Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Triptófano Plus Arkorelax... ¡Arriba ese ánimo!

¿Te apuntas a un estado de ánimo positivo? Según los expertos, el periodo de adaptación al trabajo después de la vuelta de vacaciones puede durar varias semanas. Apatía, mal humor, sueño ligero e irritabilidad. ¿Por qué no lo acortamos? Descubre Triptófano Plus Arkorelax un complemento alimenticio a base de triptófano, extractos de azafrán y grifonia, vitaminas del grupo B, magnesio y zinc, que contribuye al balance emocional y ayuda a mantener un estado de ánimo positivo.

Desintoxícate con sopas

La sopa constituye la comida ideal para desintoxicar tu organismo y favorecer tu salud. Rica en vitaminas, hidratante, saciante… Solo necesitas una condición importante: elegir los mejores ingredientes. Y puedes hacerlo todo el año o en curas de 3 a 7 días, sea cual sea la estación, incluso ahora en verano, te irán perfectas. En "Desintoxícate con sopas" encontrarás la receta que necesitas y descubrirás:

  • 12 buenas razones para “vestir” tu organismo de verde: luchar contra la fatiga y el estreñimiento, fortalecer tus huesos, embellecer tu piel…
  • Los mejores ingredientes y sus puntos fuertes para mantener la línea y la salud: frutas, verduras, hierbas aromáticas.
  • 100 sabrosas recetas de temporada, con sus beneficios saludables: antioxidante, diurética, adelgazante, revitalizadora.
  • Programa detox con menús completos.
  • Cuáles son las frutas y verduras de temporada para aprovechar al máximo su poder terapeútico y desintoxicante.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Trucos para conseguir una tortilla de patatas perfecta

Como siempre, lo fundamental es que todos los ingredientes para una buena tortilla de patatas sean de calidad: excelentes patatas, huevos frescos y aceite de oliva. Y después, eso, mucho arte. Así conseguirás que uno de los platos favoritos de los españoles, o el preferido, resulte redondo:

  1. Emplea una buena sartén, antiadherente. Dicen que las mejores sartenes son las que pesan, las de hierro. Ólvidate de las del todo a 1 euro, al final ya sabes: lo barato resulta caro (en especial si arruina tus platos).
  2. Fríe las patatas a fuego lento y no olvides removerlas de cuando en cuando, porque de lo contrario se pueden pegar.
  3. Para una tortilla más jugosa, tras freír las patatas déjalas enfriar y luego las mezclas con el huevo batido.
  4. Ahorrarás calorías (y aceite) si pones las patatas a escurrir y enfriar en el escurrreverduras, sobre un plato. Verás cuanto aceite te sobraba.
  5. Nunca utilices más de 6 huevos, en caso necesario haz dos de 4 huevos, por ejemplo.
  6. Para que tu tortilla no se pegue, al margen de emplear una sartén antiadherente (descarta las dañadas o más viejas) conviene calentar la sartén con sal gorda.
  7. Mejorarás la consistencia de la tortilla si dejas reposar las patatas en el huevo aproximdamente unos 10 minutos. De ese modo se empapan más en el huevo.
  8. ¿Quieres una tortilla con otro sabor? Añade un chorrito de cava o sidra a los huevos batidos. Seguro que te sorprenderás.
  9. Para lograr una tortilla más esponjosa procura batir primero las claras de los huevos y luego rompe las yemas, también puedes separar las yemas de las claras y batir primero las claras (mejor a punto de nieve) y después añadir las yemas.
  10. A los huevos batidos también les puedes añadir un chorrito de leche o de cerveza.
  11. Las patatas más recomendables para una tortilla son: Kennebec, Monalisa, Spunta, Nagore, Maika... La mejor debe tener la piel amarilla, su carne blanca y ser poco harinosa. Observa las indicaciones de las etiquetas en las bolsas de patatas.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Ester
29 de marzo de 2012
Lo mejor es no batir los huevos, echarlos directamente a la patata y cebolla previamente frita, escurrida y dejada enfriar. Romper con el tenedor las yemas y remover hasta que se mezcle bien la patata, la cebolla y el huevo. Pero repito, nada de batir previamente los huevos. La diferencia es abismal.