Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Si las personas con riesgo cardiovascular comen nueces... mejoran su salud

Así lo acredita un estudio realizado por la Universidad de Navarra y publicado por el Journal of The American Dietetic Association estadounidense. Por tanto, promover la dieta mediterránea sin olvidar el consumo regular de nueces, en personas con riesgo cardiovascular, permite mejorar sus patrones alimentarios. Algo muy sencillo y apetecible.

Un estudio realizado por la Universidad de Navarra y publicado en el número de Julio de la prestigiosa revista científica Journal of the American Dietetic Association asegura que promover la dieta mediterránea suplementada con frutos secos, básicamente nueces, junto con una buena información, puede mejorar el patrón alimenticio de una persona sin enfermedades cardiovasculares pero con factores de riesgo (hipertensión, diabetes, obesidad, sedentarismo…).

El estudio se enmarca en el ensayo multicéntrico PREDIMED, que investiga los efectos positivos de la dieta mediterránea en la prevención de padecer enfermedades del corazón. Los investigadores contaron con la participación de 1551 hombres y mujeres de entre 55 y 80 años y los dividieron en tres grupos: el primero seguía una dieta suplementada con frutos secos (básicamente nueces), el segundo seguía una dieta suplementada con aceite de oliva y un tercero una dieta de control, baja en grasas. A los participantes de los dos primeros grupos se les ofreció una formación nutricional individual y se les realizaron entrevistas de seguimiento. Al tercer grupo se le dio un folleto con consejos.

Comer sano

Tras 12 meses de interactuar con los voluntarios y motivarles, el estudio concluye que quienes consiguieron interiorizar más la importancia de comer sano y de seguir la dieta mediterránea fueron los dos primeros.

Una vez más, podemos comprobar la necesidad de comer nueces para nuestra salud. Son muchos ya los estudios que demuestran que comer un puñado de nueces al día es muy importante para prevenir enfermedades cardiovasculares. El fruto del nogal no solo nos aporta ácidos Omega 3 (que el cuerpo humano es incapaz de producir), antioxidantes, potasio, magnesio y multitud de compuestos fotoquímicos que reducen el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades crónicas sino que, además, ayuda en el proceso de adaptarnos a una dieta mediterránea.

Relacionados

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.