Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Avalan la seguridad de las dietas bajas en hidratos como tratamiento del sobrepeso

  • Investigadores gallegos prueban la fiabilidad de forzar por esta vía la quema de grasas

Los hidratos de carbono que comemos son procesados hasta su molécula básica, la glucosa, y representan la fuente inmediata de energía para el organismo. La quema de grasas responde, en cambio, a un proceso más exigente y el organismo recurre a ellas en dos escenarios fundamentales: periodos de ayuno y falta de ingesta de carbohidratos.

ABC, Abril 2018

Cuando se registra un déficit de carbohidratos el cuerpo entra en un estado de cetosis, aquella situación metabólica en la que el organismo reacciona a la falta de aporte de energía inmediata activando los mecanismos para descomponer las grasas. La proliferación de dietas de adelgazamiento apoyadas en este planteamiento encendió las alertas de la comunidad médica, advirtiendo de los riesgos de una exposición no controlada y prolongada a estados de cetosis. Ahora, investigadores gallegos, a través de la Unidad de Obesidad de Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), avalan la seguridad de la cetosis y afirman su utilidad en los tratamientos de adelgazamiento para pacientes con obesidad o sobrepeso.

Un ensayo clínico de intervención nutricional publicado en la revista «Endocrine» —impulsado por la multinacional PronoKalGroup, especializada en terapias médicas para la pérdida de peso—ha supervisado durante cuatro meses el estado de salud de pacientes sometidos a estados de cetosis, mediante la medición de su PH sanguíneo, del volumen de cuerpos cetónicos y de su nivel de glucosa en sangre, obteniendo en cada medición valores estándar que confirmarían la seguridad de esta práctica. «Esperamos que la reciente publicación de esta investigación en una revista internacional de prestigio contribuya a desestigmatizar la cetosis como mecanismo fisiológico dentro de un proceso de pérdida de peso llevado a cabo con control médico, pauta dietética, de actividad física y apoyo emocional para poder hablar seriamente de los beneficios que aporta ala paciente», expone Diego Bellido, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF) y uno de los investigadores principales del estudio.

Según las conclusiones del estudio, el estado de cetosis inducido por una dieta rica en proteínas pero reducida en hidratos de carbono, conduce a la utilización de las grasas como fuente de energía llegando a conseguir que «más del 90% del peso que pierde el paciente sea de masa grasa, siempre que se asocie a una pauta dietética y de actividad física adecuada». Así, el ensayo clínico realizado en la Unidad de Obesidad del CHUS, registró cómo «tras cuatro meses de tratamiento con dieta citogénica pautada, «de los 20 kilos perdidos de media por los pacientes en estudio, 18,2 eran a expensas de grasa». El dato, subrayan los promotores del estudio, contrasta con la estimación calculada para las dietas hipocalóricas más convencionales, en las que el 25% del peso perdido corresponde a masa magra.

Los investigadores señalan aún otras dos ventajas adicionales: las dietas cetogénicas reducen el apetito y favorecen que el paciente se sienta activo, un efecto psicoestimulante, probablemente heredado de la etapa prehistórica, que facilitaba y predisponía a los individuos para la búsqueda de alimento tras periodos de ayuno.

Relacionados

Comentarios de los visitantes