Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Motet, la nueva coctelería de moda en Madrid

El corazón del Barrio de las Letras alberga desde hace unas semanas un novedoso concepto de coctelería de manufactura propia.

Aguardientes gallegos, destilados premium y vocación rompedora están en la base del nuevo establecimiento de la madrileña calle de Lope de Vega.

Tras una discretísima y elegante fachada, el número 30 de la madrileña calle de Lope de Vega encierra, desde hace algo más de un mes, la pequeña y original coctelería MOTET.

En el antiguo nombre de la vía, Cantarranas, se han inspirado los responsables del establecimiento para recrear, mediante la decoración, el fondo de un estanque, donde algas y batracios conviven bajo la superficie del agua, observados muy de cerca por un pequeño escuadrón de escafandras/taburete. Divertido, acogedor y único: así es Motet.

El local, casi secreto, responde a un concepto absolutamente inédito en el mundo de la mixología y que refleja bien la personalidad de su joven bartender, Judith Walde. Ni vodka, ni ginebra: aguardiente gallego de uva albariño. Ésta es la base, el ingrediente diferenciador que Judith utiliza en todos sus cócteles. Así, podemos imaginar que si el propio 007 pidiera en la barra de Motet su habitual vodka Martini “mezclado, no agitado”, una sonriente Judith le diría: “ Mr. Bond, ¿y si en vez de vodka le echo aguardiente gallego?”. Y luego le explicaría que el vodka tiene un sabor casi neutro y que su versión del Martini usa aguardiente de albariño traído directamente de Vigo gracias a su socio gallego Gerardo González.

Con un aforo aproximado de 60 personas, esta nueva coctelería de la calle Lope de Vega ofrece una curiosa carta de mezclas con nombres tan sugerentes como Sexo en Sanxenxo o Barsinson, en cuya composición se encuentra el aguardiente gallego en el que Judith macera diversas frutas y botánicos para ofrecer, a un precio único de 8 euros, una experiencia distinta a sus clientes. Por supuesto, no renuncia a la carta clásica de cócteles como el Cosmopolitan o el Pisco Sour al mismo precio único de 8 euros y, para los menos arriesgados y siempre por idéntico desembolso, todo un abanico de combinados con marcas premium.

Pero también se puede tomar café “todo el día o toda la noche”, como reza la carta. Café solo o en cualquiera de sus versiones, incluidos caralliños (carajillos), que se ofertan a 2’90 euros y que, junto con la queimada (3 euros) constituyen otro guiño a la “galleguidad”.

Auxiliada tras la barra por Reyson, Judith Walde rescata la figura del bartender clásico: eficaz, midiendo cantidades y dosificando el tiempo necesario para que cada mezcla sea irreprochable. Además, en esta era en que la prisa es norma y tomar una copa se ha convertido en algo uniformado por las modas, Motet recupera el placer de la charla con ese terapeuta de las barras que siempre fue el camarero “ilustrado”. En esta pequeña coctelería saben que en el tiempo necesario para elaborar un cóctel y en el rato que pasamos degustándolo, no hay nada más triste que el silencio. Y, si el cliente es poco hablador, siempre puede escribir algo en el posavasos. Pida prestado un bolígrafo a Judith.

Datos:

  • Motet Coctelería
  • C/ Lope de Vega, 30
  • 28014 Madrid
  • @motetmadrid
  • Abierto desde las 17h, excepto lunes.

Comentarios de los visitantes