Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Luce tu mejor cara con Innéov Pre-Hyaluron

  • Innéov Pre-Hyaluron aporta todos los ingredientes necesarios para conseguir una piel más joven activando la síntesis de ácido hialurónico desde el interior
  • Su acción anti-aging consigue mejoras en los ocho signos de envejecimiento cutáneo

En cualquier época del año, el cuidado de la piel es fundamental si quieres lucirla sana y radiante, si bien tras el verano la necesidad de mimar nuestra piel se vuelve más urgente. Ya sea por la exposición continuada al sol o por las horas que pasamos en el exterior, es una realidad que nuestra piel sufre mucho durante la época estival. Innéov tiene la solución para conseguir que luzcas una piel más joven: Pre-Hyaluron aporta los activos clave para generar ácido hialurónico[1], ayuda a mantener la juventud de la piel y combate los principales signos de la edad.

El sabor de Paradores

  • Con motivo del 90 aniversario de la cadena pública, se publica el libro que descubre el secreto de las mejores recetas de tapas de la mano del chef Mario Sandoval

Con motivo de su 90 aniversario, Paradores de Turismo ha publicado el libro “El sabor de Paradores”, editado por Lerner TF Editores y patrocinado por Heineken, que desvela cómo se elaboran en sus cocinas 96 tapas que se pueden degustar en sus establecimientos de toda la geografía española.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Millones de personas con síndrome metabólico pueden padecer déficit de vitamina E

Una nueva investigación ha mostrado que las personas con síndrome metabólico son propensas a necesitar bastante más vitamina E que las personas sanas, lo cual podría ser un grave problema de salud pública, en vista de los millones de personas aquejadas por ese síndrome, a menudo vinculado a la obesidad.

NC&T, Enero 2017

Este estudio, realizado por el equipo de Maret Traber, de la Universidad Estatal de Oregón en la ciudad estadounidense de Corvallis, también ha dejado claro que las pruebas convencionales para medir los niveles de vitamina E en la sangre podrían tener una precisión limitada comparadas con aquellas hechas en los laboratorios de investigación, hasta el punto de que las primeras pueden estar en realidad enmascarando un problema subyacente.

La vitamina E, uno de los micronutrientes más difíciles de obtener a través de la dieta, es un antioxidante importante para la protección celular. También afecta a la expresión genética, interviene en la función inmunitaria, ayuda en la curación de heridas y a mitigar el daño de la aterosclerosis, es importante para la visión y la función neurológica, y en gran medida evita que la grasa se vuelva rancia.

En algunas naciones, un sector muy grande de la población presenta déficit de vitamina E. Por ejemplo, se estima que en Estados Unidos el 92 por ciento de los hombres y el 96 por ciento de las mujeres no consiguen una ingesta diaria adecuada de ella a través de su dieta. Está en niveles elevados en las almendras, en el germen de trigo, así como en varias semillas y aceites. En niveles mucho más bajos, también se encuentra en algunas verduras, como espinacas y col rizada.

La nueva investigación indica que las personas con síndrome metabólico necesitan de un 30 a un 50 por ciento más de vitamina E que aquellas que están sanas en general.

En una investigación anterior, Traber y sus colegas comprobaron que las personas con síndrome metabólico tienen una menor biodisponibilidad de vitamina E. El nuevo estudio demuestra claramente que esta gente necesita una mayor ingesta de esta vitamina.

En países como Estados Unidos, más del 30 por ciento de la gente es obesa, y más del 25 por ciento de los adultos cumplen los criterios que definen el síndrome metabólico, colocándoles en un riesgo bastante mayor de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, causas principales de muerte en el mundo desarrollado.

Fuente: American Journal of Clinical Nutrition

Comentarios de los visitantes