Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Bálsamo para después del champú al extracto esencial de olivo

¿Cabello sin densidad, sin cuerpo? Hoy en Nutriguia.com te presentamos la solución para regenerar tu cabello. Toma nota.

Los Laboratorios Klorane seleccionan el extracto esencial de olivo por sus propiedades anti-edad, principio activo patentado. Este extracto aumenta el grosor de la fibra capilar y revitaliza el cuero cabelludo y el cabello, gracias a su agua activa, extraída de la carne de la oliva y separada del aceite, que ofrece un concentrado de polifenoles, azúcares, vitaminas y minerales.

Relacionados

Cocina con Aina y conviértete en un superchef

Comprar el libro Comprar el libro

Un libro que te ayudará a perder el miedo a los fogones, escrito por la popular finalista del concurso MásterChef Junior Aina Roglan, con prólogo de Jordi Cruz.

Este libro va dirigido a todas aquellas personas, tanto niños como adultos, que no saben cocinar, aquellas que empiezan desde cero o bien que saben muy poquito. Con él perderán el miedo a los fogones y aprenderán a comprar un producto, manipularlo como es debido y sacar un plato para dejar a todo el mundo boquiabierto. Pasarán un buen rato con la familia y los amigos y desconectarán de todo.

Publicado por Now Books y lleno de fotografías, el libro va dirigido a principiantes de todas las edades. En sus páginas desvela las claves para dominar la cocina: cómo cortar el pollo, la carne y el pescado, hacer un buen caldo o un fumet, sofrito, salsas, majados, qué herramientas necesitamos, y recetas básicas y con su sello personal, como Gazpacho de remolacha, Ensalada de lentejas y cuscús, Lasaña de verduras, Mi puré de calabaza (con un toque de curry), Bacalao con samf-Aina, Suquet de rape, Fricandó de ternera (su plato favorito), Rossejat de fideos, Tartar de salmón, Lomo a la sal con puré de manzana... Y por último deliciosos postres como Coulant de chocolate, Torrijas, Mini magdalenas, Tarta de Santiago o el Bicocho a mi manera.

“En tus manos tienes un libro escrito con el corazón y cocinado desde la pasión y la tenacidad infinitas que caracterizan a esta joven cocinera. Un libro que puede hacer mucho por ti si tú pones el esfuerzo y la energía necesarios”

Jordi Cruz, Chef del restaurante ABaC, jurado de MasterChef

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

21 de septiembre: Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer (2014)

En España se diagnostican cada año unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer

  • Unas 600.000 personas padecen Alzheimer. Dentro de 35 años podrían existir más de 1,5 millones de pacientes.

  • Algunos estudios han llegado a indicar que unos hábitos de vida saludables pueden reducir el 40% de los casos de Alzheimer.

  • Entre un 30 y 40% de los casos de Alzheimer podrían estar sin diagnosticar. Solo están diagnosticados un 20% de los casos que aún son leves.

Según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en España, unas 600.000 personas padecen Alzheimer, la forma de demencia más frecuente que el el domingo, 21 de septiembre, conmemora su día mundial. De acuerdo a los datos manejados por la SEN el número de afectados por esta enfermedad aumentará de forma muy considerable en las próximas décadas, hasta el punto de que en 2050, podrían existir más de 1,5 millones de personas afectadas en España. Según los últimos registros, cada año se diagnostican unos 150.000 casos de demencia, de los cuales unos 40.000 corresponderían a nuevos casos de Alzheimer.

“Debido al progresivo envejecimiento de la población, está previsto que estas cifras aumenten de forma muy considerable en las próximas décadas. Además, la mejora de las condiciones socioeconómicas, los avances en el tratamiento médico y la mayor supervivencia después del inicio de la enfermedad harán crecer el número de afectados”, explica el Dr. Guillermo García Ribas, Coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN. “En este sentido prevención, diagnóstico temprano e investigación son los tres aspectos básicos para conseguir frenar el previsible avance de la enfermedad”.

Prevención

Existen una serie de factores que pueden ayudar a modificar de algún modo el inicio de la enfermedad. Algunos estudios han llegado a indicar que unos hábitos de vida saludables pueden reducir el 40% de los casos de Alzheimer.

“Aunque no está aún clara la relación de causalidad con ciertos factores de riesgo sí que se ha demostrado que cuando la enfermedad se instaura en un cerebro con mala salud los síntomas se manifiestan antes. Un cerebro con buena salud puede enfrentarse y defenderse del Alzheimer con mucha más eficacia. Puesto que estamos hablando de una enfermedad que suele aparecer en personas ancianas, un retraso en la aparición de la enfermedad puede significar que ésta no aparezca nunca”, señala el Dr. Guillermo García Ribas, quien recuerda que, aunque la enfermedad también se puede presentar en individuos jóvenes, la inmensa mayoría de los casos va a debutar a partir de los 60 años, duplicándose la prevalencia cada 5 años a partir de esa edad.

“Potenciar las actividades cognitivas (leer, estudiar, hablar varios idiomas, practicar juegos intelectuales, relacionarse con gente, participar en actividades de grupo), controlar los factores de riesgo vascular (azúcar, colesterol, hipertensión, obesidad), llevar una alimentación equilibrada, realizar ejercicio físico y abandonar el hábito del tabaco, son las medidas preventivas a llevar a cabo”.

Detección precoz

La SEN estima que entre un 30 y 40% de los casos de Alzheimer podrían estar sin diagnosticar. Una cifra que es mucho mayor, cercano al 80% de los casos, en pacientes cuya enfermedad aún se encuentra en un estadio leve. Pero potenciar el diagnóstico temprano es fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes porque, aunque no hay cura para la enfermedad, sí hay tratamiento.

En la actualidad hay cuatro fármacos que pueden mejorar los síntomas cognitivos conductuales y funcionales de la enfermedad. Además, son fármacos que pueden estabilizar entre uno y dos años la evolución de los síntomas y que pueden incluso retrasar la necesidad de ingreso en residencia. Según los datos manejados por la SEN entre el 20 y el 37% de las personas ingresadas en residencias geriátricas padecen demencia.

“El problema ante el que nos encontramos con mucha frecuencia es que, como la enfermedad tiene una forma de aparición variada y tiene un desarrollo gradual, el estadio inicial puede pasar desapercibido. Para los pacientes y familiares resulta complicado distinguir los primeros síntomas del Alzheimer de los cambios propios de la edad”, explica el Dr. Guillermo García Ribas. ”Por eso es importante recordar que la edad, por si misma, no produce demencia. La edad puede hacer que disminuya la agilidad a la hora de aprender o a la hora de recordar, pero la edad no explica la pérdida de recuerdos o los fallos repetidos en la memoria cotidiana”.

Actualmente el 18,5% de los pacientes que acuden a una consulta de Neurología lo hacen por alteraciones de memoria o sospecha de deterioro cognitivo. En mayores de 65 años, ya supone el 35% de las consultas.

Investigación

Aunque en los últimos años se han producido importantes avances en el conocimiento del enfermedad, así como en su diagnóstico temprano, desde la SEN se ve como necesario seguir impulsando esfuerzos para fomentar la educación sanitaria de la población sobre cuáles son los primeros síntomas y promover una coordinación eficaz entre atención primaria y especializada que garantice la mejor respuesta ante los pacientes.

“La investigación clínica diagnóstica y terapéutica sigue siendo crucial. Es una línea prioritaria de muchos centros de investigación públicos o privados. Es esencial ser cada vez más precisos con el diagnóstico y las enfermedades asociadas, así como evaluar nuevas terapias en fases muy iniciales de la enfermedad o en sujetos con un riesgo muy elevado de demenciarse. También es necesario potenciar las unidades clínicas de demencias, los bancos de cerebros, los estudios clínico-patológicos, los proyectos de neuroimagen anatómica y funcional y los centros clínicos que sustenten la investigación”, destaca el Dr. Guillermo García Ribas.

Relacionados

Comentarios de los visitantes