Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Roscones de cine en Nunos Pastelería y... ¡mmmmm! también tradicionales

Series y películas, de ahora y de siempre, inspiran la colección navideña de este año en la pastelería madrileña. Frozen, Star Wars, 101 Dalmatas o La Casa de Papel son los motivos cinematográficos que José Fernández, maestro pastelero, ha querido plasmar en las creaciones de este año. Por supuesto que los tradicionales roscones de Reyes de Nunos Pastelería, reconocidos en diversas ocasiones como los mejores de Madrid, en sus variedades más clásicas –sin relleno, con nata, trufa, crema pastelera y cabello de ángel- están a la venta todo el año, debido a su demanda permanente.

Las Navidades están a la vuelta de la esquina y en Nunos Pastelería han puesto los hornos a punto para la nueva colección de uno de sus dulces más demandados y queridos por los madrileños: los roscones de Reyes.

ARZAK + ARZAK Juan Mari y Elena Arzak

El libro definitivo para conocer el universo de uno de los restaurantes más importantes del mundo. Considerado, junto con Ferran Adrià, el gran artífice de la revolución gastronómica española, la figura de Juan Mari Arzak se agiganta con el paso del tiempo, conforme crece su legado y aumenta su influencia, ya inmensa, sobre las nuevas generaciones de chefs. Su publicación coincide con el 40 aniversario del nacimiento de la llamada Nueva Cocina Vasca, que supuso el germen de la actual revolución gastronómica española, de la que Arzak fue y sigue siendo máximo exponente. El estuche, a la derecha en la fotografía de portada es luminoso, una preciosidad.

Recoge las 66 recetas más emblemáticas de sus últimos diez años de trayectoria, propuestas que plasman su gran maestría gastronómica. La presentación del libro tuvo lugar el pasado día 5 de diciembre de 2018 en Madrid, en la Librería Apunto (calle Hortaleza 64). Ocasión muy especial en la que saludamos a Elena Arzak, a quién conocemos desde hace muchos años. Al final de la presentación Elena nos dedicó el libro.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El consumo moderado de vino tinto limita la toxicidad de la radioterapia

  • El riesgo de sufrir toxicidad importante en la piel es hasta un 75% menor

JANO.es, 04 Septiembre 2009

Los pacientes con cáncer que se someten a tratamiento de radioterapia quizá deberían beber un vaso de vino tinto antes de someterse a tratamiento. No en vano, y según muestran los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Católica de Campobasso (Italia) y publicados en el último número de la revista International Journal of Radiation Oncology Biology and Physics (2009;74:1501-1505), el consumo de vino tinto ayuda a limitar los efectos tóxicos de la radioterapia.

En palabras de la Dra. Gabriella Macchia, directora de la investigación, “la posibilidad de que prácticas o intervenciones específicas en la dieta puedan reducir la toxicidad generada por la radiación es muy interesante”.

La literatura recoge numerosas evidencias que demuestran que algunos componentes del vino protegen contra los efectos dañinos de la radiación. Estas sustancias incluyen, en particular, a los polifenoles y a los taninos. Así, en el estudio actual los investigadores evaluaron los efectos potencialmente protectores de varios niveles de consumo de vino de los que informaron 348 mujeres tratadas con radioterapia después de una cirugía por cáncer de mama. Y los resultados, en palabras de la Dra. Macchia, resultaron “interesantes”.

Un vaso, mejor que dos o ninguno

La incidencia de toxicidad inducida por la radiación fue del 38,4% en las no bebedoras, del 31,8% en las mujeres que sólo tomaban medio vaso de vino por día y del 13,6% en aquellas con un consumo diario de un vaso. En las participantes que bebían dos vasos de vino por día la incidencia de toxicidad fue del 35%.

En consecuencia, los resultados apuntan a que las mujeres que bebían sólo un vaso de vino al día tenían mucho menos riesgo de padecer los efectos cutáneos de la radioterapia. Concretamente, su riesgo de sufrir toxicidad importante en la piel era un 75% menor que en las no bebedoras.

Como indican los autores, “si el vino puede prevenir la toxicidad inducida por la radiación sin afectar la eficacia antitumoral de la terapia, también tiene el potencial de mejorar el beneficio terapéutico en los pacientes con cáncer sin elevar su riesgo de efectos colaterales adversos”.

Es más; “el posible efecto protector del vino, que evaluamos sólo en las mujeres con cáncer de mama, debería analizarse también en los pacientes con otros tipos de tumores que se someten a radioterapia”, como por ejemplo los que padecen carcinoma prostático, concluyen los investigadores.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.