Croquetas de Gorgonzola y nata con salsa de cerezas

Ingredientes:

  • Para la Salsa de cerezas:

250 g de cerezas deshuesadas (frescas o congeladas),
40 g de azúcar,
15 g de zumo de limón

  • Para las Croquetas de gorgonzola y nata:

20 g de aceite,
30 g de mantequilla,
120 g de harina,
330 g de leche,
170 g de nata,
200 g de queso gorgonzola en trozos,
1 pellizco de sal,
150 g de panko o en su lugar 150 g de pan rallado,
2-3 huevos batidos,
300 g de aceite para freír

Preparación

  1. Salsa de cerezas:
    1. Ponga en el vaso las cerezas, el azúcar y el zumo de limón. Triture 15 seg/vel 4.
    2. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y programe 5 min/90°C/vel 2.
    3. Retire a un bol y reserve para servir. Lave el vaso.
  2. Croquetas de gorgonzola y nata:
    1. Ponga en el vaso el aceite, la mantequilla y la harina y rehogue 5 min/120°C/vel 1.
    2. Añada la leche y la nata y programe 5 min/100°C/vel 4.
    3. Incorpore el queso gorgonzola y la sal y programe 4 min/100°C/vel 4. Vierta la bechamel en una manga pastelera y deje enfriar (aprox. 30 minutos). Reserve en el frigorífico un mínimo de 8 horas.
    4. Ponga el panko en una fuente alta. Corte la punta de la manga para que quede con un diámetro de Ø 2-3 cm y apriete la manga pastelera sobre el pan rallado para formar cilindros largos de masa. Con unas tijeras, corte porciones de aprox. 5-6 cm de largo y reboce las croquetas en el pan rallado. Páselas por el huevo batido y de nuevo por el panko. Repita el proceso hasta terminar la masa.
    5. Fríalas en un cazo pequeño con abundante aceite caliente y deje escurrir sobre papel de cocina. Sirva calientes acompañadas de la salsa de cerezas.
  3. Consejo final: En primer lugar, es importante usar la misma cantidad de harina que de mantequilla -entre 120 y 160 gramos por litro de leche- para lograr una masa perfecta. Luego habrá que trabajarla bien al fuego para que quede melosa y evitar grumos. Además, es fundamental dejar tostar bien la harina para evitar un sabor no deseado y es esencial realizar un buen rebozado de tres capas para que no se abran -pan rallado, huevo y pan rallado nuevamente-. ¡Evita la harina en este paso! Finalmente, si no dispones de freidora, utiliza una cazuela, llénala bien de aceite –las croquetas deben quedar totalmente cubiertas- e introdúcelas solamente cuando el aceite alcance 175ºC. Et voilà…obtendrás unas croquetas deliciosas, como aconsejan en Thermomix.

 Receta ofrecida por Thermomix (c)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *