Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Este verano, protege tu rostro con RoC® ¿Y el resto del año?... También

4, 3, 2, 1... ¡Verano! No dejes de incluir en tu maleta las cremas solares de RoC® podrás disfrutar del sol mientras cuidas y proteges tu piel

¿Manchas solares en tu rostro? No olvides protegerlo adecuadamente, recuerda que... más vale prevenir, que curar. Las manchas solares son muy difíciles de eliminar, una complicada tarea. Cada vez son más las mujeres preocupadas por las consecuencias que provoca la exposición solar en su piel. A mí me preocupa, y mucho. Por esta razón, y sabiendo que el sol es una de las principales causas de envejecimiento, proteger y cuidar mi piel frente a los rayos del sol se ha convertido en una rutina esencial en verano, pero también durante todo el año. Al ir de paseo al aire libre, cuando pasamos horas en la piscina, los fines de semana en la sierra, al practicar deporte... debemos estar protegidos.

Desde Nutriguia.com te deseamos un verano feliz y divertido. ¡Aprovéchalo!

Relacionados

"Tu también puedes", un libro en el que Carlota Corredera cuenta como consiguió adelgazar 60 kilos

Comprar el libro Comprar el libro

Carlota Corredera una de las presentadoras más famosas de la televisión, nos explica en este manual cómo consiguió perder 60 kilos en un año. Has leído bien: ¡60 kilos! Su mensaje es bien claro, si ella ha podido, tu también podrás, si también lo necesitas. Así de sencillo.

Carlota Corredera presenta su primer libro "Tú también puedes"

Desde que contó públicamente que había perdido 60 kilos tras dar a luz -conste que no tiene ningún reparo en decirlo en televisión siempre que sale el tema- se ha convertido en referente involuntario para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, la gran pandemia del siglo XXI. En este libro asume la responsabilidad de contar cómo ha conseguido recuperar su salud y salir del grave riesgo cardiovascular en el que se encontraba tras ser madre en junio de 2015. Sí como todas las personas con un exceso de peso tan alto, también Carlota corría graves peligros de salud.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El Componente Neuronal de la Obesidad

Noticias de la ciencia y la Tecnología, 6 de Septiembre de 2010.

¿Por qué dos personas pueden comer los mismos alimentos ricos en grasas y calorías, haciéndolo en cantidades proporcionalmente iguales a su estatura, y una se vuelve obesa y propensa a la diabetes, mientras que la otra mantiene una silueta delgada? Esta pregunta ha desconcertado desde hace mucho tiempo a los científicos. Ahora, los resultados de una investigación ofrecen una explicación al misterio: Durante la gestación, en el cerebro en desarrollo del feto es prefijada una tendencia hacia un determinado peso corporal.

Bajo la dirección de Tamas Horvath, catedrático de medicina comparativa y profesor de neurobiología, obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad Yale, el equipo de investigación estudió la misma cuestión en grupos específicos de ratas. Estos animales habían sido criados con el propósito de que su vulnerabilidad a la obesidad inducida por la dieta fuera conocida antes de que se les sometiera a dietas ricas en grasas y calorías.

Los animales que se volvieron obesos ya tenían una diferencia importante en una parte del cerebro dedicada a gestionar la alimentación. Las neuronas que deben emitir una señal de saciedad cuando el individuo ha comido lo suficiente, son mucho más lentas en los animales con ese problema, porque son inhibidas por otras células. En animales resistentes a la obesidad, estas neuronas indicadoras de la saciedad son mucho más activas, y por eso siempre están listas para enviar señales de saciedad al resto del cerebro y a tejidos periféricos cuando el individuo ha consumido suficiente comida.

Parece, por tanto, que este "cableado base" del cerebro es un factor determinante en la predisposición de cada individuo a desarrollar obesidad. Lo observado durante este estudio respalda la idea de que la voluntad personal está menos implicada en la propensión a la obesidad de lo que se creía. La obesidad, argumenta Horvath, está más relacionada con las conexiones que se forman en nuestro cerebro durante el desarrollo.

Horvath destaca otras consecuencias no deseadas de estos mecanismos cerebrales perturbados. Aquellos sujetos que son vulnerables a la obesidad inducida por la dieta también desarrollan inflamación cerebral. En cambio, quienes son resistentes a la obesidad inducida por la dieta no desarrollan esa inflamación cerebral.

La obesidad inducida por la dieta se ha vuelto uno de los problemas médicos más preocupantes en Estados Unidos, dada su alta incidencia en la población. En particular, el índice de obesidad en la infancia ha llegado a niveles sin precedentes. Debido a que la genética por sí sola no puede explicar la oleada de obesidad en la sociedad estadounidense, es obvio que los malos hábitos alimentarios, fomentados por la cultura culinaria del país, son una causa.

El punto de vista emergente de los expertos es que, aparte de la genética, en la gestación el impacto materno sobre el cerebro en desarrollo probablemente sea decisivo en el "diseño" de esos circuitos de control de la alimentación, determinando así en un grado importante la vulnerabilidad o resistencia del individuo frente a la obesidad.

Relacionados

Comentarios de los visitantes