Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Las leguminosas disminuyen el ritmo de replicación de células tumorales, según una investigación española

EL MEDICO INTERACTIVO, 6 de Febrero de 2006

Un grupo de investigación de la Unidad de Nutrición Animal de la Estación Experimental del Zaidín, entidad perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas ubicada en Armilla (Granada), ha demostrado que las leguminosas pueden ejercer efectos beneficiosos sobre el organismo como la reducción de la probabilidad de padecer cáncer de colon, puesto que disminuye el ritmo de replicación de células tumorales.

En colaboración con científicos de la Universidad de Milán, que ya habían demostrado los efectos beneficiosos de las proteínas de soja sobre la colesterolemia, estos expertos han detectado que la incorporación de proteínas de leguminosas a dietas para ratas da lugar a un menor peso relativo de su intestino grueso, reducción que estos granadinos han relacionado con una menor proliferación celular y con una prevención del cáncer de colon.

Por otra parte, han estudiado los efectos de los llamados inhibidores de proteasas, presentes en las leguminosas, sustancias que inhiben la actividad de las enzimas que produce el organismo para facilitar la digestión. Así, aunque pueda parecer que son perjudiciales, se ha observado que, en cantidades normales, no afectan negativamente al proceso digestivo, según informó Andalucía Investiga, el programa de divulgación científica de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa en un comunicado.

Además, se ha detectado que cuentan con efectos beneficiosos sobre ciertos tumores, de forma que estos estudios se llevarán a cabo por medio de un proyecto de excelencia titulado Propiedades funcionales y nutricionales de los inhibidores de proteasas de la familia de Bowman-Birk en leguminosas.

Tumores digestivos

Igualmente, los científicos han demostrado que los inhibidores de proteasas inhiben el crecimiento de células tumorales in vitro. Otros investigadores han constatado efectos beneficiosos de estas sustancias sobre tumores digestivos y de la glándula mamaria que no tienen un efecto nutricional en el organismo, pero que pueden prevenir el cáncer, actuando como alimentos funcionales.

Para obtener estos resultados, los científicos han separado por procedimientos químicos los principales componentes -proteínas, carbohidratos, fibra- de varios tipos de leguminosas como haba, garbanzo o guisante para asignar un efecto determinado a un componente bien caracterizado del alimento.

Por ello, los expertos dan a un grupo de animales una ración testigo, es decir, aquella en la que su valor nutricional se conoce y también sus efectos y, paralelamente, se ofrece a otro grupo de roedores una ración equivalente a la anterior incluyendo fracciones purificadas, con lo que se puede relacionar la sustancia que se ha incorporado a la dieta con el efecto provocado en los animales.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.