Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Ram Das Experience, un templo de yoga y bienestar... para estar radiante

El pasado mes de abril en Nutriguia.com celebramos con Ram Das Experience su tercer aniversario... Fue un placer, de lo más sensorial, descubrir este centro de belleza y yoga. Y en especial sus tratamientos estrella Natural Karam un método exclusivo, basado en la energía, cuya filosofía es que para estar guapa por fuera hay que sentirse bien por dentro. Te contábamos que muy pronto lo pondríamos en práctica... pero que ya de entrada sonába fantástico. Pues lo hemos hecho a finales de junio y hoy no podemos dejar de contarte nuestra experiencia. Ha sido fantástico. Ginebra nos ha transmitido toda su energía natural, con un placentero masaje en la cara, cuello, cabeza, espalda... "En realidad sus dedos eran como los de un ángel". Y tengo que confesar que he notado esa energía, porque con los ojos cerrados... he visto tonos violeta, azules, rojizos... Una sensación muy extraña, pero placentera. Confieso que ha sido la primera vez que he sentido algo así. Y conste que no ha sido mi primer masaje...

Además la piel de mi rostro sí estaba radiante, resplandeciente, después de este tratamiento estrella en Ram Das Experience: Un facial Natural Karam Belleza Energética. ¡Guau! Muy recomendable. A la vuelta de las vacaciones nos apuntaremos a una clase de yoga, porque también puedes apuntarte a yoga en este centro.

"Porque para nosotros no hay separación entre el cuerpo y el Alma. Y no hay nada fuera que te pueda dar lo que llevas dentro. En Ram Das te ofrecemos una experiencia inolvidable"... Y así ha sido.

Dónde están:

  • RamDas Experience
  • C/Anotonio Toledano nº 36, local 14
  • 28028 Madrid
  • Metro O´Donnell (salida Doctor Esquerdo Impar)
  • Teléfonos: 649 67 73 80 y 91 2 82 44 25
  • www.experienciasramdas.com

"Tu también puedes", un libro en el que Carlota Corredera cuenta como consiguió adelgazar 60 kilos

Comprar el libro Comprar el libro

Carlota Corredera una de las presentadoras más famosas de la televisión, nos explica en este manual cómo consiguió perder 60 kilos en un año. Has leído bien: ¡60 kilos! Su mensaje es bien claro, si ella ha podido, tu también podrás, si también lo necesitas. Así de sencillo.

Carlota Corredera presenta su primer libro "Tú también puedes"

Desde que contó públicamente que había perdido 60 kilos tras dar a luz -conste que no tiene ningún reparo en decirlo en televisión siempre que sale el tema- se ha convertido en referente involuntario para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, la gran pandemia del siglo XXI. En este libro asume la responsabilidad de contar cómo ha conseguido recuperar su salud y salir del grave riesgo cardiovascular en el que se encontraba tras ser madre en junio de 2015. Sí como todas las personas con un exceso de peso tan alto, también Carlota corría graves peligros de salud.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El cerebro de las personas con sobrepeso no recibe adecuadamente las señales de saciedad

  • En la búsqueda de información sobre por qué algunas personas tienden a comer de más, un pequeño estudio sugirió que el cerebro actuaría diferente ante un estómago lleno, según el peso de la persona.

En un estudio cerebral por imágenes sobre 18 voluntarios, investigadores hallaron que aquellas personas con peso normal y sobrepeso tenían distintos patrones de activación cerebral como respuesta a las señales estomacales de "saciedad".

Los participantes con sobrepeso mostraban menos actividad en un área del cerebro conocida como amígdala posterior izquierda. La amígdala regula las emociones y tiene un papel clave en el apetito y la alimentación. Estos resultados son la primera evidencia de relación entre la amígdala izquierda y la sensación de saciedad, afirmó el doctor Gene-Jack Wang, autor principal del estudio e investigador del Laboratorio Nacional Brookhaven.

Wang explica que los resultados sugieren también que una menor actividad en esa región explicaría por qué algunas personas siguen comiendo cuando el estómago está moderadamente lleno.

Cada participante del estudio tragó un globo, que entonces era inflado con agua, vaciado, e inflado de nuevo, a volúmenes que variaban entre el 50 y el 70 por ciento. Durante este proceso, los investigadores usaban resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI) para examinar los cerebros de los sujetos. A estos también se les pidió durante las diversas fases del estudio que describieran cuán lleno sentían su estómago. El equipo halló que los voluntarios con sobrepeso sentían menos saciedad que los participantes con peso normal cuando el estómago se distendía moderadamente. En aquellos con sobrepeso, la amígdala estaba menos activa.

Los científicos observaron también una gama de hormonas que regulan el sistema digestivo, para ver si desempeñaban algún papel en las respuestas a las sensaciones de saciedad. La grelina, una hormona conocida por estimular el apetito y causar saciedad a corto plazo, mostró la mayor relevancia. Los investigadores constataron que los individuos que tenían los más altos incrementos en los niveles de grelina después de que sus estómagos estuvieran moderadamente llenos, presentaban también la mayor activación de esa región del cerebro. Esto sugiere que la hormona grelina puede controlar la reacción de esa región del cerebro a las señales de saciedad enviadas por el estómago.

Los resultados, para Wang, indican que la amígdala sería un buen objetivo para las terapias de descenso de peso. Eso incluiría medicamentos y terapia conductual.

En otro estudio, explicó Wang, el equipo halló que algunas personas podían suprimir el deseo de comer delante de los alimentos que más les gustaban y que eso, a su vez, modificaba la actividad en la amígdala.

Esto significa, precisó el autor, que la terapia conductual modularía la actividad de la amígdala y el apetito en algunas personas.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.