Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Bálsamo para después del champú al extracto esencial de olivo

¿Cabello sin densidad, sin cuerpo? Hoy en Nutriguia.com te presentamos la solución para regenerar tu cabello. Toma nota.

Los Laboratorios Klorane seleccionan el extracto esencial de olivo por sus propiedades anti-edad, principio activo patentado. Este extracto aumenta el grosor de la fibra capilar y revitaliza el cuero cabelludo y el cabello, gracias a su agua activa, extraída de la carne de la oliva y separada del aceite, que ofrece un concentrado de polifenoles, azúcares, vitaminas y minerales.

Relacionados

Curso de cocina para novatos

De principiante a aficionado sin complejos

Comprar el libro Comprar el libro

Nueva edición, revisada y actualizada de un manual de cocina imprescindible tanto para amantes de la gastronomía como para principiantes.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El consumo de frutas y hortalizas de color rojo previenen el cáncer de próstata

Platos como el gazpacho o el salmorejo son idóneos para los meses de verano

El tomate es el alimento que más cantidad de licopeno posee, por lo que es recomendable que los varones lo tengan presente en su dieta habitual

Madrid, 31 de julio de 2012. El consumo de frutas y verduras ricas en fibra favorece la prevención del cáncer de próstata, pero si además éstas poseen licopeno, su acción en este sentido es aún mayor. El licopeno es un pigmento vegetal que pertenece a la familia de los carotenoides, rico en propiedades antioxidantes, que es el encargado de dotar de color rojo a frutas y hortalizas, tales como la sandía, las fresas, las cerezas o los pimientos rojos. Eso sí, el tomate es el alimento que más cantidad de licopeno contiene, por lo que el Círculo de Braquiterapia Prostática recomienda que los varones lo consuman de forma habitual como parte de una dieta equilibrada.

El licopeno es soluble en grasas, por lo que si se consume con un poco de aceite de oliva, el organismo lo asimila mejor. De este modo, platos típicos veraniegos como el gazpacho, el salmorejo, las ensaladas o el salpicón de marisco, en el que se combinan tomate y pimiento rojo, son idóneos para proteger la próstata de la aparición de un posible tumor.

Asimismo, el calor favorece también que el licopeno sea absorbido por el cuerpo humano, por lo que una buena forma de consumirlo es mediante el tomate cocinado. Así, se dispone de una gran variedad de salsas con las que aportar licopeno a las pastas, carnes y pescados.

Los beneficios del licopeno se basan en su capacidad de proteger a las células del estrés oxidativo que provocan los radicales libres, principales responsables de la aparición de tumores, enfermedades cardiovasculares y del envejecimiento. Además, tiene la capacidad de producir la regresión de ciertas lesiones cancerosas.

Revisiones periódicas para una detección precoz del cáncer de próstata

Al margen de que se incluyan en la dieta alimentos que favorezcan a la protección contra el cáncer de próstata, es de vital importancia que los varones se sometan a revisiones periódicas para comprobar la presencia de cáncer en la próstata. Este tipo de tumor es de carácter asintomático, por lo que cuando el paciente empieza a tener molestias, suele estar bastante extendido.

Por ello, los hombres de más de 50 años (45 si existen antecedentes familiares) deben ir al urólogo al menos una vez al año para someterse a unas sencillas pruebas que determinen la salud de la glándula. Con una detección a tiempo, las probabilidades de curación aumentan en un 90%.

Además, cuando se detecta a tiempo, es posible aplicar tratamientos poco invasivos para el paciente y con efectos secundarios mínimos, tales como la braquiterapia prostática. Este procedimiento consiste en la implantación de pequeñas semillas radiactivas (Iodo-125) en el interior de la próstata mediante unas finas agujas inyectadas a través del perineo. Es un proceso ambulatorio que no precisa de ingreso hospitalario, por lo que el paciente puede retomar su rutina habitual a los pocos días.

Comentarios de los visitantes