Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Ingredientes: 12 discos de masa para empanadillas, 15 cucharadas de queso fresco cremoso, 2 cucharadas de azúcar, 150 gr de membrillo, un poquito de menta, 1 huevo, canela en polvo.

Preparación

  1. En un bol mezclar el queso cremoso, el azúcar, la carne de membrillo (troceado en pedacitos muy pequeños) y la menta picada. Mezclar muy bien, hasta obtener una masa consistente (nunca líquida). Mantener esta mezcla en el frigorífico hasta que quede bien fresca y compacta, algo esencial para manipularla de forma adecuada.
  2. Sobre una superficie limpia se estiran los discos de pasta de empanadilla, colocar en cada uno de ellos una cucharada del relleno preparado antes. Humedecer los bordes de la empanadilla con agua o bien con huevo batido y cerrarlas presionando con las púas de un tenedor, de la manera usual. Dejarlas reposar en la nevera.
  3. Por último hay dos opciones: se pueden freír, en abundante aceite caliente, y sacarlas y dejarlas sobre una fuente con papel de cocina; o bien, se hornean a 200º C durante unos 15 minutos aproximadamente (o hasta que estén doradas y en su punto).
  4. Presentación: Servirlas espolvoreadas con una mezcla de azúcar y canela en polvo, echada cuando todavía están calientes. También se pueden espolvorear con azúcar glass.

Etiquetas: postres, dulces, quesos, membrillo, empanadillas