Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Escaparate de Navidad 2019

Ideas para regalar y regalarte ahora que ya estamos en plenas fiestas. Tus seres queridos se lo merecen y sin duda tendrás que pensar en tener algún detalle con algunos de tus amigos, o algo adecuado para que tus seres queridos encuentren bajo el árbol. Y en enero... ya sabes, los tradicionales esperamos uno o varios regalos de SSMM los Reyes Magos de Oriente. Tienes propuestas desde los 10 €, para quedar fenomenal, con algo práctico y con muy buen corazón. Mira este bazar, que hemos preparado, como cada año, con todo el cariño...

Libros

Los cocineros del vino

Comprar el libro Comprar el libro

  • Un canto a la excelencia de la enología
  • Un libro para descubrir quién hay detrás de los mejores y más apreciados vinos españoles
  • «Un libro testimonio de un tiempo esculpido por personas que han cambiando la historia de la gastronomía española.» Joan Roca, El Celler de Can Roca
  • «Un canto a la profesionalidad y a la excelencia de la enología.» Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía

¿Quiénes crean los vinos españoles aupados a las cimas de las guías enológicas? ¿Qué gamas elaboran? ¿Cómo logran que la uva recorra el camino desde la viña hasta la copa, reflejando las particularidades de sus pagos?

Viñedos entre sierras, rías, pazos, masías, salinas o pinares. Cavas, cuevas de castillos, calados que son «catedrales» y «cementerios de vinos». Un universo escrito a base de tempranillo, garnacha, palomino, godello, xarel·lo y otras tantas variedades que, en manos expertas, con los suelos y climas adecuados, dan lugar a auténticas obras maestras.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

Especialistas en nutrición alertan sobre el abandono del consumo de cereales, legumbres, verduras y hortalizas en la dieta de las personas mayores

Diario medico, 20 de Septiembre de 2007

"Lo que verdaderamente protege el cerebro de todas las personas es una dieta sana y variada. Sin embargo, en la población anciana hemos observado un déficit importante en el consumo de alimentos esenciales como son los cereales y las legumbres. En los últimos 40 años se ha reducido a la mitad su consumo. De proseguir esa tendencia prácticamente dejarían de consumirse en el año 2030". Así lo ha alertado la doctora Ana María Requejo, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, en el transcurso del seminario informativo “Nutrición y cerebro, alimentar las neuronas durante toda la vida” celebrado en la localidad alicantina de Altea.

Esta especialista también se mostró preocupada por la reducción de la ingesta de frutas en este grupo poblacional, “ya que sólo consumen entre el 60-70 por ciento de la aconsejable para su edad. Con las verduras y hortalizas sucedería algo similar que con las legumbres sólo que más tarde en el año 2070”, recalcó Requejo.

En la actualidad el papel de los nutrientes en el cerebro se ha convertido en una de las áreas principales de estudio científico, así en los últimos años los especialistas han puesto de manifiesto la importancia de la dieta como medida encaminada a conseguir un mejor funcionamiento cerebral al intervenir en el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso en embarazo y primeras etapas de la vida (con mejor rendimiento mental y funcional) y como medida preventiva para evitar la aparición y progreso de enfermedades del sistema nervioso central y deterioro cognitivo en etapas posteriores de la vida.

De ahí, según explico la experta nutricionista, la dificultad de diseñar una dieta para personas mayores, “porque hay que compaginar menor ingesta de alimentos y de calorías, con la garantía de suficientes nutrientes. Por eso se hace necesario una educación nutricional que contribuirá a una buena salud integral tanto desde el punto de vista de la prevención de enfermedades como desde la perspectiva del desarrollo y bienestar físico y cognitivo”.

Ana María Requejo considera que es fundamental argumentar la razón por la que se aconseja consumir determinados alimentos para mejorar las pequeñas carencias de vitaminas, minerales y algunos ácidos grasos que pueden llegar a tener una influencia decisiva en la vida.

En esta misma línea, la holandesa Nathalie van der Put, especialista en nutrición de Unilever, se refirió al nutricional entre los factores que incluyen en el desarrollo cognitivo. “La nutrición puede mejorar las funciones mentales en adultos y conservar más tiempo la funcionalidad de las neuronas. Es importante para el funcionamiento óptimo del cerebro”, apostilló.

Ácidos grasos para evitar enfermedades

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 resultan determinantes en el desarrollo cerebral hasta tal punto que pueden condicionar una mejor o una peor capacidad visual y ayudar a evitar enfermedades como el Alzheimer o la esquizofrenia”, explicó, por su parte, Pablo Sanjurjo, pediatra del Hospital de Cruces y catedrático de la Universidad del País Vasco (UPV).

"El pescado azul se configura como el alimento más adecuado para realizar aportes de omega 3 a nuestro organismo. Entre dos y tres raciones semanales de este alimento pueden ayudar a prevenir la depresión post parto (si lo consumen embarazadas), una pronta maduración del patrón del sueño de los lactantes o disminuir el riesgo de sufrir trastornos bipolares en la adolescencia", apuntó Sanjurjo, para quién “un aporte adecuado de energía, proteínas, ácidos grasos (ALA, EPA y DHA), hierro, zinc, cobre, yodo, selenio, vitamina A, colina y folatos es fundamental para conseguir un buen desarrollo y funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso en general.

Rosa Ortega, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, consideró que ya desde la gestación debe buscarse un equilibrio nutricional que contribuya al desarrollo cerebral del feto. “Casi la mitad de los niños tienen funciones por debajo de lo genéticamente programado. Una alimentación no del todo correcta puede haber influido en ello”, apuntó.

En su opinión, el control que se realiza sobre las embarazadas hace demasiado énfasis en el peso, “en lugar de una adecuada ingesta de nutrientes. Esto tendría que ser fundamental ya que influiría decisivamente, sobre todo en la fase final del embarazo”, reconoció la nutricionista.

Nutrientes esenciales

En condiciones normales el cerebro consume un 20 por ciento del oxígeno que necesita el cuerpo para funcionar. Este proceso exige un 25 por ciento de glucosa, pero además otros nutrientes esenciales como diversos hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales que son imprescindibles para el mantenimiento de un correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Según señala Sanjurjo, “hoy se sabe que el paso de información entre las neuronas exige consumo de energía por lo que un menor aporte de ella –a través de la alimentación– puede afectar a la capacidad de transmisión neuronal y por tanto mermar las capacidades cognitivas cerebrales. Pero cada vez es más evidente que pequeñas carencias de vitaminas, minerales y algunos ácidos grasos pueden tener una influencia decisiva en estos aspectos funcionales”.

Los expertos aseguran que los alimentos ingeridos durante los primeros 10 años de vida de una persona pueden promover un mejor desarrollo cerebral. En este sentido cabe destacar los estudios sobre el desayuno infantil y rendimiento escolar y se ha confirmado que una ingesta pobre de nutrientes esenciales afecta al nivel de atención y de memoria.

Por eso abogan por una educación nutricional desde la más tierna infancia hasta la vejez que impulse una dieta variada que combine los buenos alimentos de siempre en el caso de los niños (legumbres, verduras y frutas), y en los mayores con las vitaminas y minerales, cuyo suplemento se justifica cuando escasean los alimentos, caso de las vitaminas D y E y los ácidos grasos DHA y ALA de la familia de los omega 3.

AUTOR: Nekane Lauzirika