Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Arkoreal Jalea Real Royal´fruits, un producto top como reconstituyente

Con goji, granada y baobab

La Jalea Real es el complemento alimenticio más consumido en España. Su riqueza en proteínas, vitaminas y minerales hacen de ella un “cóctel nutritivo”, como bien sabemos es el alimento de las abejas reinas. Aun así, a pesar de que ya de por sí es estupendo, en Laboratorios Arkopharma han querido mejorar su increíble fórmula… Todo un reto…. ¡Y lo han conseguido!

Por ello, hoy en Nutriguia.com os presentamos la última novedad de la gama: Arko Real Fruits que asocia a la jalea real tres súper alimentos: Bayas de Goji, Granada y Baobab.

  • Las bayas de Goji son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales. Han sido utilizadas tradicionalmente en China para aumentar la longevidad.

  • El extracto de Granada es rico en polifenoles y antocianósidos, un coctel antioxidante de gran interés.

  • El Baobab es un árbol cuya pulpa es muy rica en nutrientes y fibra.

Estos tres tesoros de la naturaleza, unidos a las propiedades de la jalea real, hacen de Arko Real Fruits un producto TOP como reconstituyente.

Comer es una historia

  • Lo que usted no sabía (pero comía)
  • Un paseo gastronómico universal

Comprar el libro Comprar el libro

Un exhaustivo viaje a través de la historia de la gastronomía, desde los tiempos prehistóricos hasta la actualidad, pasando por Al-Andalus y América, el restaurante y el gluten. Y España como fondo de pantalla. Este libro promete una lectura de lo más interesante...

¿Quién inventó las primeras conservas? ¿Cuándo surgió el primer restaurante? ¿Quién enseñó a Europa el uso del tenedor? ¿Cuándo se acuñó el término gastronomía y por qué? ¿Es la dieta mediterránea una creación americana? ¿Cocina fusión cinco siglos antes de que naciera el término? Del primer chasquido del fuego hasta el pan sin gluten, este libro propone un menú transversal por la historia, como nunca habías leído.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

¿Por qué la falta de sueño aumenta el apetito?

Muy Interesante, 16de Junio de 2010

Un equipo de biólogos estadounidenses ha logrado aislar genes que regulan el conflicto sueño-hambre. El hallazgo, que aparece publicado en el último número de Current Biology, arroja luz sobre cómo escoge el cerebro entre distintas conductas claves para la supervivencia.

Estudios anteriores mostraban que los sistemas neuronales que controlan el sueño y la alimentación en los mamíferos están interconectados, de modo que la falta de sueño hace que tengamos ganas de comer y el hambre quita las ganas de dormir. Sin embargo, se sabía poco sobre los genes y bases neuronales de esta interacción.

Para encontrar una explicación, investigadores de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Massachusetts examinaron a la mosca de la fruta Drosophila melanogaster, que cuenta con genes similares a los de los mamíferos para controlar el sueño, la vigilia y el metabolismo. En primer lugar, los científicos determinaron que en las moscas la privación de alimento les producía insomnio, lo que significa que la falta de comida afecta sus conductas de sueño del mismo modo en que lo hace sobre el sueño de los mamíferos.

Tras realizar un 'screening' inicial de 2.000 genes, identificaron cerca de 12 genes implicados en la interacción entre alimentación y sueño. Entre esta docena de genes, eligieron dos -Clock (Clk) y cycle (cyc)- que juegan un papel en la regulación del reloj biológico de las moscas de la fruta y que están también presentes en los mamíferos. Examinando a moscas de la fruta con y sin los genes Clk y cyc en condiciones de privación de alimento, demostraron que las moscas hambrientas que no tenían ambos genes dormían tres o cuatro veces menos, en comparación con aquellas que sí poseían estos genes. Así, los resultados demostraron que los genes ayudaban a conciliar el sueño en condiciones de privación de la alimentación.

"Sabemos que el cerebro está conectado para realizar más de dos acciones a la vez, pero era menos evidente el rol que los diferentes genes jugaban en estas acciones", ha explicado Alex Keene, autor principal del estudio.

Comentarios de los visitantes