Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Rer Bull lanza ORGANICS, una nueva linea de bebidas refrescantes

  • Sin energizantes, cien por cien ingredientes naturales
  • Cuatro variedades, Simply Cola, Bitter Lemon, Ginger Ale y Tonic Water

Red Bull descubre ORGANICS, una nueva gama de bebidas orgánicas refrescantes hechas a partir de ingredientes que provienen al 100% de fuentes naturales.

De la maceta a la mesa. Planta, cosecha y cocina hierbas aromáticas en casa

Comprar el libro Comprar el libro

Consigue tus propias hierbas aromáticas y culinarias… ¡incluso si no tienes jardín! Muchas de ellas se cultivan bien en macetas y son fáciles de cuidar. Crecerán lozanas en tu balcón, terraza o alféizar. Cultívalas y coséchalas tú mismo para enriquecer tus platos.

  • Ideas para diseñar macetas y otros recipientes: Jardineras para plantas aromáticas, jardines verticales, recipientes reciclados… Existe una gran variedad de opciones para el balcón y la terraza.

  • El cuidado de las hierbas cultivadas en macetas: Desde la siembra o plantación hasta la cosecha. Con los consejos más relevantes acerca del hábitat, el riego, el abono y la protección en invierno.

  • Veiticinco recetas con hierbas aromáticas: La albahaca y el tomillo figuran entre las clásicas, pero uno mismo también puede cultivar la citronela, el shiso o la albahaca tulsí.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Trucos para conseguir una tortilla de patatas perfecta

Como siempre, lo fundamental es que todos los ingredientes para una buena tortilla de patatas sean de calidad: excelentes patatas, huevos frescos y aceite de oliva. Y después, eso, mucho arte. Así conseguirás que uno de los platos favoritos de los españoles, o el preferido, resulte redondo:

  1. Emplea una buena sartén, antiadherente. Dicen que las mejores sartenes son las que pesan, las de hierro. Ólvidate de las del todo a 1 euro, al final ya sabes: lo barato resulta caro (en especial si arruina tus platos).
  2. Fríe las patatas a fuego lento y no olvides removerlas de cuando en cuando, porque de lo contrario se pueden pegar.
  3. Para una tortilla más jugosa, tras freír las patatas déjalas enfriar y luego las mezclas con el huevo batido.
  4. Ahorrarás calorías (y aceite) si pones las patatas a escurrir y enfriar en el escurrreverduras, sobre un plato. Verás cuanto aceite te sobraba.
  5. Nunca utilices más de 6 huevos, en caso necesario haz dos de 4 huevos, por ejemplo.
  6. Para que tu tortilla no se pegue, al margen de emplear una sartén antiadherente (descarta las dañadas o más viejas) conviene calentar la sartén con sal gorda.
  7. Mejorarás la consistencia de la tortilla si dejas reposar las patatas en el huevo aproximdamente unos 10 minutos. De ese modo se empapan más en el huevo.
  8. ¿Quieres una tortilla con otro sabor? Añade un chorrito de cava o sidra a los huevos batidos. Seguro que te sorprenderás.
  9. Para lograr una tortilla más esponjosa procura batir primero las claras de los huevos y luego rompe las yemas, también puedes separar las yemas de las claras y batir primero las claras (mejor a punto de nieve) y después añadir las yemas.
  10. A los huevos batidos también les puedes añadir un chorrito de leche o de cerveza.
  11. Las patatas más recomendables para una tortilla son: Kennebec, Monalisa, Spunta, Nagore, Maika... La mejor debe tener la piel amarilla, su carne blanca y ser poco harinosa. Observa las indicaciones de las etiquetas en las bolsas de patatas.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Ester
29 de marzo de 2012
Lo mejor es no batir los huevos, echarlos directamente a la patata y cebolla previamente frita, escurrida y dejada enfriar. Romper con el tenedor las yemas y remover hasta que se mezcle bien la patata, la cebolla y el huevo. Pero repito, nada de batir previamente los huevos. La diferencia es abismal.