Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Sepai Gen Decode en Cosmeceutical Center: tratamientos antiaging a la medida

Llega la Cosmecéutica Genómica Personalizada

El diagnóstico genético es una herramienta que permite determinar las causas genéticas del envejecimiento de la piel y estudiar la predisposición y las posibles tendencias a la inflamación, la deshidratación, la hiperpigmentación…

“Los análisis genéticos nos aportan una valoración clínica integral que ayuda a ofrecer una solución adaptada al cuidado de la piel de cada individuo, con un 100% de precisión, a través del diseño de fórmulas específicas y a medida” explica la farmacéutica Inmaculada Canterla.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Segundos, Carnes

Albóndigas

Ingredientes: 600 g de carne picada (3/4 de carne de ternera y 1/4 de carne de cerdo), 20 g de pan duro o pan rallado, 1 taza de leche, 2 dientes de ajo, 1 huevo, perejil fresco picado, pimienta negra.

Preparación

  1. Dejar empapar el pan en la leche. Picar los dientes de ajo muy menudos y batir el huevo. Aplastar el pan en la leche y escurrir un poco el pan mojado, añadir a la carne un chorrito de leche. Añadir perejil fresco picado.Trabajar la miga de pan hasta que esté deshecha. Echar sal y un poco de pimienta negra ( o canela, o comino, la especia favorita), trabajar la mezcla.
  2. Con dos cucharas o con las manos hacer bolitas. Un sistema rápido: poner en una placa con harina la carne (dividir en 2 o 3 partes) y hacer un rulo con el mismo grosor por todos lados. Con un cuchillo cortar trozos regulares y hacer las albóndigas. SI se desea se puede introducir en cada albóndiga un dadito de queso.
  3. Freír de 3 en 3 (o como mucho de 4 en cuatro, en el aceite caliente (aproximadamente la sartén con 1 dedo de aceite de oliva). Una vez fritas dejar reposar sobre el escurreverduras encima de un plato, para recoger el exceso de aceite o bien sobre papel de cocina. Para poder utilizar de nuevo el aceite pasarlo o filtrarlo por una servilleta o por un trapo limpio.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.