Tradiciones milenarias en Navarra, acompañadas de sidra


La degustación de la sidra se puede llevar a cabo por toda la geografía de Navarra, ya que existen sidrerías repartidas por todas las zonas y comarcas. De esta amplia oferta resaltan cuatro establecimientos que cuentan con la peculiaridad de ofrecer todo el ciclo completo de la sidra, es decir, cultivan, embotellan, sirven y venden su propia cosecha. Se trata de las sidrerías Toki Alai, en Lekunberri; Behetxonea, en Beruete; Linddurrenborda, en Lesaka; y Larraldea, en Lekaroz. En la fotografía de la derecha, Sidrería Txaseneko Borda, en Navarra.

El buen ambiente que se respira en las tabernas y sidrerías de la zona es un valor añadido que los visitantes agradecen y, por este motivo, cada año aumenta la participación en estas citas gastronómicas. En torno a sus mesas alargadas y sus platos tradicionales de cazuelicas de chorizo a la sidra, tortillas de bacalao, bacalao con pimientos, carne a la brasa y queso con nueces y membrillo, los comensales pueden degustar, sin límite y por un precio de entre 3 y 4 euros, la bebida de bandera de la región. Al igual que en años anteriores, la producción de 2012 se sitúa en torno a los 250.000 litros.

Festividades por los santos de invierno

Elegir viajar a Navarra en enero aporta la ventaja de conocer alguna de las tradiciones religiosas más importantes del calendario.

  • El 17 de enero se celebra San Antón, patrón de los animales. En Elizondo, la jornada aparece vinculada al sorteo benéfico de un ternero a favor de la residencia de ancianos y jubilados Francisco Joaquín de Iriarte. Por la mañana, la vaca de San Antón se muestra y pasea por las calles para que los vecinos comprueben su calidad. Llama la atención el atuendo que luce la novilla: un vistoso collarón artesano, una campana dorada y un bonito manto. En la fotografía de la izquierda, Sidrería Toki Alai, en en Lekunberri, Navarra.

Al mediodía, se procede a la rifa de del ternero que tiene lugar en la plaza de los Fueros y que se remonta al siglo XIX, en concreto a 1867, fecha de uno de los boletos encontrados en el Monasterio de San Salvador de Urdazubi/Urdax. Tras el sorteo, una degustación de Baztanzopak, exposición de productos artesanales y plantas pondrán el broche de oro a la fiesta.

  • Tres días más tarde, el 20 de enero, toma el relevo San Sebastián, abogado contra la peste en la Edad Media y santo especialmente venerado en Lakuntza, localidad situada cerca de Altsasu/Alsasua, en la Barranca. Los actos para festejar al santo empiezan por la noche del día anterior, donde tiene lugar una “tamborrada” nocturna parecida a la famosa de la capital guipuzcoana. Por la mañana, los vecinos acuden a la ermita del santo, donde se reparte vino, chistorra, chocolate y piperropiles, un dulce típico de esta fiesta. Y para cerrar la jornada festiva, por la tarde, los dantzaris locales bailan el «Alkate dantza» mientras los asistentes comen queso y vino de la zona.

Créditos: Fotografías cedidas por el Archivo de Turismo «Reyno de Navarra» (www.turismo.navarra.es)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *