Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La cervecera Aragonesa Ambar crea una cerveza sin alcohol apta para diabéticos

Imagen de Photo Mix en Pixabay

  • Un estudio científico demuestra que la Ámbar 0,0 mejora la resistencia a la insulina

Un estudio científico, en el que ha participado la Universidad de Zaragoza, asegura que la cerveza Ámbar 0,0 (sin alcohol) es beneficiosa para los pacientes con diabete del tipo 2. La investigación, publicada en la revista Clinical Nutrition y presentada ayer en Madrid, muestra que las diabéticos con sobrepeso u obesidad que toman Ambar 0,0 mejoran la resistencia a la insulina.

Nutriguia, Julio 2019

-->

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

Disminución de la presión arterial con suplementos de ajo

  • La reducción de las cifras de PAS es similar a la que se logra con la administración de betabloqueantes.

JANO.es, 04 Agosto 2008

Los suplementos de ajo ayudan a mantener la presión sanguínea más baja. Un efecto que, además y como concluye el trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) y publicado en el último número de la revista BMC Cardiovascular Disorders, resulta tan efectivo como el que inducen algunos medicamentos específicos para el tratamiento de la hipertensión.

Los investigadores identificaron 11 estudios en los que los participantes recibieron 600 o 900 miligramos de ajo o placebo entre 12 y 23 semanas. Los datos mostraron que aquellos a los que se había administrado ajo experimentaban una reducción media de 4,6 mmHg de su presión arterial sistólica (PAS).

Por tanto, y según recuerdan los autores, el efecto resulta similar al que se consigue con la administración de algunos antihipertensivos específicos, caso de los betabloqueantes, con los que se logra una reducción media próxima a los 5 mmHg.

Un efecto, en definitiva, ciertamente importante dado que, como concluyen los autores, la disminución media de 4 o 5 mmHg de la PAS y de 2 o 3 mmHg de la presión arterial diastólica (PAD) podría conllevar a una reducción significativa de la incidencia de enfermedades cardiovasculares, la principal causa de mortalidad en todo el mundo, en la población general.