Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Triptófano Plus Arkorelax... ¡Arriba ese ánimo!

¿Te apuntas a un estado de ánimo positivo? Según los expertos, el periodo de adaptación al trabajo después de la vuelta de vacaciones puede durar varias semanas. Apatía, mal humor, sueño ligero e irritabilidad. ¿Por qué no lo acortamos? Descubre Triptófano Plus Arkorelax un complemento alimenticio a base de triptófano, extractos de azafrán y grifonia, vitaminas del grupo B, magnesio y zinc, que contribuye al balance emocional y ayuda a mantener un estado de ánimo positivo.

Desintoxícate con sopas

La sopa constituye la comida ideal para desintoxicar tu organismo y favorecer tu salud. Rica en vitaminas, hidratante, saciante… Solo necesitas una condición importante: elegir los mejores ingredientes. Y puedes hacerlo todo el año o en curas de 3 a 7 días, sea cual sea la estación, incluso ahora en verano, te irán perfectas. En "Desintoxícate con sopas" encontrarás la receta que necesitas y descubrirás:

  • 12 buenas razones para “vestir” tu organismo de verde: luchar contra la fatiga y el estreñimiento, fortalecer tus huesos, embellecer tu piel…
  • Los mejores ingredientes y sus puntos fuertes para mantener la línea y la salud: frutas, verduras, hierbas aromáticas.
  • 100 sabrosas recetas de temporada, con sus beneficios saludables: antioxidante, diurética, adelgazante, revitalizadora.
  • Programa detox con menús completos.
  • Cuáles son las frutas y verduras de temporada para aprovechar al máximo su poder terapeútico y desintoxicante.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

21 de septiembre: Día Mundial del Alzheimer (2011)

En 2050 se registrarán más de 113 millones de casos de demencia en todo el mundo

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Alzheimer, FEEN: LA FUNDACIÓN DEL CEREBRO presenta el Informe “Impacto socioeconómico de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias”, algunas de sus conclusiones son:

  • Llevar a cabo actividades preventivas podría lograr reducir en 12 millones de casos en todo el mundo.
  • Los gastos sanitarios de enfermos de Alzheimer son un 34% mayores que los derivados de una población similar sin la enfermedad.
  • En España, la mayor parte del gasto ocasionado por la demencia corre a cargo de la familia del paciente, pero si recayese sobre la Sanidad Pública supondría un 10% de todo su presupuesto.
  • La mortalidad atribuible a las demencias se asemeja al de enfermedades como el cáncer o enfermedades vasculares y es una de las primeras causas de discapacidad.
  • Un 75% de los familiares al cuidado de enfermos de Alzheimer sufre estrés y un 50% depresión.

21 de septiembre de 2011.- Los datos reflejados en el Informe “Impacto socioeconómico de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias”, elaborado por el equipo de expertos de la FEEN: LA FUNDACIÓN DEL CEREBRO confirma que los casos de demencia se incrementan de forma exponencial con la edad. El equipo ha sido coordinado por la Dra. Cristina Prieto y han colaborado la Dra. Eimil Ortiz, el Dr. Carlos López de Silanes y el Dr. Marcos Llanero. Así, mientras su prevalencia se sitúa por debajo del 2% en el grupo de edades comprendidas entre los 65 y 69 años, este valor se duplica cada 5 años, alcanzando un 10-17% en el grupo de 80 a 84 años y llegando a valores del 30% por encima de los 90 años. De esta forma se calcula que, en 2050, en España, habrá más de un millón de enfermos, mientras que, en todo el mundo, la cifra llegará hasta los 113 millones. “Por tanto, es previsible una auténtica epidemia mundial en los próximos años, debido al envejecimiento progresivo de la población”, asegura el Dr. David A. Pérez, Director General de FEEN: LA FUNDACIÖN DEL CEREBRO.

Mejor prevenir

“No obstante, se calcula que llevar a cabo actividades preventivas, permitiría retasar la aparición de la Enfermedad de Alzheimer y, por tanto, reducir unos 12 millones los casos mundiales en 2050”, mantiene el doctor Pérez. La demencia es un síndrome clínico caracterizado por un deterioro persistente y progresivo de las funciones cerebrales superiores (memoria, lenguaje, orientación, cálculo o percepción espacial, entre otras), con la consiguiente pérdida de la autonomía del enfermo, cada vez más dependiente de los demás, en detrimento de su actividad sociolaboral y la de sus cuidadores. “Aunque la Enfermedad de Alzheimer supone entre un 60% a un 80% los casos de demencia, existen numerosas patologías que también la producen, como por ejemplo las producidas por enfermedad vascular cerebral, siendo ésta la segunda causa más frecuente”, explica la coordinadora del estudio la Dra. Cristina Prieto.

Otros problemas

La demencia aumenta la carga de morbilidad de las personas afectadas, con especial incidencia de problemas de índole vascular (17,9% padece cardiopatía isquémica, 32,3% ictus cerebrales), riesgo de caídas (el 17,7% de los pacientes sufre alguna fractura), infecciones (el 14% ha tenido neumonía) y depresión (más de la mitad de los pacientes). Además, es también un factor de riesgo importante de ingreso hospitalario, ya que se incrementa de manera muy significativa la estancia media de los pacientes (78,11 días frente a 6,9 de media), siendo además los ingresos médicamente complejos. De hecho, los gastos sanitarios de enfermos de Alzheimer son un 34% mayores que los derivados de una población similar sin la enfermedad. La mortalidad atribuible a la demencia (30% en varones, 50% en mujeres mayores de 85 años) se sitúa en un nivel cercano al de otras enfermedades como el cáncer o las enfermedades vasculares. Además, es una de las principales causas de discapacidad en los países de nuestro entorno: provoca una mayor dependencia que enfermedades como el ictus, la enfermedad de Parkinson o las enfermedades cardiovasculares. “A pesar de ello, la demencia no constituye habitualmente una prioridad de salud pública, con la dificultad que esto implica para la puesta en marcha de programas de prevención en estadios precoces”, comenta el Dr. David A. Pérez. “No obstante, nuestro país es pionero en la salvaguarda de la autonomía y dignidad del paciente con demencia, gracias a la elaboración del Documento Sitges 2009, que sienta las bases éticas y legales de atención al paciente con demencia”.

Gasto familiar

En España, la mayor parte del gasto ocasionado por la demencia corre a cargo de la familia del paciente (87 % frente al 13% asumido por fondos públicos). Esto hace que el coste económico esté infravalorado, lo que no permite una buena planificación presupuestaria. Aun así, se calcula que, en 2004, el gasto total fue de 8.200 millones de euros, lo que habría significado, de haber sido asumido por el presupuesto total de sanidad, el 10% de los gastos; por otro lado, el coste anual por paciente oscilaba entre 18.000 y 52.000 euros, según la gravedad de la demencia. “Dentro de las medidas que pueden reducir el coste total de las demencias figuran el diagnóstico precoz, la implementación de un tratamiento en las fases leves y el empleo de alternativas terapéuticas no farmacológicas”, explica la Dra. Prieto. Por otra parte, se calcula que el paciente con enfermedad de Alzheimer precisa de unas 70 horas de cuidados a la semana, que recaen, principalmente, sobre los familiares. Dichos cuidadores muestran un incremento considerable de enfermedades psicológicas y físicas: hasta el 75% sufre estrés y el 50% depresión, lo que origina una pérdida de calidad de vida y una institucionalización más temprana del paciente.

Sin diagnosticar

El Informe “Impacto socioeconómico de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias” de la FEEN: LA FUNDACIÖN DEL CEREBRO, también señala que, en nuestro país, existe una proporción muy importante de demencias no diagnosticadas, especialmente en las fases más leves, debido a una falta de concienciación social, y a una escasa planificación sanitaria pública (falta de formación y de infraestructuras adecuadas); a pesar de que el diagnóstico precoz ha demostrado claramente una reducción de la repercusión social y del impacto económico de la enfermedad. “No obstante, la sospecha de demencia se ha convertido en el primer motivo de consulta en neurología, lo que contrasta con la escasez de tiempo disponible por paciente y la falta de unidades especializadas. Es necesario implementar programas globales que permitan un diagnóstico precoz, un tratamiento multidimensional y un abordaje multidisciplinario que abarque no sólo al enfermo sino también a los cuidadores principales, que permita reducir la carga sanitaria, social y económica de las demencias”, concluye el informe.

Relacionados

Comentarios de los visitantes