Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

¿Falta de vitalidad en tu cabello y uñas? Arkocapil Expert es la solución

Sol en exceso, cloro, sal... nuestro cabello grita a voces: SOS. La llegada del otoño y los excesos cometidos durante el verano hacen que el pelo tienda a volverse más frágil y perder vitalidad durante esta época del año. Además, es frecuente una caída del cabello mayor de lo habitual en esta estación. ¿A qué lo has observado con cierto temor? No hay problema. Hoy en Nutriguia.com te ofrecemos la solución Unos complementos que encontrarás en tu farmacia y parafarmacia habitual. Se trata del nuevo Arkocapil Expert, un complejo que aporta brillo y vitalidad al cabello gracias a su composición, rica en vitaminas (Biotina, Vitamina B6, Vitamina D, Ácido fólico), aminoácidos (Cistina, Metionina y Arginina) y minerales (Zinc y Cobre).

El sexo que queremos las mujeres

Y cómo disfrutarlo

Comprar el libro Comprar el libro

Habla de sexualidad lúdica, de juegos, hormonas, la chispa, sexualidad 2.0, conductas atípicas, comunicación, orgasmo, disfunciones... Carme Sánchez, la autora de este libro, es sexóloga y hace más de veinte años que atiende pacientes en su consulta. La mayoría son mujeres con una experiencia común: no consiguen disfrutar del sexo. En El sexo que queremos las mujeres la autora recoge casos reales y desarrolla un concepto clave: el sexo es un juego, el juego de los adultos. Este libro te ayudará a replantear tu visión de la sexualidad, a restarle ansiedad y a saber qué quieres y cómo lo quieres. Sintonizar con tu cuerpo y conocerlo a fondo para disfrutar —ya sea a solas o en compañía, tengas la edad que tengas y sea cual sea tu orientación sexual— es la premisa básica. ¡Qué interesante!

«Carme Sánchez entierra un pensamiento recurrente: que sobre sexo, nada queda por aprender. ¡Mentira!» —Anna Alós

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Masticar más para comer menos

Confirmando lo que mucha gente intuía, un nuevo estudio indica que masticar mucho la comida (40 veces antes de tragar) no sólo facilita la digestión sino que también reduce el apetito, al menos en la muestra de adultos jóvenes y sanos que ha sido examinada por los investigadores.

NC&T, Mayo 2012

El equipo de James Hollis y Yong Zhu, especialistas en ciencia de los alimentos y nutrición humana en la Universidad Estatal de Iowa, Estados Unidos, investigó a 20 estudiantes de esa universidad, a quienes se les dio un metrónomo y se les pidió que masticaran cada vez que éste marcara un tiempo, teniendo que masticar 15 veces la mitad del grupo y 40 veces la otra mitad. Los investigadores monitorizaron el apetito de los sujetos y tomaron muestras de sangre para estudiar las hormonas y los niveles de glucosa en plasma.

Cuando la gente masticaba la pizza 40 veces antes de tragar, experimentaba una reducción mayor en la sensación de hambre.

Además, en estas personas se registró un aumento en la CCK, que es una hormona relacionada con la sensación de llenura y saciedad.

También se constató en estas personas una reducción en la grelina, una hormona que estimula al cerebro para que se incremente el apetito.

El hecho de que, en comparación con masticar mucho, el hacerlo poco mitigue menos la sensación de hambre, va acompañado de la circunstancia de que, a menudo, en la vida ajetreada de muchas personas, se tiende a masticar poco la comida porque hay prisa en comer. Zamparse a la carrera el almuerzo, desayuno o lo que sea, estaría por tanto actuando de un modo que favorecería más el ganar peso que el perderlo.

Por supuesto, a veces no hay más remedio que comer rápido, sobre todo cuando el momento de salir a trabajar está cerca, pero sería aconsejable que siempre que se dispusiera de suficiente tiempo, la gente masticara bien lo que come. No sólo se lo agradecería su estómago por ver reducida su carga de trabajo y poder así hacer mejor la digestión, sino que también sería una vía fácil de ayudar al cuerpo a evitar el sobrepeso.

Comentarios de los visitantes