Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Sepai Gen Decode en Cosmeceutical Center: tratamientos antiaging a la medida

Llega la Cosmecéutica Genómica Personalizada

El diagnóstico genético es una herramienta que permite determinar las causas genéticas del envejecimiento de la piel y estudiar la predisposición y las posibles tendencias a la inflamación, la deshidratación, la hiperpigmentación…

“Los análisis genéticos nos aportan una valoración clínica integral que ayuda a ofrecer una solución adaptada al cuidado de la piel de cada individuo, con un 100% de precisión, a través del diseño de fórmulas específicas y a medida” explica la farmacéutica Inmaculada Canterla.

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Dos antioxidantes parecen prevenir el cáncer de ovario

  • Un estudio italiano muestra que la ingesta elevada de isoflavonas y flavonoles disminuye el riesgo de desarrollar este tipo de tumor.

JANO.es, 28 Agosto 2008

El consumo elevado de dos tipos de flavonoides –antioxidantes químicos que se encuentran en los vegetales- puede ayudar a las mujeres a prevenir el cáncer de ovario.

Es lo que sugiere un estudio italiano, firmado por investigadores del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri de Milán, quienes han observado que las mujeres que consumen más isoflavonas y flavonoles presentan un riesgo menor de desarrollar este cáncer.

Publican en el "International Journal of Cancer" que estudios de laboratorio han permitido observar que los flavonoides tienen propiedades antitumorales, además de efectos antioxidantes.

Los autores compararon la ingesta de flavonoides de 1.031 mujeres diagnosticadas de cáncer de ovario epitelial y de 2.411 mujeres hospitalizadas por otras enfermedades no oncológicas.

Tras ajustar otros factores, como el uso de anticonceptivos orales, el número de hijos o la historia familiar, concluyen que aquellas mujeres que declararon una mayor ingesta de flavonol presentaron un riesgo de cáncer de ovario un 37% inferior que las que consumieron menos esta sustancia. La alta ingesta de isoflavonas redujo el riesgo de este tumor en un 49%.

No se halló relación entre la ingesta de otros cuatro tipos de flavonoides y el riesgo de cáncer de ovario.

Los autores recuerdan que las isoflavonas se encuentran en el té y los alimentos basados en soja, cuyo consumo se ha asociado a un menor riesgo de este tipo de tumor. Por su parte, los flavonoles se encuentran en muchas frutas y verduras.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.