Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Gripes y resfriados… otra vez: Arkofluido Echinacea Própolis y Arkocápsulas Echinacea

Según datos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el 80% de patologías como la gripe y los resfriados se contagian a través del contacto con las manos. Los virus pueden llegar a sobrevivir 18 horas en superficies inertes, como por ejemplo billetes y monedas, grifos, esponjas, etc. El problema es que estos objetos no se desinfectan y se comparten con otras personas, por lo que se propagan infecciones de forma fácil. ¿Entiendes por qué se contagian tanto?

Para evitar la transmisión hay que lavarse las manos regularmente y cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo de papel al toser o estornudar.

Curso de cocina para novatos

De principiante a aficionado sin complejos

Comprar el libro Comprar el libro

Nueva edición, revisada y actualizada de un manual de cocina imprescindible tanto para amantes de la gastronomía como para principiantes.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Albóndigas de pescado

Ingredientes: 750 gr de pescado blanco limpio, 1 cebolla pequeña, 1 diente de ajo, perejil, 2 huevos, 50 gr de pan rallado, harina, aceite de oliva, sal.

Preparación

  1. Disponer el pescado en una olla con agua y sal, acercar al fuego y retirar justo cuando comience a hervir.
  2. Pelar y picar finos la cebolla y los ajos y dorar en una sartén antiadherente con un poco de aceite.
  3. Desmenuzar el pescado y poner en un bol, añadir la cebolla y el ajo escurridos de la grasa, el perejil picado, el pan rallado y los huevos batidos: sazonar con sal, mezclar bien.
  4. Formar las albóndigas, enharinarlas una a una y freír de 3 en tres en abundante aceite caliente.
  5. Disponer las albóndigas sobre papel de cocina para que pierdan el exceso de grasa. Servir calientes en compañía de una salsa de tomate frito casero o en conserva, con ensalada de temporada. Puedes adornar con chips de verduras y unos espárragos.

Consejo final

¿Quieres aligerar esta receta? Una vez formadas las albóndigas, disponlas en una bandeja de horno, rocíalas con una cucharada de aceite y hornear unos minutos a máxima potencia, hasta que se doren. Darles la vuelta y dejar dorar por el otro lado. En lugar de salsa de tomate puedes servirlas con salsa de verduras (rehoga media cebolla y un pimiento pequeño picadi, y si quieres un poco de puerro también picado y limpio; poner a cocer en agua con sal o un cubito. Cuando esté lista triturar con la batidora y cocer unos minutos las albónddigas fritas en esta salsa).

Relacionados

Comentarios de los visitantes