Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Despierta radiante con la nueva Mascarilla de Agua de Noche de Uriage

Hoy te presentamos un nuevo cuidado en la línea de hidratación que actúa ejerciendo un efecto 8 horas de sueño

Fitness emocional

Comprar el libro Comprar el libro

Hoy traemos a nuestra sección un libro de la medalla de bronce en el último campeonato nacional de Fitness y especialista en gestión emocional Nessita Arauz. Se trata de Fitness emocional. ¿Has oído hablar de él?

Te contamos en qué consiste, por si lo desconoces. El fitness emocional es una práctica de ejercicio físico vinculado a la fuerza que, unido a hábitos alimentarios saludables, nos proporciona beneficios físicos y estéticos, pero también es una valiosa herramienta de crecimiento personal para ayudar a potenciar valores internos como el amor hacia uno mismo, el reconocimiento, la autoestima, la fuerza de voluntad, la motivación, la disciplina y la superación personal. Suena muy, muy bien...

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Risotto a la milanesa original

Ingredientes: 1 cebolla grande o 2 cebollas pequeñas, arroz (2 puñados por comensal), 2 litros de caldo (si no tenemos natural lo hacemos con 2 cubitos y 2 litros de agua), azafrán, 1 vaso de vino blanco, aceite de oliva virgen para pintar una sartén grande.

Preparación

  1. Pelar la cebolla, cortarla en cuartos y picar cada cuarto de cebolla en láminas finísimas (con un grosor de milímetros).
  2. Disponer aceite en una sartén grande, calentar y rehogar la cebolla lamminada, añadir 2 puñados de arroz por persona (calculados con la mano, puñados grandes) y rehogar; añadir 3/4 partes del vino blanco poco a poco y se rehoga bien.
  3. Previamente hemos dispuesto 2 litros de caldo (hecho antes o bien con cubitos y el agua) y se calientan. Rehogar el arroz añadiendo poco a poco algo de caldo a cucharones y se rehoga hasta que se absorba el líquido; remover con cuchara de madera.
  4. Añadir de nuevo más caldo y repetir todo el proceso. Cuando el arroz va alcanzando el punto adecuado se añade el azafrán molido y a continuación el cuarto de vaso de vino blanco que habíamos reservado antes, dejamos unos minutos y estará listo. Al finalizar habremos consumido casi todo el caldo (nos puede sobrar un poco, lo que pida la sartén del arroz es lo que se emplea).
  5. Servir tal cual y sacar a la mesa un bol con queso parmesano rallado, por si algún comensal quiere tomarlo con queso. El arroz debe quedar hinchado y cremoso, con un poco de líquidito.
  6. Esta receta nos la dio una gran amiga, María Dorella, de Milán.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.