ívora, un restaurante para cenar de miedo ¡Feliz Halloween!

Y comer también de miedo, vaya qué sí. En el nuevo restaurante ívora juegan con fuego. De ese modo consiguen platos con un toque único, diferente, ideados para provocar una explosión de sabores y emociones. Pero incluso van más lejos. ívora es toda una experiencia que compartir y disfrutar. Y puedes hacerlo en familia o con amigos (grandes y pequeños), además ahora que llega Halloween, querrás disfrutarlo como se merece. En este nuevo restaurante de la calle Ponzano hallarás live performance y dj’s, con una propuesta gastronómica que no te dejará indiferente. Atención a los camareros, con maquillaje fantasmagórico y ojos, muy, muy vampíricos. Vamos que dan un poco de miedito… Y más cuando se acercan a tu mesa sigilosos, un poco de manera sorpresiva. ¡Cuidado con esos ojos!

La coctelería en ívora es excelente.

El espacio, los cócteles, el postre, la decoración o su carta, todo está pensado para que tú y tus acompañantes también juguéis con fuego, y os divirtáis sin quemaros. Tanto que querréis repetir. Comida y experiencia, porque en ívora os darán la brasa, en el mejor sentido… el del gusto.

… sin quemarse, ni quemar.

Calabazas, telarañas, candelabros, velas, neones… ívora mantendrá su decoración especial durante las dos últimas semanas de octubre hasta el Día de los Muertos (1 de noviembre), ofreciendo sorpresas terroríficamente divertidas para pasarlo de miedo.

Un postre que nos recuerda al helado que había antes (colajet), se inspira en él. Drácula de nuestra infancia lleva crema pastelera, frambuesa, galleta desestructurada y helado de coca-cola ¡Muérdeme! Está diciéndonos a gritos.

Joaquín Serrano, director gastronómico de ívora, ha creado el postre Drácula inspirándose en el mítico helado que nos trasladará directamente a nuestra infancia.

‘Cóctel Beso de Vampiro’ en dos versiones: Veneno y Antídoto.

Además, su hermano Guillermo Serrano, considerado el Mejor Coctelero de Restaurante de 2021, ha diseñado el ‘cóctel Beso de Vampiro’ para estos marcados días. Lo puedes probar en dos versiones: Veneno (más picantito, pero no tanto) y Antídoto (suavecito).

Ceviche de gambón.
Patatas con salsa ívora. No te las pierdas.
Popcorn de langostinos con salsa mayokimchi. Exquisita propuesta.
Kubak con setas.
Zamburiñas a la plancha con salsa huancaína, terminadas en la mesa con soplete.

En su carta, destacamos el Ceviche de gambón, las deliciosas Patatas con salsa ívora, el Popcorn de langostinos con salsa mayokimchi, las Zamburiñas a la plancha con salsa huancaína, el Tataki de salmón… Entre sus arroces hemos probado el Kubak con setas. Y si de algo presumen es de su parrilla, donde puedes optar por Salmón, Pulpo entero, Pollo picantón, Onglet, Costilla de vaca, Solomillo o los 500 grs de Lomo bajo. Rica cocina de fusión, como podrás comprobar.

Drácula de nuestra infancia ¡cuántos recuerdos!

Entre los postres, si vas por Halloween, recomendable Drácula de nuestra infancia, o sus tartas de chocolate, queso a la brasa, coulant de dulce de leche, torrija mil y una noche, y sus helados y sorbetes.

De su excelente coctelería podrás optar por Frozen margarita (tequila blanco 100% de agave, cointreau y zumo de lima), Lirio silvestre (bombay sapphire, limón, litchi y rosas), Roasted pineapple (barcardi carta blanca, limón, piña braseada y sirope de almendras), Espresso bananini (vodka greygoose, licor café y plátano a la brasa) o Fresa tonic (bombay sapphire, cítricos, fresa y tónica london essence) entre otros.

ívora cuenta con un Menú Degustación (19,50€) donde elegir un primero, un segundo y postre o café (+1 € por las dos cosas incluye la bebida) y también con un Menú Carnívora: hamburguesa de vacuno mayor gallego a la brasa con guanciale, queso cheddar y pepinillo, con guarnición (a elegir) y postre (helado, sorbete o la tarta del día), por 15 €.

Haz caso de nuestra recomendación y organiza tu cena de Halloween con tus amigos, reserva también para grupos si lo deseas (a partir de 13 personas).

Mosaico restaurante ívora.

Y es que en ívora todo es contraste, «añadimos el calor del carbón y el hielo picado. Remitimos a una buena alimentación amplia y rica con una cocina carnívora, omnívora y herbívora donde buscamos la magia de los ingredientes» nos contaban. Precisamente de carnívora viene el nombre del restaurante carn-ívora. Suponemos que también de omn-ívora y herb-ívora. De ahí la razón del empleo de la letra minúscula i. Con esa magia os dejamos…

¡Feliz Halloween a todos!

Datos:

  • Restaurante Ivora
  • Calle Santa Engracia, 70
  • 28010 Madrid
  • Teléfono: 91 1 80 51 15
  • Precio medio: 20-30€
  • Horario:
  • Lunes, martes y miércoles: 13.00-16.00 y 20.00-23,30
  • Jueves: 13.00-16.00 y 20.00-02.30
  • Viernes: 13.00-02.00
  • Sábado: 13.00-02.00
  • Domingo: 13.00-16.30 y 20.00-23.30
  • Más información: ivora.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *