Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

TriXera Nutrition, el confort que tu piel necesita

Especial para pieles sensibles secas

Los Laboratorios Dermatológicos Avène aportan hoy una respuesta a las necesidades de toda la familia con TriXera Nutrition, una gama de higiene y cuidado que proporciona a la piel hidratación, flexibilidad y suavidad de forma duradera.

Combina unos activos escogidos por su buena tolerancia, con el fin de preservar hasta las pieles más sensibles, y que permiten disminuir la sequedad cutánea, limitar la evaporación del agua y restaurar la barrera alterada característica de las pieles secas.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Un 54 % de la población española no sigue una dieta equilibrada

  • Se celebra en Barcelona el I Taller sobre alimentación saludable organizado por Marbú Effective (Artiach®) y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC)
  • España duplica el consumo recomendado de grasas saturadas
  • Solo un 38 % de la población come fruta y un 43% consume verduras y hortalizas diariamente
  • El 62% de la población española adulta padece sobrepeso u obesidad

Está científicamente demostrado que mantener una dieta sana y equilibrada, evitar los malos hábitos y seguir unas pautas de ejercicio físico tiene unos efectos muy beneficiosos para la salud. Sin embargo, nuestro ritmo de vida, las prisas, los compromisos de cada día, los cambios en los patrones de compra (ya no vamos al mercado cada día sino que compramos para provisionarnos) provocan que destinemos poco tiempo a comer y en ocasiones, por comodidad o pereza, preferimos preparados alimenticios que son caros y poco saludables.

En la actualidad un 54% de la población española reconoce no seguir una dieta equilibrada. Además, según datos extraídos de la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española (ENIDE) llevada a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), España duplica el consumo recomendado de grasas saturadas. De hecho, la ingesta de éstas se sitúa en un 12% frente a la cantidad recomendada por la AESAN de mantener el consumo por debajo del 7%. Así mismo, también se desprende de la misma fuente que solo un 38 % de la población come fruta y un 43% consume verduras y hortalizas diariamente. Este desajuste puede provocar consecuencias para la salud. Prueba de ello es que el 62% de la población española adulta padece sobrepeso u obesidad. Invertir esta tendencia nos convertirá en personas más sanas y con una vida más saludable.

No obstante y aunque parezca contradictorio cada vez estamos más preocupados por seguir una alimentación saludable. Prueba de ello son los dos datos extraídos del World Panel Lifestyle de TNS que dice que “un 70% de los consumidores buscan productos sanos” y un “75% de los consumidores se preocupa más por la alimentación que hace cinco años”.

Aprendiendo a comer

Estas y otras cuestiones sobre salud y hábitos alimenticios se han debatido en el marco del I Taller sobre alimentación saludable organizado por Marbú Effective (Artiach®) y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), una autoridad en España en esta materia.

En él han participado el Dr. Javier Aranceta Presidente de la SENC y Profesor de la Cátedra de Pediatría de la Universidad del País Vasco; la nutricionista Joy Ngo especializada en Salud Pública por la Universidad de Boston e investigadora del Parc Cientific de Barcelona y Cristina Maldonado, Doctora en Ciencias Químicas por la Universidad de Barcelona y Responsable de Nutrición de Artiach®, que han aportado nuevos datos sobre esta problemática social.

Para el Dr. Aranceta, “el compromiso por parte de todos los componentes de la sociedad: Administraciones Públicas, expertos en el tema, empresas del sector privado y consumidores es clave para fomentar unos hábitos alimenticios saludables en la población y conseguir una salud exenta de riesgos” y añade que “existe evidencia médica consistente de que la sustitución en la dieta de las grasas saturadas por las insaturadas reduce el riesgo de enfermedad coronaria entre el 2 y el 3%”.

Por su parte, Joy Ngo comenta que “en la actualidad la globalización y la evolución social nos llevan a cambiar hábitos y perder nuestra alimentación tradicional” y afirma que “debemos aprender a comer”. Para esta experta “la mitad de lo que comemos debería provenir del mundo vegetal”.

En este sentido Cristina Maldonado responsable de Nutrición de la firma Artiach comenta que “los consumidores cada vez demandan más productos saludables sin renunciar al sabor” y subraya que “en el futuro el I+D será clave en el desarrollo de productos saludables”. En Artiach, “hemos conseguido que las galletas Marbú Effective apenas contengan grasas saturadas (solo 0,07g) sin alterar el sabor”.

El control de las grasas

Siempre que hablamos de alimentación y salud nos enfrentamos al problema de las grasas. Existen en nuestra alimentación diferentes tipos de grasas, algunas de ellas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Las grasas cumplen diversas funciones beneficiosas para nuestro organismo, ayudan a la absorción de algunas vitaminas, son una fuente de ácidos grasos esenciales y de energía, favorecen la textura y el aroma de muchos alimentos, etc. Sin embargo no todas son saludables ya que el abuso de algunas de ellas pueden provocar un incremento del peso corporal y derivar en enfermedades como la diabetes, la obesidad, el colesterol o los problemas cardiovasculares.

Existen diferentes tipo de grasas en los alimentos: las saturadas también conocidas como “grasas malas” porque en exceso pueden aumentar el nivel de colesterol “malo”. Éstas las podemos encontrar en la carne de los animales que viven en tierra, en los huevos, los lácteos enteros, helados y crema de leche y también en algunos alimentos vegetales tales como el coco, la semilla y el aceite de palma. Otro tipo de grasas son las mono insaturadas que se encuentran en el aceite de oliva y las poli insaturadas que las encontramos en las semillas, pescados y frutos secos.

Un consumo elevado de grasas saturadas y de manera periódica provoca que el hígado eleve considerablemente el nivel de colesterol malo y esto repercuta significativamente en un aumento de peso y como consecuencia de ello en problemas cardiovasculares. Para controlarlo basta con seguir algunas pautas alimenticias y en nuestros hábitos diarios para mantener a raya nuestra dieta

Algunas recomendaciones

La dieta occidental es bastante rica en grasas por eso conocer bien en qué tipo de alimentos se encuentran aprendiendo a combinar los alimentos que tenemos a nuestro alcance nos permitirá llevar una alimentación más adecuada y equilibrada.

Reducir el consumo de carne roja a una vez por semana y sustituirla por carne magra como el pollo, el pavo o el conejo, eliminando siempre la piel y la grasa visible, es una recomendación en la que coinciden todos los expertos. A la hora de cocinarlas, siempre es preferible utilizar una parilla o sartén y cocinarlas a la plancha con poco aceite.

Por otro lado es muy importante incrementar considerablemente la ración de legumbres, frutas y verduras e ingerirlas diariamente. En cuanto a lácteos y derivados mejor si son desnatados o semidesnatados.

Siempre controlar la ingesta de edulcorantes artificiales y cuando tengamos que elegir algún snacks que sean bajos en grasas saturadas. Y por supuesto evitar el consumo de tabaco y el sedentarismo y aumentar la práctica de actividad física.

Por una alimentación más saludable: el reto de la industria

En este sentido la industria alimentaria vive un momento en el que la tendencia es unir investigación e innovación para conseguir productos alimenticios con unos perfiles nutricionales cada vez más sanos y equilibrados, acordes con la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad). Esta iniciativa iniciada en el 2005 por el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), y pretende impulsar iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables, principalmente a través de una alimentación sana y de la práctica regular de actividad física.

Artiach subscribió el compromiso con la Estrategia NAOS en 2005, comprometiéndose de esta forma a trabajar para mejorar la salud de la población desarrollando productos que puedan formar parte de una dieta variada y equilibrada. Todos sus productos llevan incorporada la información nutricional en el envase.

Comentarios de los visitantes