron alimentados con una dieta estándar para rastrear el destino de las células madre del folículo piloso del cabello (CMFP) tras su activación.

La influencia de la alimentación sobre el cabello

«Lo que pudimos observar es que las células madre foliculares se iban transformando en los ratones obesos en corneocitos o sebocitos que secretan sebo al activarse», explica Morinaga. «Esos ratones muestran una pérdida de cabello más rápida y folículos pilosos más pequeños, junto con el agotamiento de las CMFP». Bastaron cuatro días de una alimentación rica en grasas, subraya el investigador, para que las células madre empezaran a mostrar signos de estrés y de diferenciación epidérmica.

Por su parte Emi K. Nishimura, coautora principal del estudio, explica que «la expresión génica en las CMFP de los ratones alimentados con alto contenido en grasas indicó la activación de la señalización de citoquinas inflamatorias dentro de las células madre. Las señales inflamatorias en las CMFP reprimen notablemente la señalización de Sonic hedgehog (bautizada en honor a la velocidad del simpático personaje de videojuegos), que desempeña un papel crucial en la regeneración de los folículos pilosos».

Sin embargo, la señalización se puede reactivar cambiando la alimentación: «Esto podría evitar la calvicie inducida por las dietas ricas en grasas».

Los investigadores japoneses sugieren que sus hallazgos pueden usarse en terapias para evitar la pérdida del pelo, pero ese no tiene por qué ser el resultado más importante. Al evidenciar las disfunciones en el tejido y la alteración de células madre provocadas por una alimentación inflamatoria y el sobrepeso, esperan ayudar a entender mejor las enfermedades derivadas de la obesidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *