Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

TriXera Nutrition, el confort que tu piel necesita

Especial para pieles sensibles secas

Los Laboratorios Dermatológicos Avène aportan hoy una respuesta a las necesidades de toda la familia con TriXera Nutrition, una gama de higiene y cuidado que proporciona a la piel hidratación, flexibilidad y suavidad de forma duradera.

Combina unos activos escogidos por su buena tolerancia, con el fin de preservar hasta las pieles más sensibles, y que permiten disminuir la sequedad cutánea, limitar la evaporación del agua y restaurar la barrera alterada característica de las pieles secas.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Córdoba... siente

Los orígenes de Córdoba se pierden en el tiempo. Su situación cercana al río y la riqueza de las tierras de la campiña la configuraron como lugar idóneo para las primeras ocupaciones prehistóricas. Pero no es hasta el Bronce Final (Siglos IX y VIII a.C.) cuando se crea el primer asentamiento propiamente dicho.

Con la llegada de fenicios y griegos a la península, la ciudad se reafirma como un importante centro minero y comercial gracias a la navegabilidad del Guadalquivir. Este hecho favoreció las relaciones y la difusión artística y comercial, integrando la localidad con las principales urbes del momento.

Una ciudad de referencia que, a lo largo de los siglos, ha sabido ofrecer al visitante un encanto que, hoy en día, conjuga el peso de su historia con un moderno crecimiento. Con su casco histórico nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, Córdoba y su provincia se configuran como un lugar ineludible y sorprendete... y cada vez mejor comunicado.

Córdoba... a un paso de AVE

Córdoba es la puerta septentrional de Andalucía, el paso obligado hacia el sur de España. Su inmejorable situación geográfica se une a las buenas infraestructuras de comunicación por carretera y, especialmente, a través de ferrocarril con las líneas AVE que conectan Córdoba con las principales capitales de España -Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Valladolid, etc.-, situándose casi todas en un radio temporal máximo de 4 horas de viaje.

¿Por qué Madrid?

Madrid es la capital de España, con asi 3,3 millones de habitantes y un área urbana habitada por 7,1 millones de personas. Asimismo, Madrid es el centro de las comunicaciones en España tanto por aire como por carretera y tren, pasando por infraestructuras como Atocha o Barajas miles de viajeros cada día.

Pero, además, para Córdoba, Madrid es mucho más, es el principal emisor nacional de visitantes, es la ciudad donde viven y trabajan muchos cordobeses y es, en definitiva, una ciudad hermana en la que raro es el madrileño que no tiene un buen recuerdo de su paso por Córdoba y está deseando volver para redescubrir la ciudad, como nos ocurre a nosotros, que hace más de 18 años que no hemos vuelto.

La Mezquita-Catedral

Para ello, sólo tiene que animarse para disfrutar de una tierra que se encuentra...a un paso de AVE. La Mezquita, Catedral de Córdoba es el más antiguo de los edificios de España, y el, aún hoy, mayor templo de Europa, además del monumento más importante de todo el Occidente islámico y uno de los más asombrosos del mundo. Es la única antigua mezquita aljama conservada en España, la de Córdoba es una de las mayores del mundo. 12 siglos de la historia del arte se conservan en este monumento universal, siendo la belleza del templo en su configuración actual la consecuencia de la fusión armoniosa de lo islámico y lo cristiano.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, cuando se observa su fachada, cerrada por fuertes muros coronados de almenas, es difícil imaginar las maravillas que custodia en su interior. *Su construcción fue iniciada por Abd al-Rahman I en 785* sobre la antigua basílica visigoda de San Vicente. En los dos siglos siguientes fue ampliada por Abd al-Rahman II y III, Al-Hakam II y Almanzor, de manera que *se puede observar la evolución del arte califal, además de los estilos gótico, renacentista y barroco como Catedral cristiana desde la Reconquista.*

Ocupa un espacio de 24.000 m2 y en ella destaca *el bosque de columnas bicromáticas con sus arcos de herradura y su admirable Mihrab,* con inscripciones del Corán en oro y ricos mosaicos regalo del emperador bizantino, que imprimen un sello de magnificencia al conjunto y es muestra de la fusión de la cultura musulmana con el arte helenístico.

Córdoba cultural

Córdoba es un compendio de pasado y modernidad. Pocos lugares en el mundo pueden presumir de haber sido capital de la Hispania Ulterior bajo el Imperio Romano y capital del Califato de los Omeyas. Un auténtico centro de saber y conocimiento que ha dado a luz a figuras como Séneca, Averroes o Maimónides.

Pasear por el casco antiguo cordobés supone descubrir un bello entramado de callejuelas, plazas y patios encalados ordenados en torno a la Mezquita- Catedral, reflejo de la importancia de la urbe en época medieval y auténtico símbolo de la capital.

Los patios cordobeses

Originario de la cultura romana el patio cordobés constituye uno de los mayores atractivos de Córdoba. La climatología seca y calurosa obligó a adaptar la tipología de casa popular a las necesidades, centrando la vivienda en torno a un patio que normalmente tenía una fuente en el centro o un pozo. Los musulmanes readaptaron este esquema dando entrada a la vivienda desde la calle a través de un zaguán y colocando vegetación abundante para aumentar la sensación de frescor. Su mejor escaparate es el Concurso de Patios que desde 1933 celebra el Ayuntamiento en mayo, siendo los más afamados los situados en los barrios de la Axerquía, San Agustín y San Basilio. El próximo mes de Diciembre la UNESCO decidirá la designación de los Patios Cordobeses como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Gastronomía cordobesa

Pocos placeres existen que superen la satisfacción obtenida tras una buena comida, y esto es algo fácil de conseguir en cualquier bar, restaurante o taberna de Córdoba. Tanto es así, que se podría decir que la ciudad Córdoba cordobesa es hoy en día la capital gastronómica andaluza, ya que a su dilatada tradición culinaria, en la que es posible seguir las trazas romanas, árabes y judías, se suma la incorporación de criterios innovadores de la cocina creativa y de autor. La cocina cordobesa refleja en sus platos, ingredientes y modo de elaboración, las tradiciones y sabores de todos los pueblos que han convivido en esta tierra.
  • A los romanos se les debe la devoción por el aceite de oliva, base de la dieta Mediterránea, y que en las fronteras provinciales encuentra cuatro denominaciones de origen, las de Baena y Priego de Córdoba, Montoro-Adamuz y Lucena.
  • La influencia árabe se deja notar en el gusto por la mezcla de sabores agridulces y en el uso de verduras y frutos secos, especialmente en la repostería, donde también hallamos la herencia judía.
  • Los cristianos incorporaron la carne a la mesa cordobesa, así como las formas de elaborarla, y en la actualidad, en cualquier establecimiento de la capital, podemos degustar el sabroso jamón producido en Los Pedroches (que tuvimos ocasión de probar en la presentación en el hotel Ritz madrileño, aunque ya lo conocíamos) y que cuenta con Denominación de Origen.
  • Legumbres, carnes de caza y pescado, procedente indistintamente del Atlántico o del Mediterráneo, conforman su universo gastronómico, del que puede darse buena cuenta en los múltiples bares, restaurantes y tabernas de toda la provincia. Estas últimas tienen unasignificación especial en Córdoba, tanto en su capital como en la provincia, por ser centros populares de reunión. Barrios antiguos como los de San Andrés, San Lorenzo y, sobre todo, Santa Marina, aglutinan el mayor número de estos establecimientos, donde la tertulia entre los vecinos se alterna con la degustación de *platos típicos como el salmorejo, flamenquín o rabo de toro (que también degustamos durante el acto de presentación en Madrid), mientras se acompañan de excelentes vinos de la tierra con Denominación de Origen Montilla-Moriles.

Tanta es la importancia de estos caldos, de prestigio internacional, que alrededor de ellos se ha articulado una ruta que discurre por las bodegas del sur de la provincia, en las localidades de Montilla y Moriles principalmente. En este itinerario es esencial catar los cuatro tipos de vino de esta Denominación: Fino, amontillado, oloroso y Pedro Ximénez.

Para finalizar, es en la elaboración de dulces y pasteles donde la influencia árabe es más evidente. Dulces tan típicos como los Alfajores, los Pestiños o el Pastel Cordobés, hunden sus raíces en las recetas de la antigua cocina andalusí.

De compras por Córdoba

Los amantes de las compras están de enhorabuena. Aparte de los centros comerciales, tiendas y mercados que se reparten por calles de la capital tan emblemáticas como *Cruz Conde, Gondomar, Concepción, Gran Capitán o Ronda de los Tejares, además de la periferia, Córdoba cuenta con un peculiar Zoco junto a la plaza de Maimónides, donde se pueden adquirir productos artesanales en cuero y plata que han dado fama internacional a sus creadores.

El barrio de la Judería también concentra un elevado número de talleres artesanales. A las labores del cuero y la plata debe Córdoba su prestigio como centro artesano. Así, desde tiempo inmemorial los trabajos en filigrana –realizados con hilo de metal y orfebrería de los plateros cordobeses han gozado de una justa fama por su calidad artística.

En la actualidad a éstos se ha sumado una nueva joyería que experimenta con el diseño, los metales y las técnicas, convirtiendo a Córdoba en uno de los primeros productores europeos.

El cuero, oficio emblemático que se remonta a los árabes, también se sigue trabajando con las técnicas tradicionales del cordobán, repujado en cuero con relieves y dibujos, o el guadamecí, que supone incorporar al trabajo del cordobán pinturas decorativas y especialmente panes de oro y plata.

En la provincia hay que destacar la posibilidad de adquirir diversos productos de piel en Montoro, la cerámica de La Rambla, artesanía de madera de olivo y mimbres de Castro del Río, bronce en Lucena y Forja artesanal de máxima calidad en numerosos municipios.

Y de ocio

En Córdoba existen diferentes espacios pensados especialmente para el ocio, donde el visitante, además de disfrutar, tendrá la oportunidad de vivir nuevas experiencias y sensaciones. Estos espacios acercan, también, la posibilidad de aprender sobre el entorno cordobés, relacionándose con él y descubriendo su riqueza.
  • El Flamenco en Córdoba
Ocupa un lugar privilegiado en la agenda cultural de la ciudad, produciendo eventos de la talla del Concurso Nacional de Arte Flamenco que se celebra desde 1956 con carácter trianual en los meses de abril y mayo. Organizado por la Fundación Pública Municipal Gran Teatro de Córdoba, de su importancia da buena prueba la larga nómina de nombres con reconocido prestigio que han sido premiados: Fosforito, José Menese, Paco de Lucía, Serranito, El Lebrijano, Manolo Sanlúcar... completan la lista de música popular la Ruta del Flamenco por las Tabernas (enero - abril), el Ciclo de Música de las Tres Culturas (abril), la Noche Blanca del Flamenco (junio), el Festival Internacional de Música Sefardí (junio), el Concurso Nacional de Copla (noviembre).

El flamenco, una de las señas de identidad de esta tierra, puede disfrutarse en su esencia en tablaos como Cardenal, La Bulería, La Pataita de Antonio, El Perol o los Baños Arabes de Santa Maria, donde cada noche se dan cita grandes maestros del cante, el toque y el baile que emocionarán con su arte a todos aquellos que los contemplen.

Hay que destacar las grandes peñas flamencas con fuerte tradición que existen en muchos pueblos de la provincia como Bujalance, Montalbán, Fernán Nuñez o Palma del Río entre otros, en las que se puede vivir el flamenco en su más pura esencia.

  • Ocio Cultural Nocturno

Las noches de Córdoba enamoran los sentidos e invitan a descubrir su embrujo y misterio. La oferta de ocio cultural es durante todo el año muy amplia, destacando entre las distintas propuestas experiencias únicas y singulares que no te puedes perder:

  • la Visita Audiovisual Nocturna a la Mezquita, Catedral “El Alma de Córdoba”, una forma distinta de conocer uno de los más sorprendentes edificios de la historia de la humanidad, que te sumerge en la intimidad callada del monumento para grupos reducidos;
  • el Espectáculo de Agua, Luz y Sonido del Alcázar “Córdoba, la Luz de las Culturas”, un impresionante recorrido nocturno por los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos, para conocer la importancia histórica de este monumento con el apoyo de las más avanzadas técnicas de iluminación, proyecciones y sonido, así como efectos acuáticos sorprendentes;
  • el Espectáculo Ecuestre “Pasión y Duende del Caballo Andaluz”, un verdadero placer para toda la familia en un entorno tan extraordinario como las monumentales Caballerizas Reales de Córdoba, lugar de origen del Caballo de Pura Raza Española;
  • los Paseos por Córdoba, un paseo nocturno por el Casco Histórico de la ciudad declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, guiado por un experto guía de turismo en un recorrido en el que descubrirás rincones singulares, leyendas y tradiciones de Córdoba, además de sorprenderte actuaciones de personajes históricos,
  • para terminar degustando una tapa y una copa en una taberna típica; para finalizar, recientemente se ha incorporado a este elenco de actividades las Visitas Nocturnas al Palacio de Viana, recorridos guiados por el interior del Palacio que ofrecen al visitante la posibilidad de sentir la casa como la vivieron sus propios inquilinos. En definitiva, Córdoba de ofrece noches para recordar siempre.

La provincia

Siendo la ciudad de Córdoba la capital y el centro de la provincia, los visitantes no deberían desaprovechar la ocasión de visitar también el interior de la región disfrutando de la belleza de sus paisajes y municipios. El casco antiguo de Córdoba es un buen punto de partida para conocer la capital. Se configura como el segundo casco histórico más grande de Europa y el mayor espacio urbano del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En él se aglomera gran parte de los edificios históricos de la ciudad, destacando el más importante y símbolo de la ciudad, la Mezquita de Córdoba y actual catedral que se configura como uno de los más bellos monumentos turísticos de la humanidad, hasta el punto de haber sido declarado por la UNESCO el 31 de octubre de 1984, ‘Monumento Patrimonio de la humanidad’.

Córdoba, casco antiguo

El Alto Guadalquivir es una zona eminentemente agrícola creada a partir de las antiguas comarcas de Bujalance y Montoro. Se localiza en el sector más oriental de la provincia de Córdoba, diferenciándose su territorio en tres tipos de paisajes: la sierra de Montoro, la vega y la campiña. Por su parte, el Valle se extiende a lo largo del curso del río del que recibe su nombre, de centro a oeste de la provincia de Córdoba. Una de sus principales atractivos reside en el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, un espacio protegido de extraordinaria belleza y enormes recursos cinegéticos.

Valle del Guadalquivir

El Alto Guadalquivir es una zona eminentemente agrícola creada a partir de las antiguas comarcas de Bujalance y Montoro. Se localiza en el sector más oriental de la provincia de Córdoba, diferenciándose su territorio en tres tipos de paisajes: la sierra de Montoro, la vega y la campiña. Por su parte, el Valle se extiende a lo largo del curso del río del que recibe su nombre, de centro a oeste de la provincia de Córdoba. Una de sus principales atractivos reside en el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, un espacio protegido de extraordinaria belleza y enormes recursos cinegéticos

Valle de los Pedroches

Ocupando casi un tercio del territorio de la provincia de Córdoba, la Mancomunidad Valle de los Pedroches es, con unos 3.600 kilómetros cuadrados, la comarca más extensa. Situada al norte de la provincia, esta región, integrada por 17 municipios, linda con las Comunidades Autónomas de Extremadura y Castilla- La Mancha. Característica de esta comarca son sus *extensas dehesas de encinas que alimentan el ganado porcino que se cría en la región.* De esta forma, los exquisitos jamones ibéricos procedentes del Valle de los Pedroches son apreciados en el conjunto de España.

Subbética

La Subbética, constituida por los municipios de Almedinilla, Benamejí, Cabra, Carcabuey, Doña Mencía, Encinas Reales, Fuente Tójar, Iznájar, Lucena, Luque, Palenciana, Priego de Córdoba, Rute y Zuheros, esconde en su interior uno de los Parques Naturales de Andalucía de mayor riqueza paisajística y ecológica. La región surge como una oferta donde la Naturaleza, el Barroco, la Arqueología, la práctica de deportes activos y las tradiciones se conjugan como las características fundamentales de unas vacaciones sin desperdicio.

Valle del Guadiato

El río Guadiato y el valle que forma su curso han dado el nombre a esta comarca que se caracteriza por sus bellos paisajes y un ecosistema de gran valor ecológico. *Antigua zona minera de cobre, plomo, plata y hierro, formó parte de la Beturia de los Túrdulos,* aún conserva explotaciones carboníferas como las de la Corta Ballesta en el término de Espiel o algunos pozos en el municipio de Peñarroya- Pueblonuevo. En el Valle del Guadiato, el amante de la naturaleza podrá volcar su afición con la contemplación de distintas especies de su amplia fauna; igual ocurrirá con el aficionado a la caza, la escalada o el montañismo.

Valle del Guadajoz

Situada entre las sierras Subbéticas y la campiña del Guadalquivir, la comarca respira aún el espíritu de la España musulmana. No en vano, tres de los cinco municipios que forman parte de esta comarca, *Baena, Castro del Río y Espejo, forman parte de la denominada Ruta del Califato.* Es una comarca especialmente indicada para el viajero que goza con la cultura ya que en la misma encontramos una rica representación de restos arqueológicos, arquitectónicos de variadas épocas, tradiciones que se remontan a milenios atrás y que han perdurado, ferías y romerías y excepcionales platos en los que prima el aceite de oliva que se cultiva en estas tierras.

Campiña cordobesa

Zona agrícola donde el vino y el olivo presentan una tierra que auna historia y sabor. Tiene un clima mediterráneo continentalizado. Los inviernos son fríos y los veranos calurosos. La Campiña Cordobesa es una penillanura que se extiende entre el valle del Guadalquivir y la Sierra Subbética, a través de una superficie de unos 1.100 kilómetros cuadrados. Los visitantes de esta comarca podrán disfrutar de un amplio patrimonio artístico-histórico del cual destacan monumentos como el *palacio ducal de Fernán Núnez, el castillo de Frías en Montemayor, las cisternas romanas de Monturque, la villa romana de Fuente Álamo en una de las aldeas de Puente Genil o el castillo de Santaella.*

Sierra Morena

Es una cordillera que constituye el reborde sur de la Meseta Central. Su aparición se produjo en la Era Terciaria, fruto del movimiento orogénico alpino, cuando la presión de la placa africana afectó al zócalo del macizo Hespérico y a los sedimientos depositados en su orillas. De forma que más que de una plegamiento se puede hablar de una combinación de flexión y falla, con presencia de materiales duros y antiguos, junto a otros más plásticos y jóvenes. De hecho más parece un escalón que una cordillera, pues actúa como escalón de descenso desde la Meseta hasta la depresión del Guadalquivir, que la flanquea por el sur.

Campiña Sur

La campiña es una penillanura que se extiende entre el valle del Guadalquivir y la Sierra Subbética, a través de una superficie de unos 1.100 kilómetros cuadrados. Los visitantes de esta comarca podrán disfrutar de un amplio patrimonio artístico-histórico del cual destacan monumentos como el palacio ducal de Fernán Núnez, el castillo de Frías en Montemayor, las cisternas romanas de Monturque, la villa romana de Fuente Álamo en una de las aldeas de Puente Genil o el castillo de Santaella.

Relacionados

Comentarios de los visitantes