Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Pulpo a la gallega

Ingredientes: Pulpo según tamaño, aceite de oliva, 3 patatas (para cocer), sal marina gruesa, pimentón al gusto.

Preparación

  1. Si compramos el pulpo fresco, conviene congelarlo durante al menos 2 o 3 días, ya que con esto logramos que la carne quede más compacta a la hora de la coción y de manipularlo.
  2. Una vez que lo hayamos descongelado (preferiblemente en el frigorífico), pasar por el grifo de agua fría y lavar bien para que desprenda la mucosidad, entonces en una cazuela amplia y según el tamaño del pulpo echar agua hasta que lo cubra; añadir sal marina gruesa y remover hasta disolver bien; probar hasta que quede ligeramene salada.
  3. Cuando el agua rompa a hervir, introducir el pulpo una vez y lo sacamos esperar unos segundos y repetir la operación tres veces más, a la tercera dejarlo ya dentro de la cazuela, con esto logramos que a los tentáculos se les rompan los tendones o cartílagos y así quedan más comestibles.
  4. En este momento añadir las patatas para que se vayan cociendo; debemos tener en cuenta el tamaño del pulpo para controlar su punto de coción pinchando de vez en cuando con un tenedor en la cabeza. Si al pinchar entra con facilidad, eso indica que ya está cocido. Como las patatas ya se habrán cocido, se retiran con anterioridad.
  5. Llegado este momento, sacar el pulpo y dejar en un escurridor para que escurra el exceso de agua. Mientras, pelar las patatas y en una tabla las vamos cortando en rodajas no muy gruesas que iremos colocando en una fuente o plato de madera.
  6. Por último, trocear el pulpo al tamaño que nos guste; se recomienda que no sean muy gruesas y a poder ser cortadas en chaflán, se suele hacer mejor con unas tijeras o con un cuchillo bien afilado. Colocarlo encima de las patatas y regar todo con abunadante aceite.
  7. Espolvorear todo con el pimentón al gusto, picante o dulce. Servir.

Relacionados

Comentarios de los visitantes