Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Cambios en los hábitos alimenticios benefician a la salud

Nutriguia, 31 de Octubre de 2005

Parece confirmarse que un aporte de ácidos grasos Omega 3 produce cambios significativos en parámetros hemáticos, con un mayor efecto cuando se administra junto a la alimentación conocida como Dieta de la Zona.

En un estudio realizado en las universidades de Siena y Milán, cuyas conclusiones se publicaron en el European Journal Clinical nvestigation, se ha constatado que realizar comidas con una proporción calórica 40%-30%-30%, junto con un aporte diario de 2,5 g de ácidos grasos Omega 3, produce una mayor reducción del porcentaje de grasa corporal y una mejora de parámetros sanguíneos como TG/HDL y AA/EPA, con respecto a las dietas tradicionales consideradas las más saludables hasta el momento, cuya proporción calórica recomendada es de 55%-15%-30%, de carbohidratos, proteínas y grasas respectivamente.

El experimento se llevó a cabo en sujetos sanos a los que se dividió en dos grupos. Uno de ellos fue sometido a la Dieta de la Zona, cuyos porcentajes calóricos recomendados son de 40%-30%-30%. El otro grupo siguió las recomendaciones nutricionales tradicionales cuyo aporte calórico es de 55%-15%-30%.

Ambos grupos se dividieron en dos subgrupos. A cada subgrupo se le complementó su dieta con un aporte de 2,5 g de ácidos grasos Omega 3 alternándolo con la misma cantidad de aceite de oliva, que actuaba como placebo en este estudio.

Se determinó que el índice AA/EPA, (parámetro que mide inflamación), y el estado de humor se ven influenciados positivamente por el aporte de Omega 3, mientras que la grasa corporal se veía particularmente reducida por la dieta de la Zona.

La reducción del índice AA/EPA fue paralela a un descenso concomitante de los niveles de insulina y homocisteína.

La dieta de la Zona redujo el grosor de los pliegues cutáneos y el porcentaje de grasa corporal y también mostró efectos antioxidantes frente a la dieta tradicional. El estado de humor de los sujetos del estudio cambió tras la suplementación con Omega 3, junto a una elevación del índice POMS (Profile of Mood States).

Etiquetas: