Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

El efecto Covid en nuestro cabello

Tras el verano y con la llegada del otoño, sus efectos se manifiestan en nuestro pelo, con más caída de lo habitual, menos volumen y más debilitado. Es en esta época cuando se perciben los efectos de la fase telógena (fase de caída del cabello) que por el calor se agudiza en primavera. Además, se suman los escasos cuidados que hemos prestado a nuestro pelo durante el verano: exceso de radiación solar, el cloro de las piscinas y el agua del mar, abuso de recogidos, etc… todo ello le debilita y favorece su deshidratación.

NUtriguia, Septiembre 2020

Libros

Monetizagram

  • Descubre cómo funciona el algoritmo de Instagram y #Monetizatucuenta

Comprar el libro

Instagram se ha convertido en un medio imprescindible para dar visibilidad a pequeños negocios y empresas en todos los sectores y también para los profesionales que ofrecen sus servicios. Pero ¿por qué a unos les funciona y a otros no? ¿Por qué algunas cuentas tienen más seguidores que otras? ¿Cómo puede alguien convertirse en influencer?

Nutriguia, Marzo 2020

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS 

Que Recetas

Manuel Zamora

El asesoramiento por especialistas es clave para perder peso

  • Según un estudio de NEJM, la dieta resulta eficaz cuando es sana y baja en calorías, con independencia de su contenido en proteínas o carbohidratos.

JANO.es, 26 Febrero 2009

La reducción de las calorías en la dieta ayuda a perder peso independientemente de la limitación del consumo de hidratos, proteínas o grasas, según un estudio desarrollado conjuntamente por la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Centro de Investigación Biomédica Pennington de la Universidad Estatal de Louisiana (Estados Unidos). El trabajo, publicado en el último número de la revista The New England Journal of Medicine (2009;360:859-873), muestra asimismo que el asesoramiento por especialistas y los grupos de ayuda son también claves en el proceso.

En el ensayo participaron 811 hombres y mujeres, divididos en cuatro grupos según las dietas basadas en los distintos nutrientes: dos altas y dos bajas en grasas, con mayor o menor presencia de proteínas y carbohidratos. Todas las dietas eran cardiosaludables –reemplazaban las grasas saturadas por las insaturadas y contenían mayores niveles de productos integrales, frutas y verduras.

Los científicos llevaron a cabo una reducción de 750 calorías en las dietas, pero el consumo no fue en ningún caso inferior a las 1.200 calorías totales diarias. Además se pidió a los participantes que realizaran 90 minutos de ejercicio moderado a la semana. Además, durante dos años recibieron asesoría personalizada cada ocho semanas, así como sesiones de grupo tres de cada cuatro semanas durante los primeros seis meses y después cada dos semanas.

Más asesoramiento, menos peso

Los resultados mostraron que, con independencia de la dieta, la pérdida de peso y la reducción de la circunferencia de cadera eran similares. Los participantes perdieron una media de 5,9 kilogramos a los seis meses y mantuvieron una pérdida de 4 kilogramos a los dos años.

La pérdida de peso se produjo sobre todo en los seis primeros meses, pues transcurrido el primer año todos los grupos comenzaron a ganar peso de manera gradual. Sin embargo, la cantidad de peso que volvieron a ganar fue mucho menor, en torno a un 20% menor, que en anteriores estudios. La circunferencia de cintura se redujo en una media de 5 centímetros concluidos los dos años de seguimiento.

Así, todas las dietas, con independencia de los niveles de carbohidratos, grasas y proteínas, se asociaron con una pérdida de peso significativa. En palabras de la Dra. Elizabeth G. Nabel, co-autora del estudio, “los resultados muestran que si las personas siguen una dieta sana y reducida en calorías tienen más de un método nutricional para conseguir y mantener un peso saludable”.

Otro de los hallazgos que los investigadores consideran clave es que los participantes que acudían de forma regular a las sesiones de asesoramiento perdían más peso que aquellos que no lo hacían. Aquellas personas que acudieron a unas dos terceras partes de las sesiones perdieron 9,9 kilogramos en comparación con los 4 kilogramos de media del total de participantes.

Relacionados