Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La Cúrcuma disminuye la inflamación y mejora el dolor

Los cambios de temperatura afectan a las articulaciones que sufren más cuando llega el frío ya que, al producir la contracción de los vasos sanguíneos, impide que la sangre llegue correctamente a músculos y también articulaciones. Además, el frio disminuye la flexibilidad de los ligamentos por lo que las probabilidades de sufrir molestias al practicar deporte aumentan.

La planta medicinal más estudiada en los últimos años por sus propiedades antiinflamatorias es la Cúrcuma. Un estudio que acaba de publicarse confirma su efecto a diferentes dosis sobre las articulaciones. Se estudiaron 150 pacientes durante 90 días y se confirmó la disminución de la inflamación (por análisis en sangre de los marcadores de la inflamación) y la mejoría del dolor.

¡Nombramos a la Cúrcuma la planta del mes!

Nutriguia, Noviembre 2019

Libros

Vuelve la Agenda Gourmet Solidaria

La editorial Oberon y el blog gastronómico Gourmet Like Me publican la ‘Agenda Gourmet 2020’ en colaboración con grandes chefs.

Estrellas Michelin como Martín Berasategui, Elena Arzak, Diego Guerrero, Susi Díaz, Mario Sandoval o Paco Roncero dan su apoyo a esta interesante iniciativa.

Sebastian Simon, autor del blog gastronómico Gourmet Like Me acaba de publicar un libro diferente y con algunas peculiaridades muy interesantes, la Agenda Gourmet 2020, editada por Oberon (Grupo Anaya). Esta agenda gastronómica para el año 2020 está repleta, a lo largo de sus páginas, de deliciosos contenidos y, además, con un fin solidario porque el 50% de los derechos será destinado a Acción Contra El Hambre, una organización sin ánimo de lucro que lucha contra las causas y los efectos del hambre.

“Con esta agenda vuelven las buenas costumbres y la conciencia social”, comenta la chef Begoña Rodrigo, quien ya apoyó la iniciativa en su anterior edición. Pero no solo ella, porque muchos otros chefs del país, han respaldado la iniciativa, como Martín Berasategui, Elena Arzak, Susi Díaz, Diego Guerrero, Mario Sandoval, Paco Roncero, Rodrigo de la Calle y Paco Morales.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

El consumo moderado de vino tinto limita la toxicidad de la radioterapia

  • El riesgo de sufrir toxicidad importante en la piel es hasta un 75% menor

JANO.es, 04 Septiembre 2009

Los pacientes con cáncer que se someten a tratamiento de radioterapia quizá deberían beber un vaso de vino tinto antes de someterse a tratamiento. No en vano, y según muestran los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Católica de Campobasso (Italia) y publicados en el último número de la revista International Journal of Radiation Oncology Biology and Physics (2009;74:1501-1505), el consumo de vino tinto ayuda a limitar los efectos tóxicos de la radioterapia.

En palabras de la Dra. Gabriella Macchia, directora de la investigación, “la posibilidad de que prácticas o intervenciones específicas en la dieta puedan reducir la toxicidad generada por la radiación es muy interesante”.

La literatura recoge numerosas evidencias que demuestran que algunos componentes del vino protegen contra los efectos dañinos de la radiación. Estas sustancias incluyen, en particular, a los polifenoles y a los taninos. Así, en el estudio actual los investigadores evaluaron los efectos potencialmente protectores de varios niveles de consumo de vino de los que informaron 348 mujeres tratadas con radioterapia después de una cirugía por cáncer de mama. Y los resultados, en palabras de la Dra. Macchia, resultaron “interesantes”.

Un vaso, mejor que dos o ninguno

La incidencia de toxicidad inducida por la radiación fue del 38,4% en las no bebedoras, del 31,8% en las mujeres que sólo tomaban medio vaso de vino por día y del 13,6% en aquellas con un consumo diario de un vaso. En las participantes que bebían dos vasos de vino por día la incidencia de toxicidad fue del 35%.

En consecuencia, los resultados apuntan a que las mujeres que bebían sólo un vaso de vino al día tenían mucho menos riesgo de padecer los efectos cutáneos de la radioterapia. Concretamente, su riesgo de sufrir toxicidad importante en la piel era un 75% menor que en las no bebedoras.

Como indican los autores, “si el vino puede prevenir la toxicidad inducida por la radiación sin afectar la eficacia antitumoral de la terapia, también tiene el potencial de mejorar el beneficio terapéutico en los pacientes con cáncer sin elevar su riesgo de efectos colaterales adversos”.

Es más; “el posible efecto protector del vino, que evaluamos sólo en las mujeres con cáncer de mama, debería analizarse también en los pacientes con otros tipos de tumores que se someten a radioterapia”, como por ejemplo los que padecen carcinoma prostático, concluyen los investigadores.